Haití después de las elecciones

En Firmas Clave: www.clavedigital.com semana del 21-28, aparece un artículo del intelectual haitiano Steven Gehy, en el mismo este define las líneas políticas para que el pueblo haitiano avance hacia el bienestar y la democracia. Estas líneas son: Unidad nacional y apoyo internacional.

Conmueve como el pueblo haitiano hizo grandes esfuerzos para que las elecciones fueran un rotundo éxito. Acá un comentario que hice al artículo, el cual les coloco acá.


Comentario de Mildred Dolores Mata:

Vale la pena enumerar parte de las condiciones en que votó la mayoría del pueblo haitiano, descritas por Steven Gehy:

1)“En las zonas rurales y en varias ciudades, la población tuvo que caminar muchas horas para llegar a los centros de votaciones (...)

2) se vieron obligados a votar en unos cuartos muy pequeños y con poca luz. (…)

3) la escasa circulación de aire provocó desmayos y hasta la muerte de por lo menos un anciano. (…)

4) interminables esperas en las colas (…)

5) la rudeza del sol ardiente…”

Estas situaciones ejemplifican como se construye la democracia.

Esos esfuerzos revelan voluntad política y militancia ciudadana. Es este un capital social, cultural y político que no podían las elites jugar a representar. Sólo cada ciudadano y ciudadana lo hizo, venciendo el temor, la comodidad, los radicalismos, las armas, la minusvalorización; consolidando así la definición de la sociedad que quiere. El protagonismo de lo colectivo va haciendo irreversible la pasividad, la indefensión, la vulnerabilidad y el temor, que alimentan la insensibilidad de los que tienen que superar el consumismo ostentoso y aprender a compartir en sociedad. Esa voluntad política pacífica e institucionalizada, también traza un camino frente a la violencia, y a las armas.

Se impone la maestría en la conducción de su máximo líder elegido, René Preval. Maestría para saber bien lo que conviene sin populismos, pero sin salvaje neoliberalismo, y practicando la inclusión mediante la educación y una comunicación transparente, sin corrupción, para tutelar un sustentable bienestar social. La prudencia y el desapego en la cooperación internacional como para que Preval no pueda ser etiquetado, o encasillado. Desapego para apoyar, sin onerosas condicionantes. Toda la comunidad mundial está de fiesta.

¡Felicidades!

Que los días que vienen sigan contando con esa gran militancia, y que cada día sean menos las dificultades.

Hacer

Hacer


La esbeltez sin límites acerca el pino al cielo
y entre brisa, y toques leves,
el verde y el azul perecen menos;
acechan cualquier soplo… la vida,
capturan la ilusión a borbotones,
también la piel, el agua, el intuir, el besar;
el aliento del sueño que atrapan
aunque siembren con la azada, destrocen,
abran el surco, atraviesen minerales, piedras, fuego y agua.
Hay que soñar.

Nada es posible dejar al azar para que vibre algo
ni los rizos, ni la altura, ni el rincón quedo;
ni la fuerza de las manos en el pelo,
nada queda sin dirección,
la pura voluntad es la tirana. ¡Demonios!,
¿quién se aleja si no puede, si ni siquiera está cerca?,
¿quién puede lograr lo que no es hecho?,
si sólo hay emoción, delirio, deseo, grandeza;
sueños de hacer que sea un trote cada segundo de algunas horas,
y sin saber si voy o si regreso
aceptar una sola dirección, y un resultado:
un quehacer de hormiga en soledad,
un logro de mierda
un contemplar con burla la cordura. Eso que la realidad, realidad llama.
Pero, solos,
no se hacen los tejidos;
hay que tejer, y tejer,
agarrando el alba para que no se te acabe,
haciendo la estola, el abrigo,
la colmena, la red, el pescado,
la sociedad soñada.

mildred dolores mata
Santiago, RD
5 de febrero 2006
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...