Código Penal y el aborto terapéutico. Demanda de Rosa Hernández, madre de Rosaura Almonte, Esperancita.

Se debate el Código Penal en República Dominicana, se quiere se permita el aborto terapéutico en tres causales: si la vida de la mujer corre peligro, en caso de violación e incesto. El Proyecto de Código Penal está en el Senado.

Uno de los casos más dolorosos y que cuestiona la negativa del aborto terapéutico es el de Rosaura Almonte, Esperancita.

El Proyecto de Código se debate, y Rosa Hernández, madre de Rosaura, pide una explicación del porqué no se le aplicó el aborto a su hija de inmediato. De haberse hecho hoy su alma no stuviese herida, confusa, indignada. Igual que cientos de miles de dominicanas y domincanos.

Desde el 15 de julio del año 2013, la señora Rosa Hernández, maestra, de Villa Altagracia, en República Dominicana, demanda explicación ante la muerte de su hija con leucemia a la que había que practicarle un aborto, pero fue aislada con el sacerdote Manuel Ruiz, y médicos, que han tenido poca claridad en las informaciones para explicar el porqué no aplicaron el aborto de inmediato, aún después de la muerte, a juicio de la madre.

¿Existen temores a ser condenados por practicar un aborto en el sector médico? La madre, sus amigas, la sociedad, las mujeres quieren claridad sobre el porqué perdió la vida Rosaura Almonte, Esperancita. Una pérdida de una hija ante una muerte y actuación debatible, una  discusión que continúa después de la muerte el 18 de agosto del 2012, un debate entre la ciencia, los derechos de la mujer  como prioritarios frente al cigoto, embrión o feto.

República Dominicana aún es de los escasos 7 países del mundo donde se niega el aborto terapéutico según el Código Penal que data del año 1884. Los restantes países son: El Salvador, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Chile, Vaticano, y la República Dominicana.

La ciudadana Rosa Hernández demanda explicación a las y los que intervinieron posponiendo la aplicación de quimioterapia, cuando se le diagnosticó leucemia, cáncer en la sangre, queriendo priorizar que el feto no fuera afectado, cuando debieron hacer el aborto de inmediato. Murieron ambos.

Los médicos actuantes, el comité de bioética y sectores jerárquicos religiosos, la ultraderecha política dominicana tienen que dar explicaciones a las mujeres dominicanas, y a la madre de Rosaura Almonte, Esperancita, doña Rosa Hernández.

La Colectiva Mujer y Salud acompaña a la madre en este proceso.

Veamos la noticia:

Periódico 7 Días

El País
15 de julio del 2013
La madre de "Esperancita" busca que se haga justicia por la muerte de su hija

Santo Domingo, Natalio Mármol

Estoy aquí para que se haga justicia por la muerte de mi hija", afirmó en la mañana de este lunes Rosa Hernández, madre de Rosaura Almonte (Esperancita),  luego de informar que interpuso una querella contra los médicos del Hospital Docente SEMMA que atendieron a su hija, pues, sospecha, pudo tratarse de un homicidio por negligencia.

“Esperancita” falleció en agosto de 2012, “tras de un conjunto de malos actos médicos o negligencias médicas” explicó la abogada Wilmara Vásquez. Fue ingresada el 2 de julio al hospital, donde se le diagnosticó leucemia aguda y se identificó la presencia de un embarazo de siete semanas. Los doctores le negaron el tratamiento oportuno para no afectar el embarazo.

El 26 de julio, 24 días después, decidieron iniciar la quimioterapia pero rehusaron a interrumpir el embarazo, poniendo en un riesgo aún mayor la vida de la joven de 16 años. Las acciones fueron pocas y tardías, “Esperancita” murió el 17 de agosto de 2012.

    Entre las peticiones que se incluyen en la querella está la solicitud al Ministerio Público de que se realice un peritaje médico para evaluar el tratamiento recibido por “Esperancita”, de manera que se defina si se incurrió o no en negligencia médica como plantea la demandante.

El mismo día, su madre solicitó una autopsia al hospital, a lo que el personal médico le respondió que no se comportaba como "una buena madre dominicana", negándole así este derecho.

En rueda de prensa convocada por la Colectiva Mujer y Salud, Glenys De Jesús, quien junto a Vásquez lleva el caso de doña Rosa, explicó que el objetivo de la acción judicial es lograr que los hechos se esclarezcan y se tomen las medidas correspondientes "para que ninguna otra madre tenga que vivir lo que ella ha vivido".

Manifestó que los hechos relatados en la querella dan cuenta además de que no se le ofreció la información médica necesaria a la paciente y a los padres para que tomaran las decisiones necesarias sobre su enfermedad y tratamiento; y que el personal del hospital invadió su vida privada y familiar.

Puntualizó que este caso presenta los tres elementos constitutivos del delito de homicidio involuntario, descrito en el artículo 319 del Código Penal: “un hecho material de homicidio, la comisión de una falta y la relación de causa y efecto entre la falta y el homicidio o los golpes y heridas”.

Entre las peticiones que se incluyen en la querella está la solicitud al Ministerio Público de que se realice un peritaje médico para evaluar el tratamiento recibido por “Esperancita”, de manera que se defina si se incurrió o no en negligencia médica como plantea la demandante.

“Esperamos que el Ministerio Público inicie la investigación en el menor tiempo posible y que de curso a las solicitudes que se incluyen en la querella”, señaló De Jesús, de la organización Women's Link Worlwide.
http://www.7dias.com.do/index.php/noticias/144285/La_madre_de_Esperancita_busca_que_se_haga_justicia_por_la_muerte_de_su_hija#.UgzQXCfZnT8
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...