Terciopelos acompañan la libertad de las mujeres

Dedicado a las Católicas por el Derecho a Decidir (CDD)


Terciopelo, suave brisa,
cubren el rocío cognitivo;
se ha marchado
el cariño pasivo
ha sido derrotada la normativa
"buena mujer", "buena madre";
ya no irrumpe el sometimiento.

II
Ahora están
los suaves pétalos de las rosas
cubriendo como alfombras las almas quietas
en el silencio inquieto.
Acompaña la suavidad
a la lectura y a la escritura, la suavidad,
es  precisada por la paz del intelecto
que acompaña la libertad de las mujeres
en armoniosos encuentros, adentro, muy adentro,
del sentir de gaviotas, mariposas, águilas...

Esta mañana está el libro sagrado,
moral, ético, teológico, feminista,
de la presbiteriana
Beverly Wildung Harrison
Nuestro Derecho a Decidir: Hacia una nueva ética del aborto.

Esta mañana, en las calles, en los árboles, en el cielo,
y en las casas
se siente ruptura
se siente un no al subyugamiento histórico del placer sexual
se llenan los espacio de efluvios, aromas,
de libertad de los cuerpos
para las mujeres y para los hombres.


Mildred D Mata
14.8.2016, Santiago, RD.

Los besos del cuidado



I
Besos continuos  en el mecer de la vida
en los susurros  frescos del aire
debajo de los árboles
en las huellas, en los centros de salud
en el rincón de la casucha oscura
donde la lumbre reza con el llanto
y las pieles  yacen heridas, otras veces inertes…
son  las realidades del cuidado diverso
entre el agua, entre el dolor, el sucio
 y aún más, en algunas despedidas,
 donde la pobreza sólo permite los abrazos.

II
Se quieren para el dolor, para el amor…
valsas de aleteos: allá en el valle,  los  lirios del valle
anuncian que se quieren cuidados
sean reales, recordados, recreados…
Esta vez los jazmines ya animan
los afectos  constantes
las certezas  confiadas
la bondad, los afectos que cuidan...

III
Yace el cariño amoroso, también,
en las jacintos, en las rosas, y en los narcisos
en la tarde, en la noche,
en las montañas, en el reseco suelo...
donde se reciben besos, aún sin flores...

IV
Hay consuelo, voces de aliento, seguridad, valor,
besos de manos extendidas en pies vulnerables
y se recoge el sucio de las calles en los cuerpos tirados
sin mimos,  acompañados del miedo
y de la pasividad con poca  alma
cuerpos tirados acompañados
en fiestas de jabón, de agua, de hermandad, de toallas, de lienzos…
con besos a sus sudores,  apretados los tactos, las miradas
con gardenias...

V
Es el trajinar creativo de los afectos universales
se baila en la sincronización horizontal de la ternura
desde los siglos de los siglos
en toda la tierra
en todos los mares
yace el aliento de los cuidados…entre los humanos...
de beso en beso, de pieles en manos
...se acarician los humanos...

Mildred D Mata
Santiago, RD, 9, agosto, 2016.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...