Sin saber si acaso se tienen espejos




Esta noche es tan cierta como la luna
más allá de su espacio,
y no conoce de miradas,
ni de desprecios, ni de aprecios.

Este caminar largo y claro, estrellado,
ni un sólo desafío externo
tiene de interlocución.
La opresora cordura está huérfana,
la cultura hegemónica censora, languidece,
no se tiene a quien poseer
nadie puede medir y pesar en esta noche
nadie puede rechazar y aprobar bajo esta luna
nada penetra un ser, un sembradío, un ser...
vagabundo.

Solo camina esta noche
la dulzura..., la caricia del llanto,
este caminar de adentro, poblado y solo,
libre y solo.
Caminando sola, esta alma sola, sola se arrulla.
Sola, yace la brisa en este caminar ausente,
nada otea esta caricia.
Un ser en esta noche con luna sabe quién es,
ni se le tiene, ni se le acerca, ni se le aleja,
un ser seguro
aún sin saber si acaso tiene espejos.


__________________
mildred d mata
26.o4.06
Santiago

Si alguien quisiera saber de vuelos

Si alguien quisiera saber de vuelos
ayudaría a atravesar aguas lejanas;
y sin dilación llegaría a ese lugar
a donde el dolor se hace eterno
hasta que nadie hiera.

Si alguien ayudara a borrar cada palabra
no entraría a esa casa sin tiempo para el llanto
a ese lugar de cualquier cosa no amada.
A ese mundo de seres sin sonrisas,
a donde no se sabe que la imperfección es eterna
que existe un no asir, un no reclamo
donde nadie sabe que la soledad es casi eterna.

¿Cómo encontrar, y dejar a la alondra
sin entregarle nada?
si he observado su sonrisa eterna,
su devolver la mirada a quien busca espejos,
si nada detiene su llanto,
su hacer de torbellino,
su extraño sentir
de atajar lo que duele.

Ya no quiero encontrarla...
es que...
a mi lado vuela.

Mildred d
Santiago, RDominicana
15.04.06
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...