Hermandad y autonomía en las relaciones


Hay un elemento que considero fino en el avance de las actitudes y comportamientos democráticos en los grupos que conforman la sociedad dominicana y es el relativo al manejo del conflicto, o de la contradicción, con integridad y libertad.

El conflicto que se da entre el amor y la unidad del grupo, entre sus partes, versus, la autonomía y salud mental de las personas.

Tanto en grupos, como es en el matrimonio o en las uniones libres, en el noviazgo, así como en grupos de ciudadanía social comunitaria, en ONG, y también en grupos políticos: la felicidad y la salud mental de las personas; a mi parecer, deben estar por encima del corporativismo grupal.

¿Cómo manejar la relación dialéctica unidad-espiritualidad amorosa y la autonomía-salud mental de las personas, sin ansiedad? Creo que poniendo por encima la integridad de cada persona, nuestros derechos humanos fundamentales, de cada una, de cada uno, por encima del todo.

Varias de las programaciones psico-social-culturales de nuestra sociedad dominicana son: el apego, la idea de conservar la estabilidad a cualquier precio, el temer al sufrimiento necesario que conlleva un duelo cuando hay que distanciarse cuando las diferencias nos neutralizan y nos debilitan, y no contamos con las herramientas, los acuerdos y el compromiso estable para trabajarlas.

Se trata entonces de alejarnos para Salvar: 1) la salud, 2) el núcleo del yo de cada parte en las relaciones, cuidar nuestro “yo” y no permitir que se va deteriorando, 3) cuidar de que no se vaya afectando la motivación, el empuje para vivir, y 4) preservar el buen trato a distancia. Y no vivir atados/as por no saber reconocer las diferencias, y no saber estar en soledad nutritiva e íntegra, con respecto a colectivos.

El temor a sufrir en soledad y en la distancia es una de las causas fundamentales de la violencia en las relaciones humanas

Y francamente hay seres humanos que están unidos en grupos que no comparten las mismas prioridades en términos de valores, de los objetivos que animen compromisos, no comparten una cultura común para relacionarse, y difieren en horizontes estratégicos, y en tácticas, por lo tanto. La distancia no sucede porque falta la claridad y la convicción para reconocer que en determinadas relaciones la distancia es sanadora.

Y tomar el valor, y saber estar de lejos, y a la vez de cerca, espiritualmente, y seguir cultivándonos a solas, de a poquito, en nuevos colectivos, y en nuevas relaciones.

Otras consecuencias de la situación de la dependencia emocional o el apego dependiente, son la tensión, el estrés y la violencia; emociones que se combinan con reconciliaciones o lunas de miel, falsas. En la teoría de la violencia de género a eso llamamos el ciclo de la violencia. Parte de los resultados son: la debilidad, un estancamiento psico-social, y mucho más, repito, la ocurrencia de distintos tipos de violencias.

Estar lejos no significa menos amor, menos familia, menos hermandad.

Significa tener el ideal superior de vivir la vida en paz. Es vivir en unidad y en hermandad, pero de lejos.

Un de lejos donde podamos vivir sin apegos y sin ansiedad. Un de lejos que es optar por vivir duelos, y perder ilusiones. Ilusiones todas que son amarres de nuestros egos debilitantes.

Hay que saber estar solas, solos, y saber estar acompañadas/os. Hay que saber amar de lejos, o de cerca, como sea más constructivo, y es saber preservarnos.

Y de lejos, o de cerca, estar constructivamente para con nosotros mismos, para con todas y todos, con todo, pero sin dependencias.

¡Que viva la unidad espiritual amorosa sin dependencias. Qué viva una nueva cultura de paz en la sociedad dominicana!

http://elmunicipio.com.do/contentsreflex.aspx?key=802

Por una modernidad con alma: la apuesta de Mukien Adriana Sang Ben

Mukien Adriana, en este artículo nos habla de algunas de las distintas utopías de la humanidad por siglos. Termina asociando la patria como el amor, la solidaridad ,en un terruño. Denuncia el materialismo, el amor al dinero, como el signo que prevalece en el siglo XXI, y apuesta a la utopía de la dignidad y la solidaridad humana, como su norte, y el norte que nos propone. Y se aleja del desconcierto,  de la banalidad, en que mucha gente está sumergida. La política, luce encadenada, y a la violencia en las relaciones interpersonales. El amor al  dinero hace sufrir en las relaciones de hermandad, estamos sufriendo  por esta escala de valores. Mukien Adriana rechaza la modernidad sin alma.
A leer a Mukien Adriana!!!!

mildred dolores mata
----




ENCUENTROS

 ¿Patria?

Por:  Mu-Kien Adriana Sang Ben

Patria,
jaula de bambúes
para un pájaro mudo que no tiene alas,
Patria,
palabra hueca y torpe
para mí, mientras los hombres
miren con desprecio las pies sucios y arrugados,
y maldigan las proles largas,
y en cada cruce de caminos claven una bandera
para lucir sus colores nada más...

Canto triste a la patria bien amada (fragmento), Héctor Inchaustegui Cabral

Decía Fustel de Coulanges, el célebre historiador francés del siglo XIX, que la patria es aquello que se ama y constituye la razón para luchar.  Inspirado en los movimientos políticos de la época,  como el liberalismo político, el intelectual, desde su cátedra universitaria, instaba a los jóvenes a amar y luchar por la patria, que en aquella época era  una utopía.   Sus ideas sobre sus convicciones liberales fueron publicadas en 1864 bajo el título,  La Cité antique  o La ciudad Antigua.  Aseguraba en su obra que en la antigüedad la noción de libertad era inexistente. Y que el concepto era un logro de la modernidad de su época. Aseguraba que  la humanidad contaba con una nueva autoridad sagrada y casi  divina que llamamos patria.

La patria fue el motor inspirador de los movimientos sociales y políticos del siglo XIX en Europa y América Latina.  Gracias a esa nueva palabra, los jóvenes de entonces forjaron sus sueños y sus utopías.  A ellos, a su entrega y a sus luchas heredamos estos países nuestros que hoy se desgarran entre sí.  Entonces no me queda más nada que preguntarme ¿En qué se ha convertido la patria hoy? ¿Tiene sentido la noción de patria en los inicios de la segunda década del siglo XXI, en la era de la cibernética, de la globalización económica?  No tengo respuestas a tan grandes preguntas.  Intentando responder nacieron otras más. ¿Será que la patria fue un momento de la historia, del capitalismo emergente, del liberalismo naciente? ¿Será que hoy el neoliberalismo ha sustituido los  sujetos políticos por los sujetos  económicos? ¿Será que ya no importan los sueños, sino las realidades?

La racionalidad histórica me demuestra que cada siglo tiene sus prioridades.  El siglo XV, en el momento del surgimiento de la burguesía comercial, se necesitaban nuevos mercados, por eso se produjo la aventura del descubrimiento (¿encubrimiento?).  El siglo XVII nos trajo la expansión y las luchas internas de los imperios europeos.  Perdió en la contienda España, la más atrasada de todas.  Con el nuevo siglo, el XVIII, la burguesía fortalecida necesitaba de una reorganización del orden político.  El control de la monarquía se hacía obsoleto, la burguesía quería tener participación en el ejercicio del poder político.  Entonces surgieron nuevas teorías políticas que se guiaron por las mágicas palabras de patria y libertad.  El siglo XIX fue la consolidación, expansión y fortalecimiento de la burguesía industrial. Fuero 100 años de grandes transformaciones sociales y nuevas y novedosas producciones intelectuales. Surgieron teorías contrarias que enfrentaban al capitalismo emergente y abogaban por la construcción de una sociedad igualitaria, Marx y Engels fueron los creadores de las nuevas teorías que inspiraron los  movimientos revolucionarios del siglo XX.  En el siglo pasado el socialismo real se convirtió en pesadilla. Su peor pecado fue el secreto de la libertad.  Las tensiones de la guerra fría fueron duras, largas y sangrientas.  En las postrimerías del siglo, el capitalismo ganó la batalla.  El mundo se convirtió en un gran mercado.  La cortina de hierro fue destruida.  Entramos al reino del poder del dinero y del desarrollo tecnológico. El siglo XXI, hasta ahora, en su primera década, no ha hecho más que consolidarlo: y, más aún, demostrar que a pesar de la burbuja financiera, el capital tiene múltiples fórmulas para sobrevivir a las crisis.

La sensibilidad de ciudadana, nacida en la mitad del siglo XX, testigo de actos heroicos de jóvenes que guiados por las ansias de libertad en contra de las manos opresoras de los dictadores, de izquierda o derecha, se lamenta con el derrotero que ha tomado el mundo.  La patria es hoy una falacia, una ficción, una noción del pasado.  La patria ya no inspira a los jóvenes. Ya no es motor de grandes hazañas. La patria no es nada. El dinero lo es todo.

Mientras tanto nos quedamos sólo con el país.  Es decir, el terreno enmarcado por fronteras políticas  impuestas.  Nos hemos quedamos sin patria, solo con la triste realidad del Estado; del poder político, por el que muchos aspiran, luchan y se enfrentan, pero pocos, muy pocos llegan. La lucha por el control de aparato estatal motiva a luchas tan mordaces y sórdidas que a ninguno de los partidarios le importa pisotear a quién se interponga en el  camino.  La ciudadana está triste porque, como dicen los poetas, la patria, nuestra patria, está plagada de egoísmos, injusticias y atropellos. ¿A quién deben cantar los jóvenes? ¿Sólo al dios dinero? ¿Al individualismo y al egoísmo?  Quizás esta ciudadana que escribe es una mujer producto de su época, y  que no quiere adecuarse, a las reglas ni al estilo que le impone la modernidad sin alma.

CUANDO RESIDO EN este país que no sueña
cuando vivo en esta ciudad sin párpados…
Cuando vivo en esta ciudad sin lágrimas
que se ha vuelto egoísta…
que ha perdido su ánimo sin haberlo gastado
pienso que al fin ha llegado el momento
de decir adiós a algunas presunciones
de alejarse tal vez y hablar otros idiomas
donde la indiferencia sea una palabra obsena….
La nostalgia se escurre de los libros
se introduce debajo de la piel
y esta ciudad sin párpados
este país que nunca sueña
de pronto se convierte en el único sitio
donde el aire es mi aire
y la culpa es mi culpa…
Quizá mi única noción de patria
sea esta urgencia de decir Nosotros
quizá mi única noción de patria
sea este regreso al propio desconcierto.
Nocion de Patria, Mario Benedetti


Sosiego personal y coyuntura electoral



En estos días quiero hablar de la fortaleza de la sociedad. De lo que nos hace fuertes como colectivo.

En campaña electoral parte de la sociedad está angustiada, competitiva… y no es para menos. En el torneo electoral, como en todo torneo, unos ganan y otros pierden la justa.

Las partes intervinientes quieren ganar a cualquier precio…

Soy de las personas que cree que el estudio, la reflexión, el conocimiento, la solidaridad,la institucionalidad, la ciudadanía activa con estabilidad, nos hacen fuertes, y nada de esto es coyuntural.

Con la autonomía, con la solidaridad, sin egos debilitantes por perseguir la fama, el poder, el dinero…no hay nada que temer en la coyuntura electoral. De último minuto no deterioremos nuestro yo, ni nuestro relacionamiento constructivo.

Ni hay que hacer depender nuestra valía de elementos externos.

Si estamos internamente motivados, y si tratamos de vivir conforme a valores positivos de empatía, de superación, de solidaridad, de trabajo, con un ejercicio de ciudadanía activa, cada día, no hay que correr tras objetivos que no se construyen en una coyuntura electoral. Y estemos activos en la política, pero sin disminuir nuestra fortaleza interna de sosiego y de empatía.

Apostemos a que podamos permanecer en hermandad en nuestras relaciones, lo más que podamos…Que las elecciones no nos ganen en estados de ánimo negativos.

Abunda en estos días una cierta polarización. De a ratos, aparece el catastrofismo, cierto histrionismo…Se presionan las emociones y los sentimientos, para lograr objetivos de ganar, y la lucha del “poder por el poder” en la que se suele vivir desde hace cientos de años se limita poco para dejarnos espacios de paz y de comprensión. No permitamos que este ejercicio mal canalizado por nuestra débil institucionalidad nos invada en todo nuestro ser. Apostemos a que sobreviva la ecuanimidad, los estados de ánimo tranquilos, sin importar las circunstancias.

La serenidad caería bien en estos días.

En la sociedad dominicana hay una parte consciente, de que su estatus, sus oportunidades, sus esfuerzos, no dependen de ganadores o de perdedores coyunturales. Aislemos la ansiedad, el temor, mantengamos las relaciones constructivas por encima de todo.

Se impone la empatía, la solidaridad. Sigamos construyendo un país cuyas instituciones, así como el auto-liderazgo de cada dominicana y dominicano, no dependan de ganancias o pérdidas en unas elecciones.

Juguemos a juegos más positivos, más constructivos, y más estables.

¡Qué viva una sociedad más institucionalizada, más hermanada, y más serena! Antes, durante, y después de las elecciones.

http://elmunicipio.com.do/contentsreflex.aspx?key=785

Yeni Berenice Reynoso aporta a un Estado de Derecho en la República Dominicana

Yeni Berenice Reynoso, Procuradora Fiscal del Distrito Nacional
Yeni Berenice es una fiscal que actúa fortaleciendo la sociedad dominicana como un Estado de Derecho. Eso no lo dudemos. No se mete entre los pies de los caballos para que la pateen. No ha sido un instrumento político de nadie. No es ambiciosa de lujos, es íntegra. Eso lo constaté en la Fiscalía de Santiago, donde como perito en Trabajo Social haciendo Investigaciones  Sociales-económicas sobre denunciantes  e imputadas/os, no recibí ningún tipo de presión, conozco su valor para investigar, su cotidianidad, cuando yo no soy nada, y ella no tenía que cuidarse de mí, ni simular, no es simuladora, es estudiosa, tiene autoestima, es sensata, no anda con  sentimientos negativos, no es ingenua, cuida las personas  que están a su alrededor, no anda apurada por el poder por el poder, y es digna.

Que nadie se haga ilusiones con Yeni Berenice, es objetiva, le interesa su prestigio, credibilidad, confianza, no llegó al Ministerio Público por politiquería barata.


http://www2.listindiario.com/la-republica/2012/2/13/221579/Fiscal-dice-investigacion-sera-revelada-en-la-justicia


'La principal barrera de las mujeres es el miedo’

Mildred desmitifica el modelo neoliberal. Asegura que la sociedad multa la miseria y la estrechez. “Considera que debemos ser perfectos”.
HÉROES ANÓNIMOS

‘La principal barrera de las mujeres es el miedo’

MILDRED DOLORES MATA ES ACTIVISTA POR LOS DERECHOS HUMANOS Y TRABAJADORA SOCIAL.
Grisbel Medina R.
grisbel.medina@listindiario.com
Santo Domingo

A los 18 años, Mildred Dolores Mata (Mildrilla para sus cercanos) optó por la libertad. Tres años antes ya militaba en el Comité Revolucionario Camilo Torres, movimiento político que la llevó temprano a recorrer comunidades del campo para hablar de la igualdad entre los géneros, para combatir la marginalidad con educación.

Es trabajadora social y especialista en equidad e igualdad de género que milita en el Núcleo de Apoyo a la Mujer. Por miedo a que la violaran o la mataran en los campos, a su madre, Nuris, le aconsejaban no dejarla estudiar la carrera que le ha permitido capacitar en nueva masculinidad, inteligencia emocional, manejo de conflictos, municipalismo y género, sexualidad, derechos de niños y niñas, en fin, múltiples temáticas, que a su juicio son opacadas ñde forma interesadañ por el poder político dominicano.

Libre de complejos es la mujer de baja estatura e inteligencia descomunal que está al frente del Departamento de Trabajo Social de la Unidad de Atención a la Violencia Intrafamiliar y de Género. Mildred es una activista por los derechos humanos con la frente coronada por canas que no se pinta desde 1996.

Nació en Laguna Salada, municipio de la provincia Valverde. Aborda con sutileza y sin perder el humor asuntos dolorosos y temas muy delicados. Siendo parte de Promoción Campesina daba clases en el Seminario Santo Cura de Ars. Se ríe al considerar que ñaunque no padece de devoción enfermizañ siempre ha tenido un pie entre religión y comunismo. Incluso, les ha dado clases de sexualidad a las monjas.

Para Mildred, la sexualidad no es el sexo mercadeado por los medios de comunicación. “Siento respeto y ternura por la sexualidad. No me trago la sexualidad como pecado ni le hago caso a quienes desprecian el cuerpo y quieren dirigir el de los demás”, despacha.

En su escritorio se atienden tragedias. Esa mañana recibió a unos parientes de una niña con discapacidad que ha sido abusada por varios jóvenes de un municipio de La Sierra. Esa es una de las casi 200 historias que se ventilan diariamente en el edificio donde trabaja.

Temas
Atípica para la ojeriza conservadora, es la maestra de Ciencias Sociales, la investigadora y facilitadora de decenas de proyectos, siempre ligados a la atención y prevención de la violencia intrafamiliar, municipalidad, derechos sexuales y reproductivos, entre otros. “En mis conferencias siempre voy hablar de alguien jodío. Defiendo a las mujeres, a la gente de los bateyes, a las personas con discapacidad, a gente que nadie quiere”, confiesa de corrido.
Ella echó los dientes trabajando en los campos, con la gente que no tiene nada y lo ofrece todo; tomando café con la miseria y conviviendo con la estrechez que ahonda el modelo neoliberal. Y se considera feliz, libre y sin miedo, lo último, a su modo de ver, “la principal barrera de las mujeres”. En Santiago dirige las charlas a hombres con conductas violentas (corrige que no debe llamárseles hombres agresores). Y deja claro que la cultura de violencia es fomentada por las religiones, por la música, la literatura, por toda la sociedad.

Por las mujeres
Sus luchas a favor de sus congéneres son muchas, conscientes y consistentes. En un artículo suyo publicado en A Primera Plana, revista de la Asociación Dominicana de Periodistas con Perspectiva de Género, cita 25 razones por la que la sociedad dominicana no ama a las mujeres. A su juicio a la mayoría en la sociedad, sólo le suele interesar de la mujer vigilarla, para que no salga embarazada, para que no decida amar sin consentimiento de terceros, y que si “ame”, sea por conveniencia. Además, según la publicación de Mata, la sociedad dominicana se preocupa en controlar su cuerpo y que ella no pueda decidir qué hacer con el mismo.

“Se aprecia que todo lo de las mujeres es malo, feo y debe ser oculto. Como algo tan sencillo de que la mujer no debe lavar o tender sus ropas interiores donde se vean. Y eso se multiplica por miles de vergüenzas y de subvaloraciones”, afirma la investigadora social titulada en Intec en la Maestría Género y Desarrollo. Un asunto que considera vergonzoso es que algunos padres y madres reciban dinero para que un violador o abusador subsane un abuso contra una niña o adolescente.

En Mildred habitan muchas dominicanas. Convive la hija consagrada, la dominicana comprometida, la mujer valiente, la madre luchadora, la amiga solidaria, la compañera de fuerza, la esposa querida, mimada, respetada. Su mayor abundancia es el conocimiento, repite al despedirse. Es que adora leer, escribir, servir, hacer, emprender. Desde temprano decidió ser libre y verdaderamente lo es.

“No tengo complejos. Me encantan los pliegues. Todo lo humano me encanta”, expresa Mildred Dolores Mata mientras la fotografían.


MILDRED DOLORES MATA: MUJER Y CIUDADANA
Sus banderas de lucha son: derechos humanos de las mujeres, derecho a una vida de paz, libertad y derechos sexuales y reproductivos. Trabaja por una nueva masculinidad y por los derechos de inmigrantes haitianos y de dominicanas y dominicanos de origen haitiano. Sus esfuerzos no dejan fuera a la comunidad homosexual ni a las personas con discapacidad.

Admira: a todas las personas y a todas las cosas. Cree en la transformación de las personas, al menos que no tengan daños genéticos incurables.

Está acreditada para hablar de: ciudadanía activa, democracia, redes sociales, capital social, empoderamientos, construcción y desarrollo institucional, cohesión, solidaridad, movimientos sociales de género, feminismo, nueva masculinidad, comunicación asertiva, autoestima, inteligencia emocional, manejo de conflictos y técnicas de autocontrol emocional. También imparte talleres y conferencias de municipalidad y género, participación social de las mujeres, sexualidad y género, derechos sexuales y reproductivos de las mujeres, responsabilidad del hombre, derechos de niñas, niños y educación sin violencia.

Fuente:
http://listindiario.com/la-vida/2012/2/9/221143/La-principal-barrera-de-las-mujeres-es-el-miedo

Women's Main Barrier Is Fear

Anonymous Heroes
' Women's Main Barrier Is Fear '
Mildred Dolores Mata is a human rights activist and social worker.

Mildred demystifies the neoliberal model. Ensures that society punishes poverty and economic stringency. "[Society] considers that we must be perfect."

R. Medina Grisbel
grisbel.medina [at] listindiario.com
Santo Domingo

At the age of 18, Mildred Dolores Mata (Mildrilla to their closest friends) opted for freedom. Three years earlier she was engaged in the Revolutionary Committee Camilo Torres, a political movement that led her to an early visit to countryside communities to discuss gender equality, to combat marginalization with education.

She is a social worker specialized in [social] equity and gender equality, who is part of the Núcleo de Apoyo a la Mujer [NGO]. Because of fear of her being raped or killed in the country fields, her mother Nuris, advised her to not study a career that has allowed her to educate a new masculinity, emotional intelligence, conflict management, municipalism and gender, sexuality, children rights, in short, multiple subjects, which she believes are purposely overshadowed by the Dominican political power.

Without any complexes, this woman of short stature and enormous intelligence heads the Department of Social Work of the Domestic Violence and Gender Unit [in Santiago, Dominican Republic]. Mildred is a human rights activist with a head crowned with grey hair that she has not coloured since 1996. Born in Laguna Salada, municipality of the Valverde province. She deals, subtlety and without loosing her temper, painful subjects and very delicate issues.

Being part of Promoción Campesina she taught classes in the Seminar Santo Cura de Ars. She laughs when considering that she has no ill devotion and she has always had one foot between religion and communism. She even had taught sexual education to nuns.

For Mildred, sexuality is not the sexuality marketed by the media. "I have respect and tenderness for sexuality. I do not buy sex as sin and I do not listen to those who despise the [human] body and want to control others," she dispatches.

On her desk, tragedies are handled. One morning she received some relatives of a child with disabilities who have been abused by many young people in the municipality La Sierra. This is one of nearly 200 stories that are aired daily in the office building.

Topics
Atypical for the conservative dislike, she is a Social Studies teacher, researcher and facilitator of dozens of projects, always linked to care and prevention of domestic violence, municipality, sexual and reproductive rights, among other topics. "In my lectures I always talk about someone who is screwed. Advocating for women, people of the bateyes, people with disabilities, people who nobody wants," she confesses continuously. She threw herself working in the country field, with people who have nothing and offers everything; having coffee with the misery and coexisting with the economic stringency that is deepened by the neoliberal model. And she considers herself as happy, free and fearless, which to her view it's "women's main barrier." In Santiago, she leads talks aimed at men with violent behaviour (she corrects to not call them male aggressors). And makes it clear that the culture of violence is fomented by religion, by music, literature, throughout society.

For Women
Her fights for her kind are many, conscious and consistent. In an article published in A Primera Plana, a journal of the Dominican Association of Journalists with Gender Perspective, cited 25 reasons why the Dominican society does not love women. In her judgement, the majority in society usually are only interested in keep an eye on women, to not let them get pregnant, to not let them love without the consent of others, and if they would "love", must be by convenience. Moreover, according to this, Mata's publication, Dominican society cares to control women's body and to not let them decide what to do with it.

"It is appreciated that everything about women is bad, ugly and should be hidden. Something as simple as that women should not wash or tend their undergarments where these can be seen. And this is multiplied by the thousand of shame and undervaluation" says the social researcher with a Masters in Gender and Development from Intec. An issue she considers shameful is that some parents receive money from a rapist or abuser to remedy the abuse of a child or adolescent.

Many Dominican women live in Mildred. Lives the consecrated daughter, the committed Dominican woman, the courageous woman, the struggling mother, the caring friend, the strong companion, the beloved wife, cherished, respected. Her greatest abundance is knowledge, she repeated while saying goodbye. It's that she loves to read, write, serve, make, undertake. She decided to be free early and she truly is.

Mildred Dolores Mata: Woman and Citizen
Her battle ensigns are: women's human rights, the right to a peaceful and free life and sexual and reproductive rights. Works for a new masculinity and the rights of Haitian immigrants and Dominicans of Haitian descent. Her efforts don't exclude the gay community or people with disabilities.

She admires: everyone and everything. She believes in the transformation of people, unless they have incurable genetic damage.

She is accredited to talk about: active citizenship, democracy, social networks, social capital, empowerment, and institution-building, cohesion, solidarity, social gender movements, feminism, a new masculinity, assertive communication, self-esteem, emotional intelligence, conflict management and emotional self-control techniques. She also teaches municipality and gender workshops and conferences, women social participation, sexuality and gender, sexual and reproductive women rights, male responsibility, children rights and education without violence.

[Translation from Spanish made by me... This is my mother]

Valoremos más los recursos propios…para las mujeres

Es muy raro el hogar que esté preparado para que un hijo o una hija tengan problemas de violencia de género. Mucho menos en el varón.

Mucho menos que tengan cercanía y participación como usuarios/as en el mundo judicial.

Por eso es importante entender que para prevenir la violencia de género debemos trabajar para superar las desigualdades económicas entre la mujer y el hombre.

Y debemos superar el criar con patrones éticos diferentes según el sexo. Estos dobles estándares éticos a la larga repercuten en violencia grave.

Tenemos que hacer mayores esfuerzos para empoderar a las hembras con capacitaciones, estudios, esfuerzos, y habilidades sociales que las preparen para la autonomía económica y ciudadanía plena.

Voy a ilustrar lo que quiero decir con ejemplos.

Hay familias que han tenido la virtud de tener a su alrededor, o como parte de ellas, a personas que les enseñan a los varones, vocación laboral, un oficio valioso. También les han podido llevar a un nivel académico que les complementa para entrar adecuadamente en el mercado laboral, saben además sostener relaciones laborales, y hacen su trabajo con destreza, con arte, y son dedicados.

Pero igual no siempre pasa en igual proporción con las hembras

Varones que destacan como políticos, empresarios, o como constructores en sus respectivas especialidades (carpinteros, albañiles, vacía platos, yeseros, trabajadores de la cerámica…), o como vendedores exitosos. Para poner algunos ejemplos que llegan frescos a la mente.

Pero igual no siempre pasa en igual proporción con las hembras

En los varones, más a menudo, los resultados son: más ingresos (en el contexto de la República Dominicana, y según su estrato social), y más abundancia de contratos de trabajo.

Pero igual no siempre pasa en igual proporción con las hembras

Esa abundancia de recursos desiguales, relativamente, no ayuda a la estabilidad en el mundo de las parejas.

Esas virtudes iniciales, laborales, cognitivas, de disciplina, creatividad,…suelen dificultar las relaciones de pareja que no tienen igualmente aparejada la ética: del compromiso, de la autenticidad, y de la verdad.

En la sociedad dominicana hay escasez económica, de empleos, de capacitaciones, de planificación familiar, de estancias infantiles y las mujeres suelen tener más limitaciones para desarrollar relaciones de pareja simétricas en el ejercicio de derechos y deberes.

La responsabilidad de la planificación en las relaciones sexuales igual debe incrementarse en la hembra y en el varón.

Y con tantas diferencias se establecen relaciones desiguales que no se avizoran con buen pronóstico para la convivencia en paz.

Gran sorpresa para las familias, para colectivos diversos, para los partidos, empresas, clubes, grupos diversos, amistades…cuando ven a esas personas queridas, laboralmente virtuosas, carismáticas,….caer en la violencia de género.

Por eso, trabajemos para una cultura ética de relaciones de pareja con la verdad, con respeto, para que la abundancia de recursos desde sólo una parte no sea un problema.

Es importante que creemos condiciones iguales para que hembras y varones tengan iguales oportunidades, compartan roles y responsabilidades domésticos, se respeten, tengan similares recursos o haya una ética diferente a la del machismo.

Si seguimos criando, apoyando, y creyendo que algunas personas son mejores que otras, no nos debe sorprender, pues, que choquemos en determinados momentos, con que personas muy queridas, sean denunciadas judicialmente, se vean con órdenes de alejamiento, o sean arrestadas.

¡Cambiemos todas y todos esta cultura de discriminación de los géneros!

¡Por una cultura de paz!

¡Por mujeres y hombres igualmente empoderados y con una ética de relacionamiento similar!

http://elmunicipio.com.do/contentsreflex.aspx?key=776

¡ A mejorarnos!

Yehuda, es parte de una corriente de pensamiento espiritual que cree en la reencarnación. Su pensamiento está integrado en un grupo llamado Kabbalah. En lo espiritual animan a la superación. No soy dogmática. me encanta la trascendencia de la humanidad. Me alimenta la idea del mejoramiento, y este tipo de lectura. la comparto con ustedes. ¡A mejorarnos!

Veamos este mensaje de Kabbalah, estoy muy agradecida por lo mucho que anima a que seamos mejores personas.

Mildred Dolores Mata

-----

Una simple elección

Del 5 al 11 de febrero de 2012

Cada uno de nosotros llega a este mundo con un propósito específico que es únicamente nuestro, así como un propósito general que todos compartimos: nuestra corrección espiritual o tikún.

Como estudiantes de Kabbalah, aprendemos que nuestro tikún está formado por comportamientos negativos acumulados de vidas anteriores. Corregir estos patrones destructivos es nuestro trabajo aquí. Transformar y limpiar este “equipaje” es la forma en que alcanzamos nuestra corrección y, en última instancia, nuestra perfección.

Hay dos caminos para lograrlo. El primero empieza con el despertar de la conciencia de que: “No soy la persona que quiero ser. No puedo ser alguien que vive meramente tomando de los demás; seré alguien que da”. Como resultado de esta comprensión, empezamos nuestro trabajo espiritual.

¡Esto es un logro en sí mismo! Tomar la decisión de cambiar representa un gran paso hacia delante. Nuestra naturaleza como seres físicos es ser dominados por el Deseo de Recibir Sólo para Uno Mismo. Apartarnos de este enfoque es en realidad bastante asombroso, y no le sucede a todo el mundo.

La otra forma de completar nuestro tikún es a través de los acontecimientos externos y sus efectos. Si no llegamos a ver nuestra necesidad de cambiar, finalmente se nos requerirá que lo hagamos a través del dolor y el sufrimiento. El universo nos pegará fuerte como efecto de nuestras acciones.

De una u otra forma, al final llegaremos y acabaremos el trabajo, si no en esta vida, entonces en una futura; pero una persona que ha elegido cambiar conscientemente revela más Luz y bendiciones para ella misma y para el mundo que una que meramente reacciona a fuerzas externas.

En este mundo se nos da una simple elección: la autotransformación o el sufrimiento.

¡Ninguna de estas opciones es fácil! Cualquier cosa que merezca la pena tener es siempre difícil de conseguir, pero cuando elegimos nuestra propia transformación erradicamos el sufrimiento, no sólo de nuestra vida, sino del mundo entero.

Esta semana, recuerda que aquello que te resulte más difícil hacer es lo que viniste a este mundo a corregir.

Recuerda que los momentos en los que más quieres ser reactivo, “¡Este es mi momento! ¡Esta es mi hora para brillar!”. Sólo en estos momentos tenemos la rara oportunidad de liberarnos de la esclavitud de nuestras encarnaciones previas.


Todo lo mejor,

Yehuda

Fotos de una de mis familias favoritas: Michelle Robinson, Barack, Malia Ann y Natasha

La más pequeña, Natasha, saluda al público, a su lado Malia Ann, la mayor


De izquierda a derecha, Michelle Robinson , luego la hija mayor Malia Ann, sigue Barack Obama, y Natasha, la más pequeña










Indicadores de masculinidad violenta. Por Solange Inmaculada Alvarado Espaillat

Solange Inmaculada Alvarado Espaillat es Psicóloga y Terapeuta Familiar

Es la directora del Centro de Atencion a Sobrevivientes de Violencia de la Fiscalia del Distrito. Coordinadora y guia del grupo terapéutico "Alquimia de Mujer", dirigido a mujeres solteras por opción, divorcio o viudez. Productora y conductora del programa radial "Tratame Bien", especializado en todo tipo de violencias y nuevas masculinidades. Este artículo fue publicado en Acento, el 4 de febrero del 2012
Le recomendamos la lectura. Las negritas y letras grandes fueron hechos por la autora el Blog.


Mildred Dolores Mata
----

Rincon Familiar 


Por Solange Inmaculada Alvarado Espaillat

Es por esto que les digo a las mujeres: afinen la vista para ver, el oído para escuchar y el olfato para oler, de manera que no tengamos que tocar ni degustar la violencia

Mujeres afinen su olfato que la violencia huele

"El amor es ciego", dice un refrán popular, y por eso quise hablar del olfato, a ver si este sentido nos ayuda a las mujeres a identificar más temprano la violencia en la relaciones con los hombres.

Sé que no es fácil, pues esta sociedad sostenida en los pilares del patriarcado nos enseña, tanto a  las mujeres como  a los hombres, las conductas en nuestra manera de vincularnos, que son las que justamente sostienen los patrones violentos. Me refiero al poder y al control enseñados a los varones frente a la sumisión, obediencia y sacrificio modelados para las mujeres.

Tampoco ayudan ideas falsas sobre el amor, en las que un príncipe azul nos rescata, nos despierta, como en los cuentos de hadas, y somos felices para toda la vida. Hoy el cuento ha cambiado un poco en cuanto a lo que esperamos concretamente del príncipe azul, pero lo seguimos esperando, igual para que nos rescate.

La idea también errónea de que ese amor de pareja va a solucionar y a llenar todos los vacíos de nuestra existencia, que todo va a cambiar y va a ser perfecto por ese "amor" que nos tenemos como pareja. Todas estas creencias no nos permiten ver lo que está detrás de la cortina, y cuando venimos a darnos cuenta ya la obra va más lejos de la mitad y el libreto se nos ha perdido.

Veamos entonces algunas de esas actuaciones que se nos quedan tras bastidores y que son las señales de que algo ocurrirá mas adelante.

Lo primero es el encanto. Los hombres agresores, contrario contrario a lo que pudiéramos esperar, se presentan en principio como hombres encantadores, carismáticos, atentos, amables, agradables, caballerosos; siempre están cuando la mujer lo necesita, aparecen de la nada, no la dejan pagar una cuenta, le dan regalos, la halagan constantemente, la idealizan. CUIDADO CON ESTO.

Los celos, que en un principio son traducidos por ellos e interpretados por la mujer como amor y protección, no tienen nada que ver con esto, sino con el control y con creerse que la mujer es su propiedad ¡ALERTA!

Se presenta indefenso, cuenta historias tristes de su niñez, dificultades que ha pasado con otros amores, hace un drama para generar lástima y pena en la mujer que, socialmente, está condicionada para ser madre y cuidar de los demás. NO TE ENGANCHES

El control. Los agresores suelen ser muy controlados y muy controladores con el tiempo, la ropa que la mujer se pone, cómo se peina, a quién le habla, por cuánto tiempo, el dinero que gasta, las amistades que tiene. Esto se da en un proceso en el que él primero se fija, luego sugiere y al final se impone. ATENCION CON ESTO

El aislamiento. Los hombres agresores aíslan a sus victimas geográfica y socialmente. Las separan de sus amistades, familiares y compañeros de trabajo. Las mueven de lugar, se mudan a lugares apartados de los sistemas de apoyo para ellas. Los alegatos en un principio se refieren a disfrutar y aprovechar el mayor tiempo juntos y expresarle a ellas que son lo mas importante para ellos, lo cual termina siento una estrategia para mantenerlas solas. NO LO PERMITAS

Los golpes emocionales, cuya meta es destruir el valor personal de la víctima. Esto se logra atribuyéndole a ella la culpa de lo que ocurre, primero de hechos pequeños y aparentemente insignificantes y más tarde de la violencia que él ejerce contra ella. Además, al principio de la relación no toma en cuenta su opinión y no la escucha, para luego más adelante, humillarla, insultarla y amenazarla. CREE EN TI, NO EN LO QUE ÉL TE DICE SOBRE TI

El discurso.
Hay estrategias de comunicación típicas en los hombres agresores, que si la mujer está atenta las puede identificar. Aquí presentaré algunas. Justifica, esto es que no acepta la responsabilidad de sus acciones y dice cosas como "tuve un mal día hoy", "es que mis padres nunca me amaron", "no podía dejar que me hablaras de ese modo". Culpa, pasa la responsabilidad a otros que fueron los que hicieron que él se comportara de esa manera. Dice cosas como, "si no te hubieras puesto esa ropa, no me hubiera incomodado tanto".

Redefine. Es una variación de la táctica de culpar. Redefine la situación para que el problema no esté en él sino en otros., Por ejemplo, se adelanta una hora en el acuerdo para buscarla a su casa y ella no está lista. Él le dice "es que usas demasiado tiempo para arreglarte, porque quieres gustarles a otros hombres".
Miente, esto lo hace para controlar la situación y la información disponible. También lo hace para desequilibrar psicológicamente a su víctima. A veces de manera premeditada trata de aparentar estar diciendo la verdad cuando miente y aparenta estar mintiendo cuando dice la verdad.

Asume. Estos hombres con frecuencia asumen que ellos saben lo que los demás están pensando o diciendo y esto les sirve como justificación de su conducta.

Por ejemplo: "Yo sabia que te ibas a incomodar conmigo porque me fui a tomar una cerveza después del trabajo, así que decidí tardarme para pasarla mejor".

Minimiza. Evita la responsabilidad de sus acciones tratando de hacer que estas tengan la apariencia de no ser tan importantes. Puede decir, "no te hablé tan duro", "yo no te di, solamente te empujé", "eso es sólo un pellizco".

Habla vagamente, es decir con poca claridad para evitar responsabilidad por su conducta. Por ejemplo, "llegué tarde porque tenía algunas cosas que hacer de camino a la casa".

Como ven, es todo un cuadro lo cual nos ayuda a identificarlo y poder actuar frente a él. Es por esto que les digo a las mujeres: afinen la vista para ver, el oído para escuchar y el olfato para  oler, de manera que no tengamos que tocar ni degustar la violencia.

http://tinyurl.com/6mslocr

Autonomía y prevención de la violencia de género


En estos días he estado un poco más triste de lo acostumbrado, ante el sufrimiento que he observado en estos días con personas con las que he trabajado, personas que vienen buscando los servicios en la Unidad de Atención a la Violencia contra la Mujer, de Género y Sexual de la Procuraduría Fiscal de Santiago, en mi calidad de Trabajadora Social.

Y quiero escribir sobre un hecho: el rechazo y el irrespeto ante las parejas que eligen nuestros familiares.

Esto dificulta la objetividad y el proceso de observación y de aprendizaje de la persona en cuestión.

La violencia en las relaciones de parejas y ex parejas, genera pesar, es un poco absurda, es como un titiritero que maneja de manera, muchas veces inconsciente, a las personas que la viven, se instala de ¡tantas maneras! y por ¡tantas diferentes razones!...

Poco a poco va dominando la vida de las personas, y se alarga… Permanece durante ¡aaañooosss y aaañooosss! Suele terminar dominando todo. Se hace difícil de parar, y genera desasosiego en los familiares, principalmente. Y esto pasa sin necesidad de complicar el panorama con rechazos externos por prejuicios y discriminaciones.

Para ilustrar, unos ejemplos, son causas de rechazo: la diferencia de edad siendo ya dos personas adultas; las diferencias sociales; las diferencias raciales...

Hay que tratar de no estar interviniendo en las decisiones de las personas en cuanto a las parejas que elijan. Sean éstas, relaciones casuales, o relaciones formales.

Debemos ser más amorosos con las decisiones que tomen nuestros familiares, y no hacer muchos cálculos de “conveniencias”, no estar haciendo comparaciones en base a expectativas ideales que nos llevan a desvalorizar a las personas que eligen nuestros familiares.

La intervención de parte de la familia en las decisiones de otras, y de otros, genera inseguridad, y no ayuda a que las personas desarrollen autonomía, aprendan, maduren, en base a sus experiencias propias. Esto dificulta el crecimiento de la persona, y dificulta la construcción de su interioridad.

La psiquis humana es compleja, y llenar vacíos es una tarea que no podemos subestimar, y cuando nos metemos de manera autoritaria en decisiones de otras, otros, podemos dañar el proceso de la persona de encontrar el sentido de vivir, de llenar vacíos tan importantes como la sexualidad, el afecto, con sus propios aprendizajes, … y estos hechos delicados, lo podemos dañar, entrometiéndonos.

¿Cómo afecta esto a la pareja y cómo puede complicar una relación con violencia?

La persona rechazada puede distanciarse, albergar resentimiento, y sentir que la persona que tiene a su lado es débil, y este rechazo es un motivo para enturbiar la relación con un elemento externo. Eso baja la autoestima, y la valoración de la persona. El rechazo genera rechazo, y alimenta la violencia. Esta intervención en base a prejuicios es un elemento que se añade a los procesos propios de la dinámica en la relación de pareja, que de por sí, es compleja.

Lo triste es que son tantas las variables en la violencia de género en las parejas y ex parejas, que ésta, la intromisión de familiares, al inicio de la relación, suele pasar inadvertida en el daño que ocasiona, y olvidarse…Pero las heridas suelen irse acumulando, y poner nebulosas a una nítida comprensión del fenómeno de la violencia en la pareja y sus múltiples factores.

También está en:
http://elmunicipio.com.do/contentsreflex.aspx?key=761
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...