"Ética para Amador", resumen, para aprender a ser librepensadora, librepensador, de Fernando Savater

En la sociedad dominicana necesitamos más educación sobre la manera correcta de relacionarnos, de no hacernos daño.

 A mí, el libro Ética para Amador, de Fernando Savater, me viene ayudando.

He decidido ir resumiéndolo para facilitar la difusión de su contenido. Lo ideal es leerlo, es agradable, muy fácil de entender...

Fernando Savater, filósofo español, autor de Ética para Amador

Fue escrito por Fernando Savater para su hijo Amador, cuando Amador era un adolescente. Data desde el año 1991. Edición revisada 2012. Editoras Ariel de  Planeta, y Paidós. México.

Veamos el resumen. Casi está terminado.

  Resumen

Introducción

La ética puede ayudar a iniciar debates sobre temas diversos, con posiciones encontradas, pero no los resuelve, pues es un pensar personal.

En la educación conviene se trate sobre aspectos sobre la ética como la libertad y sobre consideraciones deontológicas que es el tratado de las ideas sobre el deber, las reglas priorizando las decisiones internas para orientarnos en los quehaceres profesionales, y ayuda a estudiantes, profesionales, sobre los deberes, cada profesión tiene su Código deontológico o código de conducta.

El libro Ética para Amador busca ayudar a formar librepensadores.

En el libro, Fernando Savater le habla en el prólogo a Amador, sobre la relación padre e hijo, y que puede servir (añado yo) a madre e hijo, padre e hija,  madre e hija. Plantea que estas relaciones de por sí son un poco pesada, pues  padre y madre deben educar.
Le advirtió que desconfiaba un poco sobre los adultos que exageran en zalamería con la niñez, adolescencia (¡Ahí yo recordé las personas que abusan sexualmente de niños, niñas, adolescentes, pedófilos/as, o pederastas).

La verdad que sentí gran admiración  por la ternura, los ejemplos, las vivencias, de Fernando Savater para con su hijo, siendo un padre tan sensible, tan amoroso, tan alegre, con tanto humor, un escritor con tanta inteligencia, sabiduría...¡¡¡!!! También el libro es un buen material para diversificar el español, tiene muchas expresiones coloquiales, construcciones gramaticales, palabras locales de España: ampliar el vocabulario, ¡en fin...!

Capítulo 1, ¿De qué va la ética?

De la vida, conviene saber lo que conviene o no para poder continuar viviendo.  Lo que ayuda a vivir se le dice es "bueno", y lo que no ayuda a vivir se le dice es "malo".

Los animales cumplen distintas programaciones a las que se someten inevitablemente, según su naturaleza, Pero los humanos podemos escoger las acciones, y esa libertad es lo propio de lo humano.

1. Somos libres de responder de distintas maneras ante lo que nos pasa.

2. Aunque hay hechos que son difíciles de hacer, somos libres. Hay una gran cantidad de acciones que podemos hacer. Sin embargo suele gustar a algunas personas y creer, que estamos obligados a actuar de determinadas maneras, que no tenemos la culpa o no somos responsables ante situaciones por lo que hacemos, porque no tenemos posibilidades capacidades, etcétera.

Claro que hay hechos que no lo podemos hacer porque no somos omnipotentes, pero sí hay hechos, decisiones que la podemos tomar, pero que hay tener voluntad. En general no somos máquinas, ni somos automáticos.

La ética es el arte de decidir, inventar, pensar bien, conocer la realidad y nuestra persona, y decidir lo mejor para nuestra conveniencia, aunque nos equivoquemos. Si acertamos bien seremos habilidosos en el arte de vivir, y ejercer la libertad en el vivir bien.

Lecturas recomendadas para leer:

1) Hay un texto de La Iliada, de Homero. Donde se presentan todas las dudas, y razonamientos diversos en los que se debatía Héctor, el valiente guerrero de Troya que tenía que pelear contra Aquiles, de los Aqueos. Se toma como un ejemplo de que él pudo usar su libertad de pelear o no pelear, a pesar de las presiones de su contexto, de su cultura.

2) La Otra voz, de Octavio Paz. En decir un o un No de de define la naturaleza humana. Es el tema de la libertad, que es la esencia de la persona con respecto al reino animal.

3) Ética y psicoanálisis, de Erich Fromm. La persona es única, y es un ser que hasta puede elegir entre el fastidio, el disgusto, el destierro, en la vida. Se insiste en el tema de lo única que es cada persona.


 Capítulo 2. Órdenes, costumbres y caprichos

Si bien a veces no podemos elegir lo que nos pasa, sí podemos elegir qué hacer frente a lo que nos pasa.

A veces tenemos que elegir hacer algo, o decidir sobre algo, que no quisiéramos tener que participar en esa decisión, y preferimos tomar X tipo de decisión.

Las motivaciones, o razones para hacer algo pueden ser por:

1)      Órdenes, personas que tienen poder sobre nosotros, nosotras, queremos aceptar estas órdenes, porque aceptamos esa relación esos términos de la relación de obligarnos. Se puede obedecer por miedo, por afecto, por confianza, por recompensas. Es una motivación que viene de afuera.

2)      Costumbres. Respondemos automatizadamente por lo que aprendemos en la sociedad, lo que vemos. Por presión, comodidad, modas, Es una motivación que viene de afuera.

3)      Caprichos. Actuamos por que se nos antoja. Es una motivación que viene de adentro.

En los momentos tormentosos, tempestuosos, no es tan fácil decidir. Se debe  imponer lo más racional, o lo más funcional.

Al final de cada capítulo, Fernando Savater cita tres textos de distintos autores. La siguiente me encantó:

“No hemos de preocuparnos de vivir largos años, sino de vivir satisfactoriamente; porque vivir largo tiempo depende del destino, vivir satisfactoriamente de tu alma. La vida es larga si es plena; y se hace plena cuando el alma ha recuperado la posesión de su bien propio y ha transferido a sí el dominio de sí misma” (Séneca, Cartas a Lucilio).

Otros contenidos son:

Aristóteles, Ética para Nicómaco. Se señala que en los humanos están dos posibilidades: actuar, o no actuar; hacer lo bello, o lo vergonzoso…

Erich Fomm, Ética y psicoanálisis. En su vida la persona es el artista y es la obra.


Lichtenberg, Aforismos. “Sólo disponemos de cuatro principios de la  moral”:

1)      El filosófico: haz el bien por el bien mismo. Por respeto a la ley.

2)      El religioso: por Dios, por amor a Dios.

3)      El humano: porque el bienestar propio lo requiere, por amor propio.

4)      El político: por la prosperidad, el amor a la sociedad y de ti mismo.


Capítulo 3. Haz lo que quieras

No siempre que se actúa por órdenes, costumbres y caprichos estamos siendo razonables.

Para no ser robots, máquinas,… tenemos que pensar más de una vez lo que hacemos. Tenemos que crear, que inventar, nuestras decisiones. Ejemplo. A quienes les ordenaron exterminar judíos, pudieron pararse, detenerse, y pensar si eso estaba bien, si debían ¿obedecer esa orden? Y si la costumbre es el racismo, podemos no aceptar esa costumbre.

Moral y Ética

Debemos pues cultivar la ética. En el libro se usa indistintamente las palabras moral y la palabra ética. Y tanto la ética como la moral Savater las define como arte de vivir.  Las definiciones son las siguientes:

 Moral “es el conjunto de comportamientos y normas que tú, yo y algunos de quienes nos rodean solemos aceptar como válidos” Página 43.


Ética “es la reflexión sobre por qué los consideramos válidos y la comparación con otras “morales” que tienen personas diferentes.

Para determinar “lo bueno” y “lo malo” en las personas hay detenerse a ver las circunstancias, las intenciones, y los motivos en las acciones de las personas.

Para leer:

François Rebelais. Gargantúa y Pantagruel.  Si se promueve el libre albedrío, se inclina la gente a actuar por honor virtuosamente, y nos alejamos del vicio. Pero cuando la relación se basa en el constreñimiento, se tiende a violentar la virtud, y a la rebeldía. Pág. 48

Erich Fromm. Ética y psicoanálisis. La ética autoritaria se basa en creer en  el juicio de una autoridad, y la ética humanista se basa en lo que se constituye en el bienestar de la persona como criterio válido en la ética humanista.

David Hume: Investigación de los principios de la moral. Para decidir sobre las tendencias más beneficiosas a la persona está la razón, pero para decidir sobre esto está el sentimiento de lo humano como solidaridad.


Capítulo 4. Date la buena vida

Se enfatiza que se profundice en la libertad interna, en la definición interna, no en caprichos, órdenes, costumbres…Se trata no de existir  pasando el tiempo, siendo viviendo.

“Estamos condenados a la libertad…” Jean- Paul Sartre (Página 52).

Acerca del conflicto entre distintas cosas que queremos debemos tratar de ser reflexivos, y establecer prioridades, jerarquías, con una visión más a largo plazo.

Se ilustra esta idea con el Génesis, en la Biblia, donde Esaú le dio su derecho a primogenitura a su hermano Jacob, a cambio de un plato de lentejas. Aprovecha este ejemplo para decir, que Esaú pensaba que podía morirse en cualquier momento, y que no valía la pena renunciar a su deseo de comer lentejas sabrosas. Renuncia a tomar en cuenta las relaciones con las personas por una cosa, las lentejas

“Por miedo a la muerte, Esaú decide vivir como si ya estuviese muerto y todo diese igual” P. 52).

La ética no es más que el intento racional de cómo vivir mejor como un ser humano, no cómo una cosa, ni como una persona esclava. P. 56. Ser humano es principalmente tener relaciones con otros humanos. No es vivir solo/a. Las cosas son para estar en relaciones con las demás personas.

Necesitamos las demás personas para aprender a ser humanos, por lo que ser humano socialmente es una realidad cultural, se nos enseña. P. 57. En ese fenómeno cultural es importante el lenguaje, cuyos símbolos nos enseñan la significación de lo que nos rodea. El lenguaje es una realidad cultural que se desarrolla mediante el aprendizaje, aunque biológicamente tenemos el potencial, no se desarrolla solo naturalmente.

Ser humano es un acto recíproco, requiere escuchar, ser escuchado, buen trato, respeto, comprensión… Página 58. Por eso la gente no quiere que se le trate como un objeto, sin tomar en cuenta necesidades, sentimientos, opiniones, decisiones…

Darse la buena vida implica dar buena vida. P. 58

Fernando Savater recomienda ver la película Ciudadano Kane, de Orson Welles, donde un multimillonario tacaño, que sólo amaba las cosas, muere solo,, añorando un juego de su niñez, un trineo llamado Rosebud, que le recordaba cuando apreciaba el afecto que daba, sentía y recibía.

Lecturas recomendadas (Página 60)

Génesis, XXV, 27 a 24. Donde Esaú renuncia a la primogenitura por un plato de lentejas que le intercambia su hermano Jacob.

Abecedario Malévolo. Tony Duvert. Describe que la persona podría ser reducida si cree que va a morir y compara con el animal que ante la muerte: huye,  odia, astucia, tiene miedo, asesina…

Ética,  de Spinoza. La persona libre no piensa en la muerte, piensa con sabiduría en la vida.

Yo y Tú. Martin Buber.  La  persona libre…”quiere sin la arrogancia de lo arbitrario. Cree en la realidad, es decir en el lazo real que une la dualidad real del Yo y del Tú. Cree en el Destino y cree que el Destino le necesita…Pues lo que ha de acontecer no acontecerá si no está resuelto a querer lo que es capaz de querer”.


Capítulo 5. ¡Despierta, Baby!

Se recapitula sobre lo anterior. Plantea Fernando Savater que  para un buen vivir no vale querer cosas, como Esaús, que pensaba que iba morir en cualquier momento y vendió su derecho de primogenitura por lentejas. Kane quería dominar y comprar personas y cosas, pero no tenía afecto en su vida. Ambos hacían lo que querían, pero no era una buena vida. Pero…¿qué es una buena vida?  

Lo esencial de este capítulo es el pedido que hace el autor, Fernando Savater, para que no nos rebajemos, no simplifiquemos, en nuestra complejidad humana para "tener una buena vida"

Una buena vida no se consigue simplificando, como hizo Esaús: “me voy a morir” y sólo importa comer lentejas. En la vida humana hay relaciones, lealtades, retos,…Por lo que hay que complejizar, ver lo complicado de la vida. También Kane simplificó, queriendo agarrarlo todo, sus apegos a las cosas, el control de las personas, le dañaron la vida, pues trató a las personas como cosas, así creía que tenía poder sobre las personas.

Y de una cosa sólo se consiguen cosas. Tratando las personas como cosas no se consigue amistad, respeto, amor. Tratar la persona tomando en cuenta sus necesidades, sentimientos, nos humaniza, se da la complicidad, compañía inteligente que sólo se puede dar entre humanos. Página 65.

A veces damos amor, respeto, justicia, amistad…y recibimos abusos, traiciones… Pero aún no tengamos amor de otros, no perdemos el amor hacia nosotros mismos. Y si tratamos a las personas con respeto, humanamente,  tenemos el derecho a no ser tratados como cosas, y sí como  personas. Si estropeamos las relaciones, manipulamos, compramos personas, llegamos hasta sentir que no merecemos las personas. Eso pasó con el Ciudadano Kane: tenía poder, influencia, servidumbre, dinero,…pero le faltaba auténtico afecto, personas libres que no lo tratasen como cosa.

La ética trata de que busquemos en el fondo que es lo importante para el buen vivir…a pesar de lo que crean otros, y de las apariencias de éxito que crean los otros.  P. 67. Lo importante es disfrutar la vida con los humanos como humanos: buen trato. La ética se trata de poner atención, reflexionar, comprender, sobre el mejor vivir humanamente, por qué nos conviene actuar, relacionarnos, decidir... P. 68.

Una buena vida humanamente supone escuchar, hablar, dar razones…y decidir de manera comprensiva, de una manera libre, y esto es un acto individual.

¿Por qué algo está mal? ¿Y qué es tratar a las personas como personas?

Lecturas: Página 69

Jean-Jacques Rousseau, Emilio. Las debilidades y las necesidades humanas nos hace unirnos, humanizarnos, nos hace amar, compartir ante la fragilidad humana.

Séneca, Cartas a Lucilio. Hay personas que la riqueza los hace pobre pues la misma les atrapa.

Ética, Spinoza. La naturaleza humana es que la persona se ame a sí misma, el buscar su utilidad, su bienestar mediante la razón, lograr conservar su ser, y es lo mejor el concordar con las demás personas, hacer lo mismo por las demás personas (lo que más conviene por la razón), y así se logra la honestidad, la confianza, y ser justo/a.


 Capítulo 6. Aparece Pepito Grillo (Pinocho)


Fernando Savater anima para que no seamos imbéciles, o dejemos de serlo, si andamos con esa debilidad.
Ser imbécil se trata de la cualidad de debilidad de carácter, de espíritu debilucho o cojitranco. Modelos de imbéciles:
 a) Persona que dice que todo le da igual. Bosteza, pero mantiene los ojos abiertos.
 b) Persona sin criterio, quiere todo a la vez. Ej., bailar e irse de la fiesta.
 c) Imita o lleva la contraria, sin reflexión.
 d) Sabe lo que quiere, porqué, pero lo quiere flojito, pospone a ver si se entona.
 e) Quiere con fuerza, pero un poco perdido de la realidad, y termina perdiendo, haciéndose daño.

Para evitar la imbecilidad hay que esforzarse por aprender, estar atento, atenta a la vida, y sus enseñanzas, ser reflexivo/a, tener conciencia P. 73.

Aspectos que nos ayudarían a desarrollar la conciencia: P. 74
1)    Saber que queremos vivir humanamente bien. Nos queremos vivir de cualquier forma.
2)    Darnos cuenta bien si lo que queremos es lo que hacemos o no.
3)    Desarrollar la práctica por el buen gusto de vivir moralmente. Ej. aborrecer mentir.
4)    Rechazar buscar coartadas que disimulen que no somos libres y asumir responsablemente la consecuencia de nuestros actos.


Hay que evitar hacer lo que está mal, porque eso no ayuda a tener una buena vida. ¿Podemos tener un cierto egoísmo sin ser imbécil? Sí, cuando se busca hacer lo mejor para una/o mismo, y también nos esforzamos para tener una buena vida respetando a las demás personas.

No vale la pena buscar conseguir “amor propio”, respeto, confianza,…imponiéndose a los demás. Fernando Savater  pone el ejemplo del personaje de la obra de Shakespeare Ricardo III, Gloucester,  que tenía una mal formación, y buscó ser rey pero usando la violencia, y no comprendía que así sólo se consigue servilismo, temor, adulación. Y terminó dañándose por dentro, y "odiándose a sí mismo". P. 77.
Desarrolló el dolor mediante remordimiento de la conciencia, cuando se da cuenta que ha terminado siendo como no quiere ser, una persona que estropea sus relaciones y se aleja de  la bondad, del buen trato, de los afectos... Los remordimientos vienen de tener la conciencia de que hemos usado la libertad, y vergonzosamente somos responsables de nuestras decisiones, aunque solemos gustar de culpar a otros factores (los jefes que mandaron, las tentaciones, la propaganda...)  ante los cuales no pudimos resistir.

La persona responsable, asume las consecuencias de sus actos, y sabe que su libertad es un hecho real y es importante tener la virtud del coraje y de hacer los esfuerzos. Y nadie está por encima de nosotras/os para imponernos decisiones que no queremos acatar, o decidir. Página 82. Cada día, cada minuto, nos vamos inventado, nos vamos construyendo, de acuerdo a las decisiones que vamos tomando.


Textos citados

La Tragedia de Ricardo III, de William Shakespeare. El personaje Ricardo III, un Rey, se lamenta de sus vilezas, asesinatos, y que no puede engañarse ni escapar de su propia conciencia.


Erich Fromm. Ética y Psicoanálisis. Todo lo que haces a otros te lo haces a ti mismo. También se cita el aforismo: "No  hagas a otro lo que no quieres que te hagan a ti".

Séneca, Cartas a Lucilio. El valor de cada virtud descansa en haberla realizado, no en recompensa. P. 84.


Capítulo 7. Ponte en su lugar


El autor parte del ejemplo de Robinson Crusoe, cómo cambia, cuando perdido y solo, en la selva, dominaba ya el ambiente, y de repente ve huellas humanas. Eso le plantea nuevas inquietudes, pues ahora sabe que hay un semejante, y no puede actuar de cualquier modo.

Viernes es el otro humano, un ser de una tribu. Robinson era de una cultura europea. Dos personas muy diferentes. La presencia de otro humano y cómo tratarlo, es un tema de la ética, la misma trata del “cómo hacer transcurrir la vida bien entre humanos”. Página 86.

Por más diferencias que tengan los humanos por desarrollar sus vidas en diferentes contextos, tenemos en común: que se habla, intercambio de símbolos con significados; se valoran los acontecimientos, si los mismos son “buenos”, “malos”, aunque no tuviesen los mismos valores, podían discutir y entender por qué tenían diferencias.  Página 88.

Marco Aurelio, filósofo y emperador, hacía anotaciones sobre sus pensamientos, sabía que cada humano podía convenirle, porque podía amarle, o hacerle daño. El humano puede ser peligroso, y hay que tomarlo en cuenta, porque puede ser inteligente, con capacidad, de cálculo, de hacerle daño. Fernando Savater vínculo  más precioso en otro humano es el respeto y la amistad.  Hasta hay que mimarlo.
Marco Aurelio, el emperador, tenía claro: 1) Que aunque un humano mienta,  robe, mate, sigue siendo humano, y puede transformarse, y ser conveniente, imprescindible. 2) Los humanos aprenden mucho  a través de la imitación, si se el ejemplo de la bondad, es mejor para nosotros/as, pues se hace menos daño, y nos pueden hacer menos daño. Páginas 91 y 92.

Fernando Savater nos dice que las personas que hacen maldades, se siente desgraciados, no son amados ni respetados. Y pone el ejemplo de la excelente escritora  Mary W Shelley, la cual creó la novela Frankenstein, en ella el personaje, hecho de carnes de cadáveres humanos salió un monstruo, y así lo confiesa el personaje: soy “desgraciado”.  No era respetado y querido, salvo algunas personas lo querían. Las personas suelen ser crueles y despiadadas, porque carecen de cosas, sienten miedo, están solos, reúnen muchas desgracias. Página 92.

Hay personas que ignoran el sufrimiento de otros humanos, no lo perciben, y dice Fernando Savater, eso también es una desgracia. Y se siente bien porque no se enteran, y a veces son cómplices. Eso es un error, hacer daño, o no hacer nada para que se supere, afecta a la persona que hace daño, pues está más propensa a que le hagan daño. “La complicidad y el afecto de más seres libres”  busca contagiarse, la persona libre no acepta ser tratada como  objeto ni es servil. Página 93.

El autor usa los símbolos de ser león o ratón para explicar dos actitudes diferentes: 1) a) el ratón actúa esperando a ver lo que le pasará para ver cómo actuará; b) espera a que lo quieran los demás para entonces quererse) 2) El león, a) actúa; b) se quiere a sí mismo porque es capaz de amar  a los demás. 3) el ratón actúa en contra de los demás para prevenir que los demás no le hagan daño, y el león cree que todo lo que hace bien por los demás hace bien para sí mismo. Y así somos menos serviles, pues tenemos menos miedo. Página 94.

¿En qué consiste, pues, tratar humanamente a una persona? Es, poniéndonos en su lugar. A pesar de las diferencias, un cruce, un intercambio, entre humanos, significa que nada humano me es ajeno. (Poeta latino, Terencio). Poder ponernos en lugar de otro humano es tomar en cuenta sus derechos. “Y si faltan los derechos, comprender sus razones”, ponernos en su lugar y comprender lo que hace y lo que siente; tomarse en serio a la persona, y sentirlo como alguien real, aún sea para condenarle con las leyes que se admiten. El Ciudadano Kane, Gloucester, no podían ver a la otra persona como algo real, las trataban como objetos, las compraban, las mataban, o prescindían de ellas, porque sólo podían verse como personas reales a sí mismos.  Sólo se amaban a ellos, y no podían relativizar sus intereses porque sólo se veían a ellos mismos. Página 95.


Capítulo 8 (VIII) Tanto Gusto 

El sexo suele tratarse como algo inmoral. Fernando Savater cree que eso se debe a que la sociedad viene temiendo al placer por los efectos de distracción que éste suele tener en parte de las personas a través de la historia. Cree que la sexualidad es sana, y ésta sólo incumbe a quienes la practican sin hacer daño a otras personas. P. 104

Las personas sanas disfrutan lo que le da palacer. Y se ayuda a quienes no lo pueden experimentar para superar limitaciones. No es "egoísmo" disfrutar. Creer eso es una animalidad.

Lecturas recomendadas

Yang Chu, siglo III, después de Cristo.
Los sentidos quieren sentir música,  belleza, perfume...y si no se puede son obstrucciones al oído, a la vista y al olfato. La boca  quiere hablar de lo justo y de injusto, y si no se puede, significa obstrucción del entendimiento. El cuerpo quiere sentir bellas ropas y ricos alimentos, y si no se puede es obstrucción a las sensaciones del cuerpo. La mente quiere ser libre, y si no puede eso es obstrucción a la naturaleza. (resumen de la frase).

Tony Duvert, el abecedario del malévolo.
"El vicio corrige mejor que la virtud. Soporta a un vicioso y tomarás horror al vicio. Soporta a un virtuoso y pronto odiarás a la virtud entera."

Lichteberg. Aforismos, o refranes.
La moderación presupone al placer; la abstinencia, no. Por eso hay más abstemios que moderados.
John Stuard Mill.  Sobre la Libertad.
 "La única libertad que merece ese nombre es la de buscar nuestro propio bien, por nuestro camino propio, en tanto no privemos a los demás del suyo o les impidamos esforzarse por conseguirlo. Cada uno es el guardián natural de su propia salud, sea física, mental o espiritual. La humanidad sale mas gananciosa consistiendo a cada vivir a su manera que obligándose a vivir a la manera de los demás." (John Stuart Mill, Sobre la libertad). En ética para Amador. Pag.111.


Capítulo 9 (IX).  Elecciones Generales

En general, las sociedades hacen generalizaciones negativas sobre las y los políticos. No debemos generalizar hablando, escribiendo...en negativo.  ¿Por qué hay tan mala opinión sobre las y los políticos? si en general son parecidos a las personas que las y los eligen? Porque son visibles, cometen errores que afectan a todas/os. Se tiende a envidiar al que está por encima de la media, o pisar a las personas que están en el fondo de la sociedad. (P. 113-115).

La ética se ocupa de lo personal, que la persona tome decisiones por sí mima/o. La política le integra que funcionen las normas, que se cumplan, sin importar si la motivación de la persona sea ética, conveniencia, temor, etc. La ética, las buenas decisiones para el tratamiento humano propio, y de las demás personas es un imperativo personal que no debe tener excusas. Siempre han habido personas que viven humanamente y procuran no hacer daño, no hay excusas para hacer daño.

"a)    Como todo el proyecto ético parte de la libertad, sin la cual no hay vida buena que valga, el sistema político deseable tendrá que respetar al máximo -o limitar mínimamente, como prefieras las facetas públicas de la libertad humana: la libertad de reunirse o de separarse de otros, la de expresar las opiniones y la de inventar belleza o ciencia, la de trabajar de acuerdo con la propia vocación o interés, la de intervenir en los asuntos públicos, la de trasladarse o instalarse en un lugar, la libertad de elegir los propios goces de cuerpo y de alma, etc. Abstenerse dictaduras, sobre todo las que son «por nuestro bien» (o por «el bien común», que viene a ser lo mismo). Nuestro mayor bien -particular o común- es ser libres. Desde luego, un régimen político que conceda la debida importancia a la libertad insistirá también en la responsabilidad social de las acciones y omisiones de cada uno (digo omisiones porque a veces se hace también no haciendo). Por regla general, cuanto menos responsable resulte cada cual de sus méritos o fechorías (y se diga, por ejemplo, que son fruto de la «historia», la «sociedad establecida», las «reacciones químicas del organismo», la «propaganda», el «demonio» o cosas así) menos libertad se está dispuesto a concederle. En los sistemas políticos en que los individuos nunca son del todo «responsables», tampoco suelen serlo los gobernantes, que siempre actúan movidos por las «necesidades» históricas o los imperativos de la «razón de Estado». ¡Cuidado con los políticos para quien todo el mundo es «víctima» de las circunstancias... o «culpable» de ellas! "


b)    "Principio básico de la vida buena, como ya hemos visto, es tratar a las personas como a personas, es decir: ser capaces de ponernos en el lugar de nuestros semejantes y de relativizar nuestros intereses para armonizarlos con los suyos". A esta virtud se le llama justicia y no puede haber régimen político decente que no pretenda, por medio de leyes e instituciones, fomentar la justicia entre los miembros de la sociedad.
"La única razón para limitar la libertad de los individuos cuando sea indispensable hacerlo es impedir, incluso por la fuerza si no hubiera otra manera, que traten a sus semejantes como si no lo fueran, o sea que los traten como a  juguetes, a bestias de carga, a simples herramientas, a seres inferiores, etc. A la condición que puede exigir cada humano de ser tratado como semejante a los demás, sea cual fuere su sexo, color de piel, ideas o gustos, etc., se le llama dignidad."


"Quien desee la vida buena para sí mismo, de acuerdo al proyecto ético, tiene también que desear que la comunidad política de los hombres se base en la libertad, la justicia y la asistencia."  La ética nuestra debe ocuparse de que una sociedad democrática los derechos humanos se cumplan efectivamente. Sin importar que la gente sea de derecha, de izquierda, del centro. Página 122.

Se necesita un orden supranacional para conservar el planeta, lograr superar la pobreza, superar las guerras y el armamentismo, la violencia y el autoritarismo que no respeta las personas.
Fernando Savater cree conveniente una organización que respete las diferentes estilos de vida, tolerancia ante las diferencias, que coordinar esfuerzos donde se necesita de todos, o de muchos. Dice por el contrario que rechaza las ideologías totalitarias, que quieren homogeneizar, y no toleran las diferencias de personas, de opiniones, como el racismo, el nacionalismo.

Lecturas Recomendadas
 
(Hanna Arendt, La vida del espíritu).
«No el Hombre, sino los hombres habitan este planeta. La pluralidad es la ley de la Tierra»


Montesquieu
«Si yo supiese algo que me fuese útil y que fuese perjudicial a mi familia, lo expulsaría de mi espíritu.
Si yo supiese algo útil para mi familia y que no lo fuese para mi patria, intentaría olvidarlo. Si yo supiese algo útil para mi patria y que fuese perjudicial para Europa, o bien que fuese útil para Europa y perjudicial para el género humano, lo consideraría como un crimen, porque soy necesariamente hombre mientras que no soy francés más que por casualidad»

 Tomás Moro, Utopía
«Aunque los estados observasen los pactos entre ellos perfectamente, es lamentable que el uso de ratificarlo todo por un juramento religioso haya entrado en las costumbres -como si dos pueblos separados por un ligero espacio, solamente por una colina o por un río, no estuviesen unidos por lazos sociales fundados en la propia naturaleza- pues esta práctica hace creer a los hombres que han nacido para ser adversarios o enemigos, y que tienen el deber de trabajar en su perdición recíproca, a menos que se lo impidan los tratados. ( ... ). Por el contrario, nadie debería ser tenido por enemigo, si no hubiese causado un daño real. La comunidad de naturaleza es el mejor de los tratados y los hombres están más íntima y más fuertemente unidos por la voluntad de hacerse recíprocamente el bien que por los pactos, más vinculados por el corazón que por las palabras»


Anímense a leer el libro entero.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...