Declaración sobre Desarrollo Sostenible del Grupo Mayor de Mujeres (DAWN) 8. febrero 2014

 Declaración de DAWN para OWG 8 sobre el Desarrollo Sostenible

Contribución de DAWN sobre Equidad Social, Equidad de Género y Derechos Humanos de la Mujer

8 ª reunión del Grupo de Trabajo abierto sobre Objetivos de Desarrollo Sostenible

Nueva York - febrero 2014


Para que el desarrollo sea sostenible para todos, es necesario para hacer frente a las desigualdades sociales dentro de los objetivos de desarrollo económico y social, y la sostenibilidad ambiental. Las desigualdades sociales son una fuente sistémica y recurrente de frecuencia desde hace mucho tiempo-construida socialmente la discriminación, la falta de poder y la privación que niega a las personas sus derechos humanos. Casi veinte años después de que los gobiernos acordaron por consenso en la Plataforma de Acción de Beijing, la discriminación y la desigualdad de género persiste en muchas sociedades, poniendo en peligro los derechos de las mujeres y las niñas a una vida feliz, sana y pacífica.

La desigualdad de género se expresa en diferentes dimensiones: económica, política, social y cultural. Para las mujeres en el Sur, es importante entender las fuentes inter-vinculados de esta injusticia. La pérdida de poder de las mujeres comienza en el nivel más íntimo y personal. La falta de control sobre sus cuerpos, la reproducción y la sexualidad, sus limitaciones dentro limitados roles socialmente atribuidos de madre y esposa, y su subordinación a los hombres dentro de los hogares son importantes para subrayar. Responsables de las políticas económicas siguen mostrando el sesgo a favor de un hombre proveedor y asumir que el "trabajador" es varón y tiene una "esposa" que tienden a la atención de la familia. En este modelo, las mujeres se supone que sólo traen los ingresos del hogar "suplementaria", a pesar de los datos de todo el mundo que muestran que las familias ahora dependen de dos perceptores de ingresos. Las mujeres siguen careciendo de igualdad de acceso y control sobre los recursos financieros y materiales, naturales y de otro tipo, así como frente a la discriminación y la segregación sostenida en los mercados laborales. Los factores de entrelazamiento de la familia, el parentesco y las estructuras sociales y las relaciones económicas sustentan la representación desigual de las voces de las mujeres tanto en el ámbito público y privado. Esto exacerba continua exclusión de la participación política y el liderazgo, y la persistencia de la violencia contra las mujeres y las niñas en el hogar, lugar de trabajo y los espacios públicos. La discriminación a través de leyes, basadas en los valores culturales y religiosos, que no son respetuosos de los derechos humanos siguen negando a las mujeres y niñas el acceso a la justicia, y de manera similar penalizar grupos sociales como los que tienen diversa orientación sexual e identidad de género, las personas que viven con VIH SIDA, las personas con discapacidad, las minorías y otros.

Destacamos aquí algunas de las fuentes y manifestaciones de la desigualdad entre los géneros más importantes en este período de globalización financiera. Identificamos las prioridades clave que los ODS debe tener en cuenta en la formulación de objetivos y metas específicas para superar las desigualdades sociales y la degradación del medio ambiente y para avanzar hacia una sociedad basada en los derechos más igualitarios, equitativos y humanos.

La desigualdad de género no es una consecuencia no deseada de un desarrollo económico . Por el contrario, está firmemente arraigada en la dinámica actual del capitalismo global. En este período de la especulación financiera depredadora y las crisis financieras y económicas recurrentes, abordar la desigualdad de género nos obliga a examinar y anticipar los impactos de la política y la regulación en los pobres macroeconómica. La economía política del desarrollo, el alcance y la composición del gasto público, las características de la recaudación de ingresos públicos, el impacto de las políticas del sector en el empleo, el perfil de las políticas sociales, todos ellos tienen lugar en un terreno de género, donde las mujeres siguen siendo en general económicamente subordinadas a los hombres y, por tanto, se ven afectados de manera diferente por la globalización impulsada por las finanzas.

La división sexual del trabajo (tanto remuneradas como no remuneradas), que está en la base de la desigualdad económica basada en el género, está cambiando demasiado despacio. Las mujeres siguen teniendo la mayor carga de trabajo no remunerado en todas las sociedades. Esto viola los derechos de las mujeres y afecta a su bienestar, y también impide a las mujeres participar plenamente en el mercado laboral. Así, las mujeres siguen siendo excesivamente representados en precario el trabajo de menores ingresos, como los servicios y la industria manufacturera que demasiado a menudo se encuentran en el sector informal, con las peores condiciones de trabajo y la protección social inexistente. La brecha salarial de género, mientras que el estrechamiento en algunos países, sigue siendo intensa y generalizada en el Sur económico. Grandes obstáculos para acceder a un trabajo digno también prevenir muchas mujeres, incluidos los trabajadores migrantes, de disfrutar de la protección social, mantenerlos excluidos de acceder a una variedad de beneficios, especialmente las pensiones en la vejez. Las mujeres, además, están siendo discriminados por las normas económicas, legales, sociales y culturales que limitan su acceso y control de los activos financieros y los recursos naturales, especialmente la tierra agrícola, la pesca y la acuicultura y que les impiden desarrollar sus propias empresas y económica estrategias que han demostrado ser más sostenible y compatible con la protección del medio ambiente.

Como resultado de ello, la pobreza sigue siendo profunda y casi inevitable para millones de mujeres y niñas en el Sur económico. Algunos gobiernos han respondido haciendo las beneficiarias principales de los programas de transferencias monetarias condicionadas (TMC). Si bien estos programas implican el acceso de las mujeres a los recursos financieros regulares que están vinculados a la salud y la educación de sus hijos, que están diseñados generalmente como un programa de alivio de la pobreza y sin ninguna vinculación con otros sectores, como el empleo y el desarrollo empresarial. Como tal, las TMC pueden acabar reforzando función de cuidado de la dependencia en el gobierno de las mujeres, mientras que al mismo tiempo moverlos más lejos del trabajo remunerado decente, y los medios de vida sostenibles.

Feminización de la migración también se explica por la feminización de la pobreza, el desarrollo de cadenas globales de cuidado y la sobreexplotación de las mujeres del Sur económico. Las mujeres migrantes y sus familias (especialmente niños dependientes y personas mayores) se encuentran entre los más vulnerables a la violación constante de sus derechos humanos más básicos.

La violencia sexual y de género sigue siendo persistente en todo el mundo. Las normas jurídicas y prácticas gubernamentales pueden a su vez reforzar las diferentes formas de violencia sexual y de género. Puede incluso no existir programas gubernamentales para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, o pueden en muchos casos ser financiado de manera insuficiente y de manera ineficiente en práctica, en parte debido a la resistencia de los hombres a partir de los miembros de la burocracia, la policía, el ejército y el poder judicial. La policía y las fuerzas de seguridad y los sistemas judiciales, que deben proporcionar la protección jurídica y la justicia para los sobrevivientes, han fracasado a menudo para responder a las necesidades de los sobrevivientes o insuficientemente trabajado para poner fin a la impunidad de los perpetradores de la violencia de género.

La falta de autonomía social, físico y sexual de las mujeres y las niñas es evidente en la negación de su salud y los derechos sexuales y reproductivos . La educación sexual integral es restringido y sexual y servicios de salud reproductiva son inaccesibles o inadecuados.Excesivamente altas tasas de embarazos no deseados en adolescentes, la mortalidad materna y la infección por el VIH / SIDA ponen de manifiesto la urgencia de abordar las necesidades insatisfechas de la calidad, servicios integrales e integrados de SSR, incluyendo la anticoncepción segura y eficaz, sobre todo para el 40% más pobre de la población, y el más grupos marginados y desfavorecidos, como las mujeres que viven en difícil acceso y las zonas rurales, las mujeres migrantes, las adolescentes, las mujeres y las niñas en situación de riesgo o que viven con el VIH / SIDA, las mujeres con discapacidad, las mujeres con diversa orientación sexual e identidad de género, las personas trans e intersexuales y personas indígenas.

Las mujeres también tienen acceso a la participación política y la toma de decisiones públicas . A pesar de algunos avances en la representación femenina a nivel parlamentario (debido principalmente a las cuotas y las estrategias de TSM), las mujeres todavía ocupan una proporción muy pequeña de los escaños electorales, de lo local a nivel nacional, con gran desnivel entre escenarios regional e internacional. En algunas regiones, todavía hay estados con pocos o ningún representantes de las mujeres en las legislaturas nacionales. Este es el resultado de las muchas restricciones que enfrentan las mujeres, incluida la discriminación sustantiva, la pesada carga de las responsabilidades familiares y sociales, el acceso limitado a la información y los recursos políticos, así como frente a muchas formas de violencia y acoso cuando corren para la oficina.

Con el fin de abordar con eficacia las desigualdades, en particular la desigualdad de género, los ODS debe colocar la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres en el centro, así como el corte a través de todas las dimensiones del marco posterior a 2015. La especificación de objetivos, metas e indicadores debe hacer lo siguiente:



1.     Atender las bases estructurales y las fuentes de la desigualdad de género y la injusticia

Políticas Macroconomic, incluidos los gastos y los ingresos gubernamentales, fiscales, monetarias y comerciales, así como las políticas sectoriales (para la agricultura, la pesca y la acuicultura y otras industrias y servicios) deben ser compatibles con la equidad social y la igualdad de género, la sostenibilidad ambiental y humana objetivos de derechos. Es un error de aplicar políticas macroeconómicas que se centran en las tasas de crecimiento, el volumen del comercio y los objetivos financieros por sí solos y sin objetivos sociales y ambientales explícitas que tienen como objetivo, en primer lugar para mejorar la calidad de vida de las personas, y mantener un ecosistema sostenible. En particular, las inversiones económicas y las políticas públicas deben garantizar los derechos económicos y sociales de las personas, en lugar de ser impulsado por los intereses financieros de las grandes corporaciones.

El acceso a los bienes económicos debe ser democratizado. Para ello, la herencia, la propiedad y las reglas financieras y regulaciones normas deben revisarse y transformarse con el fin de hacer frente a barreras estructurales para el acceso de las mujeres a la toma de decisiones sobre los recursos económicos financieros, naturales y otros.

La inequidad y la desigualdad no se pueden abordar con sólo asistir a sus manifestaciones, pero no por atacar a sus fuentes más profundas. Redistribuir la riqueza, las oportunidades y el poder son acciones clave en este sentido. Para las mujeres, esto incluye la reducción de las cargas pesados y no equitativas de trabajo de cuidado no remunerado.

Todas las políticas públicas, incluidas las políticas macroeconómicas, deben ser evaluados por su impacto en la equidad e igualdad de género, y los datos y los sistemas estadísticos deben orientarse para esto.

La degradación ambiental daña seriamente los medios de vida de las personas y su propia supervivencia, y enormemente desafía la capacidad de las mujeres para alimentar y mantener a sus familias y comunidades. Ya no puede ser despedido u minimizó como una externalidad en el desarrollo social económico y los derechos humanos. El cambio climático, la acidificación del océano y el deterioro ambiental demandan un enfoque de desarrollo sostenible que reconoce los límites de la biosfera. Estos límites no pueden continuar siendo violados por económico y ambiental business-as-usual si somos colectivamente un paso atrás de los umbrales de la biosfera peligrosos y críticos o puntos de inflexión.

2.     Transformar la división sexual del trabajo mediante la ampliación de los servicios de atención y redistribuir el trabajo remunerado y no remunerado

Se necesita un solo organización social más justa y de la atención con el fin de redistribuir las responsabilidades del cuidado y la carga de trabajo remunerado y no remunerado.Ampliar los servicios de atención de público y que sean accesibles a las necesidades de los diversos hogares, es un componente clave de cualquier estrategia de redistribución.

El valor económico del trabajo de cuidado no remunerado debe hacerse explícito y considerado en la contabilidad y las políticas macroeconómicas. La mejor manera de reconocer la contribución del trabajo no remunerado de cuidado para el desarrollo económico se debe adaptar a cada situación nacional.

Políticas de conciliación de la vida que debe fomentarse en todos los países y para todos los ciudadanos. Estos pueden incluir un horario flexible de trabajo, ampliación del permiso maternal, paternal y de los padres, los servicios de atención de la mejora y la adaptación de la organización del trabajo remunerado que permitan a hombres y mujeres a igual valor y realizar el trabajo de cuidado que las nuevas tecnologías hacen ahora posible. La duración y distribución del tiempo de trabajo deben revisarse a fin de ampliar las posibilidades de asignación de tiempo para el trabajo de cuidado, y la diversificación de la capacidad de las mujeres a dedicar tiempo tanto el trabajo remunerado y no remunerado.

3.     Eliminar la discriminación de género persistentes en el mercado laboral y mejorar el acceso a, y la toma de decisiones sobre los recursos y los activos económicos

Mecanismos persistentes de discriminación de género en el mercado laboral deben ser removidos a través de una variedad de medidas, tales como: hacer cumplir las normas y las leyes que penalizan la segregación sexual y la discriminación por motivos de género en el trabajo, la adopción de marcos legales y la promoción de mecanismos de regulación concretas para el seguimiento y la implementación a fin de garantizar la igualdad de salario por igual trabajo, el suministro de incentivos para los empleadores para ampliar puestos de trabajo para las mujeres en los sectores donde la desigualdad de género es amplia, proporcionando incentivos y recursos de puesta en marcha de las empresas y la capacitación de las mujeres dirigidas por mujeres.

Instituciones de protección social deberían ser mejorados y ampliados, especialmente en países donde el trabajo informal representa una gran proporción del empleo total. Aquí, un piso de protección social basado en los derechos puede representar un marco innovador para avanzar en la protección social universal.

El acceso a los servicios sociales, incluida la atención sanitaria, educación, agua, saneamiento, vivienda, subsidios de transporte, energía, cuidado de niños y ancianos, se debe ampliar. La inversión social pública también debe garantizar la calidad de dichos servicios, así como su adaptación a las necesidades de las diversas mujeres y las niñas de todas las edades;

Las cuestiones de género y las necesidades de las mujeres deben ser incluidas en las agendas sindicales, y en los procesos de negociación colectiva.

4.     Garantizar la salud y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres como derechos humanos

Llevar a cabo las reformas legales con el fin de garantizar en forma urgente los derechos sexuales y reproductivos de todas las personas, especialmente las niñas y las mujeres, y sobre la base de la



--

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...