Mujeres y feminicidios. Experiencias para prevención. Caso en España, doble feminicidio Marina O y Laura del H

Marina Okarynska, la joven con el poloché negro, junto a su amiga, Laura, encontró la muerte el 6 de agosto del 2015, en Cuenca, España. Son dos feminicidios de parte del ex novio de Marina, Sergio Morate. Había terminado las relaciones cinco meses antes.
Dos aprendizajes para prevenir el feminicidio.

La joven de 26 años Marina Okarynska, de origen ucranianao, residente en España, había sido novia de Sergio Morate, había terminado la relación hacía unos cinco meses.

Ella había coordinado ir a buscar pertenencias que estaban en la vivienda del ex novio. Pidió ayuda a una amiga que no pudo ir con ella, y finalmente logró que su amiga Laura del Hoyo la acompañara. Eso sugiere que ella tenía temor de ir sola.

Sergio Morate había comprado cal viva la cual tenía en su vivienda. Lo que indica que la esperaba ya con un plan de asesinarla.

Una sugerencia para prevenir peligro

Si una relación se terminó, no tratemos de volver  al lugar a buscar cosas, y si vamos hay que buscar un acompañamiento policial en una unidad especializada en violencia de género. Eso se hace donde trabajo en la Fiscalía de Santiago. Esto es peligro en una persona machista.

Otra sugerencia para prevenir peligro

Antes de tener una relación tratemos de investigar la persona con la que nos involucramos.

En este caso, el feminicida Sergio Morante, había tendio dos episodios de violencia física y violencia sexual, en el último caso duró un año y medio preso en la cárcel. Había secuestrado una ex novia durante 5 días, y usó violencia física y sexual contra ella,

Acá aparece un link dando información sobre los dos crímenes y sobre el feminicada. Y más abajo se colocó el contenido

http://politica.elpais.com/politica/2015/08/14/actualidad/1439537903_040157.html

CRIMEN EN CUENCA »

La policía cree que las chicas de Cuenca murieron en la casa de Morate

El presunto homicida "solo esperaba a Marina y se encontró también con Laura"



PATRICIA ORTEGA DOLZ / JESÚS DUVA Madrid 14 AGO 2015

La policía regresó este viernes por la mañana a la casa de Sergio Morate, el presunto asesino de Laura del Hoyo y Marina Okarynska, las jóvenes de 24 y 26 años desaparecidas el pasado 6 de agosto
en Cuenca y cuyos cuerpos aparecieron el pasado miércoles en una poza en el nacimiento del río Huécar cubiertos en cal viva. Los investigadores, que ya inspeccionaron esa vivienda durante más
cinco horas el pasado martes sin que trascendiesen los resultados, creen que las pudo asesinar en ese piso de la urbanización Ars Natura, a escaso kilómetro y medio de la casa de ambas, en el llamado barrio del Pozo de las Nieves. Hasta allí acudieron las dos amigas antes de que se les perdiera el rastro para recoger unos enseres de Marina, su exnovia.

Morate, de unos 30 años y con graves antecedentes por maltrato y detención ilegal de otra pareja anterior, fue detenido —tras un minucioso seguimiento policial— el jueves por la tarde en la casa de un amigo suyo de la cárcel de Cuenca — donde cumplió su condena—, concretamente en un apartamento de la calle Nicolae Balcescu de la localidad de Lugoj, en Rumanía. Este viernes, horas después de que cientos de personas dieran el último adiós a las dos víctimas con sendos funerales, él se declaraba inocente ante un Tribunal de Rumanía, que dictó su prisión preventiva durante 15 días, a la espera de la llegada de una solicitud formal de extradición de España, según informó Efe. La letrada Claudia Candea explicó que su cliente “considera que no es culpable”. En su declaración arguyó que no quería volver a España porque temía por su vida, debido a que tanto él como su familia habían recibido amenazas.

También agregó que Okarynska era de origen ucraniano y que su familia tenía contactos que podrían
poner en peligro su vida, incluso en una cárcel española, según contó la abogada. Sus dos
acompañantes quedaron en libertad, uno de ellos, su amigo, con cargos. “Será investigado por
complicidad mientras está en libertad”, según aseguraron fuentes policiales rumanas a Efe.

Los primeros resultados conocidos de las autopsias de las chicas indican que murieron
violentamente. Presumiblemente golpeadas y estranguladas, dado que ambas presentaban golpes en
la cabeza. Marina en concreto fue asfixiada “con una brida” de plástico. La autopsia pone de
manifiesto “el carácter violento y de origen homicida” que dio lugar al fallecimiento de las dos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...