Feminismos y el Trabajo Sexual o prostitución. Por Yildalina Tatem Brache.

Yildalina Tatem Brache

Soy feminista, e integrante del Foro Feminista Magaly Pineda (FFMP), junto a Yildalina Tatem Brache, y decenas de mujeres de la República Dominicana. Yildalina escribe un artículo a propósito de nuestras diferencias como feministas en el tema del Trabajo Sexual o prostitución. Lo aprovecho, lo coloco acá para también fortalecer el feminismo en RD, pues creo que lo logra con mucha agudeza y respeto.

Al tema me acerqué cuando estudiba Trabajo Social. Soy Trabajadora Social, graduada en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), enero 1977, de Santiago, RD.

Creo que en la materia Elementos de Trabajo Social,  año 1973, la profesora Leticia Pérez,  de Guatemala, vino a formar trabajadores sociales en la PUCMM, Santiago, RD. Doña Leticia Pérez, me puso como tema de investigación social la vida de las Trabajadoras Sexuales o prostitutas.

Esta investigación me ayudó en la profundización y en mi sensibilización sobre poblaciones vulnerables. En esta investigación  entrevisté a 7 trabajadoras sexuales que trabajasen en un centro o negocio, no de las que trabajan en la calle.

Fui al Ensanche Bermúdez, Santiago, RD (avenida 27 de febrero esquina Avenida Cuesta Colorada, cerca de la Tenería Bermúdez, antes de llegar a Las Colinas). Pude entrevistarlas a eso después del mediodía, dentro del negocio, dormían y residían, comían ahí.  Me hice acompañar la primera vez de un primo que conocía al dueño del negocio.

 El estudio contenía las variables sociales, demográficas, educación, economía, identidad, expectativas.... Una investigación cualitativa, con mucho respeto, consideración y cariño. El dueño del bar lo permitió, fui varias veces.

 Hago esta introducción para colocarles un artículo que escribió la compañera feminista Yildalina Tatem Brache, ella trabaja género en la Suprema Corte de Justicia.

Mildred Dolores Mata
--

Feministas en busca de la dignidad de las mujeres y de todas las personas

Yildalina Tatem Brache - 12 de febrero de 2017

(A propósito de un artículo publicado en El Caribe el 8 de febrero).

Las mujeres históricamente hemos arrastrado con “la culpa” de la humanidad. Y parece que esto no para. Hay un Código Penal, pendiente por reformarse desde hace mucho tiempo. Su reforma no ha sido posible principalmente por la polarización entre la despenalización o penalización del aborto.
Las feministas hemos han estado luchando en contra de que el poder eclesiástico decida por las mujeres. Las iglesias han querido imponer su doctrina, incluso en oposición a la opinión pública mayoritaria, y al sentido común que aboga la despenalización por causales. En estos días, varios artículos de opinión nos responsabilizan por no permitir que esta discusión salga del Código Penal, llegan a decir como necesitamos un código, debe sacarse “eso” para una ley especial. Claro, porque en su opinión todo lo otro que aborda el Código es importante, la vida de las mujeres no, eso al parecer es trivial.

En una nueva versión de “la culpa”, en los últimos días, un jurista “nos acusó” de malagradecidas, porque supuestamente “no hemos reconocido lo suficiente la positiva observación presidencial al Código y su apoyo a las causales”. El día 8 de febrero hemos sido “culpadas” nuevamente, ahora nos “acusan” de cobardes, porque hay un proyecto de Ley en el Congreso sobre “trabajo sexual”, y alguien decidió que las feministas dominicanas debemos salir a protestar contra esa ley.

¡A las feministas nos quieren escoger hasta las peleas que debemos hacer nuestras!

Con relación al Proyecto de Ley que cursa en el Congreso, (al que estamos en la obligación de denunciar y combatir, o somos cobardes). En lo personal, considero que la mejor opción para la sociedad es abolir la prostitución, me adhiero al sustento teórico que defiende la abolición. Ahora bien, eso no me da derecho a negarles a otras personas la posibilidad de solicitar ser nombradas como quieran ser nombradas. Cuando la intención de detractar es tan frecuente, me pregunto a cuáles intereses responde: ¿Es una forma velada de rechazo?¿Una forma evidente de faltar al respeto?¿Una forma absurda de no asumir la responsabilidad social colectiva y personal de los problemas de la humanidad, atacando en colectivo a mujeres feministas, porque te parece fácil atacar?

Frente a este hecho, quisiera hacer una arenga declaratoria: El feminismo y las feministas, no fuimos, no somos ni seremos responsables de la discriminación, de la cosificación, de la violencia y la subordinación de las mujeres; muy por el contrario, siempre hemos estado luchando para que estas sean reconocidas como libres e iguales. Las feministas no somos una masa amorfa, en consecuencia no necesariamente estamos de acuerdo en todo. Tenemos pensamiento crítico y posicionamientos en ocasiones colectivos, en ocasiones individuales. Aun así, hemos logrado poner por encima de las diferencias personales los temas estratégicos que nos convocan para ser reconocidas libres e iguales.
Volviendo a la prostitución, vale la pena aclarar que hay quienes se inscriben en exigir que sea reconocida como trabajo. Y como ya expresé, hay quienes, como yo, nos inscribimos en la tesis de que es una institución cuya estructura de funcionamiento y su racionalidad está vinculada al ejercicio del poder, la cosificación y la explotación de las mujeres.

Como afirma Rosa Cobo, feminista académica española, no es casual que la mayoría del colectivo prostituido sean mujeres y la mayoría de los que demandan “el servicio” sean hombres. Desde este planteamiento, no me convence el posicionamiento que aboga por que la prostitución se reconozca como trabajo. Considero que los sustentos teóricos para defender esta postura son trampas que operan en contra de los derechos de las mujeres. Ahora bien, rechazo enérgicamente cualquier posición abolicionista que obvie a las mujeres envueltas en su ejercicio. Es una realidad en la que hay miles de mujeres en esta práctica, y a ellas les guardo todo mi respeto y exijo del Estado su protección. En consecuencia, cualquier política promovida por grupos de mujeres que practican el sexo como medio de subsistencia y encaminada a que el Estado les garantice protección y alternativas de salida para quienes quieran conseguir otro medio de vida. Que busque la penalización de la explotación sexual/comercial de menores y que defienda a las mujeres de la Trata y el Tráfico, del abuso policial y de las autoridades en general, cuenta con mi apoyo.

Desprecio a los proxenetas nacionales, internacionales, ricos y poderosos, que inteligentemente hacen uso del discurso de derechos, de libre determinación, de los postulados feministas, como por ejemplo “mi cuerpo es mío”; para seguir explotando y abusando a las mujeres, incluso a los proxenetas que conviven alrededor de las mismas miserias y pobreza. Ana De Miguel, feminista y académica abanderada del abolicionismo, afirma que la prostitución hoy por hoy, es una gran empresa global, vinculada a la economía criminal, en la que intervienen muchos actores que se benefician del negocio. Y, aun así, el imaginario colectivo sigue centrado en la imagen de “la puta”, y se olvida muy fácilmente que para que exista la prostitución, usualmente hay alguien demandando el servicio, que casi siempre es hombre.

Sustento con De Miguel, la teoría de que la situación de la venta de sexo no se puede desvincular del abuso de poder. “Uso tu cuerpo, porque puedo pagarte. Tu dejas que yo use tu cuerpo, porque necesitas que te pague”. Relación mediada por la desigualdad. La pobreza, la inequidad y el abuso tienen un peso específico muy fuerte en esta práctica. Por eso dudo del postulado “lo escogí libremente”. La idea posmoderna de reconocer el derecho a prostituirme, al amparo de mi cuerpo es mío, deja debajo del mantel, la búsqueda de placer, aprovechándome de la vulnerabilidad de quien me lo proporciona y las grandes corporaciones mafiosas y machistas que abusan y maltratan a las mujeres que la ejercen.

Ahora bien, reafirmo que cobardes no somos, que tenemos derecho a tener posicionamientos y a disentir, y que nadie puede imponerme mi agenda, que esa es mía y la decido yo. Y reitero, recuerdo, afirmo y sostengo  que las mujeres que viven del sexo, las llames  trabajadoras sexuales, o las llames prostitutas, tienen derecho a ser protegidas por el Estado y a ser aceptadas. O acaso ellas no pertenecen a la misma sociedad donde viven los hombres que pagan por sus servicios?

Mujeres Comunicadoras, en Santiago crean P Web Muxas. Vida Mildred Mata

En esta página web Muxas, mujeres comunicadoras de Santiago buscan empoderar las mujeres. En la sección Musas, soy entrevistada. Acá las declaraciones y el relato escrito por Altagracia Kubinyi.

Página Web: http://www.muxas.org/

Entrevista Mildred D Mata http://www.muxas.org/category/musas/
---
Mildred Dolores Mata
Su forma de encarar la vida no le quita la felicidad

Altagracia Kubinyi Musas Feb, 08, 2017

Una mujer que ha desafiado estereotipos sociales.

Santiago, República Dominicana-Las 2:40 de la tarde, la oficina es habitada por Mildred Dolores Mata, una mujer que desde niña ha dibujado la esperanza. Tiene los pantalones bien puestos y la falda ajustada, convive con el rico y el menos pudiente, sin marcar diferencias.

Sus palabras denotan sencillez y buen carácter. Muchas anécdotas de su infancia le hacen pensar que desde muy chica la persistencia y constancia le han acompañado.

Recuerda que para el año 1961, luego de la muerte del dictador Rafael Leonidas Trujillo, su madre la llevó a hacer misiones pastorales en Guayubín, las cuales consistían en cuidar a personas enfermas.

A partir de los ocho años se integró con más conciencia en esta labor solidaria, construyendo a pasos firmes el inicio de su formación como mujer valerosa y de alto coraje. Con ponchera y esponja acompañaba a su madre en el aseo de los ancianos y ancianas, esculcándoles hasta el último espacio del cuerpo se aseguraba de que la higiene estuviera impecable, desarrollando esa acción una visión sin prejuicios. “No vi como un misterio el cuerpo de un hombre o una mujer y mucho menos sentía ningún tipo de desprecio. Entiendo que no se puede continuar con la mentalidad de que la vulva es la vergüenza de la mujer o que es intocable. Hay que educar sobre la sexualidad, las niñas y los niños deben de conocer su cuerpo en todos los sentidos”, opina.

“Hay en mí una parte infantil y muy alegre. La primera forma mía no está a la altura de las situaciones en muchas ocasiones, pero al rato voy asumiendo lo que sucede con la madurez que requiere”, comenta en forma juguetona Dolores (la musa).

A los 15 años se integró de manera activa en la vida política. En el año 1992, hace más de dos décadas, comenzó a trabajar en los bateyes (comunidades rurales que surgieron alrededor de la industria azucarera en la República Dominicana). Según cuenta Mildred, estas zonas tenían un alto nivel de hacinamiento social. Cada día se enfocó en mejorar y cambiar ese tipo de realidades.

La valentía es su mayor espada. Con buen humor y un poco de sociología crea de su ambiente laboral un espacio idóneo de trabajo. Luego de unos años de experiencia aprendió que de las personas lo más importante son los objetivos comunes que las unen.

Luego de esa reflexión sabe lidiar con todo el mundo -el soberbio, el humilde, el prepotente, el inteligente, el distraído, el alegre, el melancólico-…

Al preguntarle ¿qué le falta por hacer? respondió que todo. No es soñadora y se desvive a diario por tener una sociedad justa, equitativa, sin pobreza y sin gente triste. Lucha por un mundo donde todos vivan felices, las personas no sufran por deudas y la educación sea incluyente e integral.

La mujer empoderada se considera un ser humano en construcción permanente. Tiene en su portafolio de vida un amplio historial en la formación, las labores sociales y la lucha por la equidad de género, este último representa el motor de sus acciones diaria. Viene de un hogar humilde y ama la lectura.

En el 1977 se graduó de Trabajadora Social en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, en los próximos años realizó una maestría en Género y Desarrollo. Mildred ha estado en todos lados, nació en Laguna Salada, Valverde. A los 5 años de edad se trasladó con su madre y su padrastro a Guayubín, Montecristi, más adelante a La Vega, después a Santo Domingo, y por último, a Santiago, donde reside y tiene 31 años de vivencias. Esto le permitió conocer las realidades del país en la mayoría de provincias y la hizo una activista social de cuerpo y alma.

Tiene dos hijos adultos. A su hija la educó con la visión que ella anhela se forme en la República Dominicana, una educación sin tabúes y con una conciencia clara de que ser mujer no es sinónimo de subordinación, delicadeza y muchos menos se resume en el conjunto de órganos primarios sexuales (vulva), sino en la mujer como un todo.

Cuando su hija tenía una edad pertinente la llevó a una ginecóloga para que le explicara todo sobre su cuerpo y en caso de tener relaciones sexuales futuras, supiera cuáles eran las medidas que debía de tomar para cuidar la salud y prevención de un embarazo.

Difícil

Es casada y durante su matrimonio se separó dos veces. En esas separaciones aprendió el valor fundamental de lo que ella buscaba en una pareja. Fue un tiempo de sufrimiento, pero logró identificar que cada ser humano es diferente, pero que hay cosas que no son negociables como la honestidad y la certeza de saber que cuentas con esa persona. Hoy está junto a su esposo, a quien define como el compañero ideal.

Confesión

Las dos separaciones se debieron a incompatibilidad de caracteres. Dolores cuenta que ella quería que su esposo fuera más cariñoso y despierto, pero al final notó que eso no debía ser un problema, porque cada quien es como es.

Prueba laboral

El sector El caliche de Cristo Rey en Santo Domingo era un barrio compuesto por grandes demandas sociales, viviendas en muy mal estado, callejones y características a fines, lo que representó un desafío para la dama de piel morena y corazón solidario. Allí le salieron lágrimas al asignársele un proyecto de mejoramiento urbano que no pudo realizar porque el nivel de vida de las personas no le permitió que se hiciera el levantamiento.

Un ánimo a imitar

Se considera una mujer feliz y de una actitud encantadora. Ríe de todo, pero muy consistente en los objetivos que se plantea.

Siempre está dispuesta a colaborar. Ha sido voluntaria en diferentes instituciones como en el Núcleo de Apoyo a la Mujer y en el Centro de Promoción Humana Integral en el CPHI (cuando existía).Actualmente continúa colaborando con instituciones sin fines de lucro relacionadas con las acciones en pro de la equidad de género.

¿Donald Trump: Nacionalismo populista de show? Por Yacine

Estoy en un grupo tipo Foro, Red, pero por email.

Acerca del debate sobre las acciones de Donald Trump, y distintos sectores, su triunfo, su vida, sus repercusiones, medidas... el amigo Yacine hizo afirmaciones críticas sobre el real alcance de lo que hace Donald Trump, y hasta dónde puede llegar.

Es un amigo crítico, analítico, al que estimo mucho, por su agudeza analítica y cuestionadora al establishment o status quo, de injusticias. Dentro de un debate, mi amigo Yacine escribió,y  dice, para mí, resumo, en esencia, que: cuando Donald Trump afecte los intereses económicos de los grupos de poder  en  USA, estos decidirán hasta qué punto, pueden sus decisiones perjudicarlos. Yacine desnuda cómo casi todos los acuerdos de comercio, sigan o sean interrumpidos por USA,  perjudican a los pueblos y a sus sectores trabajadores.

Mildred D Mata
---
Dice Yacine:

Mientras lo de Donald Trump sea nacionalismo, populismo gestuales, lo dejan hacer su show...

Por Yacine

Insistir en "Sanders apoya a Trump" es poco serio, y suenas tan como el mismo Trump, que mejor dejemos eso allí, y hablemos del fondo del caso.

No sé bien Sanders, pero miles de organizaciones y millones de personas que luchan por la justicia social en el mundo han denunciado estos acuerdos comerciales (DR CAFTA, NAFTA TPA,  Etc.) como muy injustos y desiguales, como herramientas de explotación de hacer los ricos más ricos y los podres más pobres (transferir plusvalía, refiero a la teoría de los términos desiguales de intercambio). Más aun cuando se acoplan a privatización, desregulación de la inversiones extranjeras, de los movimientos de capitales, de los mercados laborales, desmantelamiento del sistema de protección social o laboral, de las regulaciones ambientales y se imponen temas de patentes y derechos, etcétera.

Los que se han beneficiado más de eso, del desequilibrado del libre comercio y una cierta globalización, que han limitado seriamente el poder regulador de los Estado(s), han sido las corporaciones multinacionales y el capital financiero,  transaccionales, quienes  hoy son el poder real de decisión y sus aliados locales . No los arroceros del Artibonito en Haití, o los productores de maíz en México, ni los empelados de los hoteles de Punta Cana, ni de la zona franca de Barahona.

Ahora, si por error de diseño o de proceso, de verdad, sirve para desmontar DR CAFTA y que nos obligue a buscar alternativas al modelo económico de explotación de mano obra barata (minería, zona franca, exportar, turismo de masas), pues no esta mal. Pero lo dudo mucho, ya que creo que mientras éstas sean gesticulaciones nacionalistas populistas, no pasara gran cosa, lo dejan hacer su show. Pero que el día que Trump toque  los intereses reales de los poderes reales: banca, finanza, farmacéuticas, industria militar,... se irá, impeachment  o de otro modo. Y todo el mundo estará contento de tener en su lugar a una, o a un Bush o necocons, más presentable.

Por Yacine, amigo de Mildred D Mata, y de mucha gente que quiere que el mundo mejore de manera inclusiva.

El Papa Francisco y Donald Trump: Derechos migrantes y otros desencuentros. Por Miguel Sang Ben

El Papa Francisco apoya las personas migrantes. Un desencuentro entre el Papa Católico Francisco y Donald Trump.
Miguel Sang Ben expone brillantemente, con una amplia visión, las variables que separan al Papa Francisco (Jorge Mario Bergoglio) y la política de Donald Trump, en geopolítica, en cosmovisiones sobre papeles de las religiones, valores sobre la mujer y la familia, y en los derechos de los migrantes.
Sigamos estos temas en esta lectura y abramos la mente a interrogantes para darle seguimiento a tan importantes temas, muy, pero que muy actuales y con mucha repercusiones.
Mildred D Mata
----
 DIVAGACIONES

Acuerdos improbables entre Francisco y Donald

Por Miguel Sang Ben

Encontré un artículo que trata de las diferencias entre el recién estrenado liderazgo mundial del Presidente Trump y el flamante líder espiritual de la Iglesia Católica. Se titula “Francisco y Donald, los (im)posibles acuerdos”, y trata sobre el desencuentro entre las posiciones de ambos dirigentes. El artículo lo encuentran en el enlace de Vatican Insider siguiente: http://www.lastampa.it/2017/01/17/vaticaninsider/es/comentarios/francisco-y-donald-los-imposibles-acuerdos-bHYatrnxVVT6ak5kUezs0K/pagina.html

 Primero: El desencuentro en las posiciones de la potencia terrenal que es Estados Unidos y la religiosa que es el Vaticano sobre la inmigración. Mientras que Trump las ha satanizado, Bergoglio ha hecho un llamado a la aceptación del migrante. Bergoglio ha viajado a Lesbos y Lampedusa para mostrar su solidaridad con los migrantes. Recordemos su misa en Ciudad Juárez frente al muro de Trump por los migrantes latinoamericanos.

Segundo: La Santa Sede ha tomado distancias frente a las voces aprobatorias y santificantes del régimen trumpiano emanadas del Patriarcado de Moscú, de la Iglesia Ortodoxa. El Vaticano no ha querido erigirse en “legitimador” de régimen alguno, para bendecirlo frente al Islam musulmán y desatar una “guerra de religión” del siglo XXI. El articulista ve la liberación del Vaticano de estos lastres del pasado y mantener su visión sin condicionamientos políticos y culturales.

Tercero: las caricaturas con las que Trump se ha referido a Bergoglio recuerda la ironía de Stalin al preguntar  sobre cuantas divisiones cuenta el Papa Pio XII.  Parece que Trump ha suavizado su diatriba porque parte de su triunfo se lo debe al conservadurismo católico estadounidense. Esto debe desembocar a un dilema de la lealtad entre “la cruz y la espada” de los católicos norteamericanos.
Cuarto: el intervencionismo armado norteamericano contrasta con el apaciguamiento y la voluntad de dialogo de Bergoglio, porque los que están a punto de desaparecer del escenario de Oriente Medio son las comunidad cristianas de las tierras de Jesucristo.

Quinto: el acercamiento entre Putin y Trump lleva a Bergoglio a la situación de alejamiento de los hechos para no verse “como el capellán de Occidente bajo las órdenes del eje del Atlántico Norte”, reeditando la guerra santa contra el Islam. Bergoglio ha condenado toda guerra fratricida en el Oriente Medio.

Sexto: La guinda del pastel será cuando el Vaticano regularice sus relaciones con la República Popular China, ya que las tratativas en esa materia están avanzadas y llevará a un posicionamiento de enfrentamiento con Trump, que ha señalado al gigante asiático como su contrincante favorito de esta nueva Guerra Fría.

Séptimo: La desconfianza en la alianza circunstancial entre el catolicismo y el evangelismo en la política próvida y por la estabilidad matrimonial porque Trump tiene un record de matrimonios y de opiniones misóginas que no presagian su coherencia en estos temas.

Siendo así, en el patio, ¿podemos ver en la actitud del Obispo de Baní, Mons. Masalles, una voz disidente de la tradicional vocación conservadora del Episcopado Dominicano, con más afinidad a la visión pastoral del Papa Francisco, cuando discrepó de la Comisión Investigadora del Concurso de Punta Catalina? Sería un reflejo de la poca alquimia que presagia Vatican Insider entre la derecha caprichosa y la pastoral social en la política internacional.

Testimonio sobre militancia socio-política de Yolanda Santana. Por Miguel Angel Cid Cid

Yolanda Santana, de derecha a izquierda, con un libro en las manos. La acompañan de izquierda a derecha: Águeda Guillén, Virtudes Álvarez y luego Yolanda Santana.
Miguel Angel Cid Cid, escritor cultural, muy vinculado socialmente, mirador acucioso, con humor, perspicacia, sensibilidad, catador de almas...nos narra una vivencia importante para retratar a Yolanda Santana, líder feminista, cultural, social, militante revolucionaria.  Una lectura que inspira y muy bien escrita. Nos muestra uno de sus días, y la calidad de su ardua vida como activista social y política.
Mildred D Mata
----
Eternamente Yolanda

Por Miguel Angel Cid Cid - 28 de enero de 2017

Al suroeste de Santiago de los Caballeros, está Bella Vista, una de las barriadas más antiguas de la Ciudad. El Reparto Peralta, es una de sus comunidades. En 1982-1986 gobernaba,  el Perredeista, Dr. Salvador Jorge Blanco. Mismo que picoteó en solares la zona verde del Reparto,  y la repartió a su gente. El hecho desató la lucha que le aguó la fiesta a los usurpadores. En ese contexto conocí a Doña Yolanda Santana.

Recuerdo, que la reunión para organizar una concentración-protesta entró en receso, en el ínterin, el grupo tarareaba una canción interpretada por Fausto Rey. “Yolanda que lindo nombre, quién lo ha gravado / Quién ha pintado tu rostro quién pinto todo. (…)”, tintineaba la suave melodía.
Miguel Angel Cid Cid
— ¡Aaaah! Comando, ya sé a quién hay que agregar a la lista de invitados a la concentración del sábado –, dijo Leandro Martínez con asombro, mientras me miraba.

— Tenemos que invitar a la profesora Yolanda Santana, esa es una luchadora muy reconocida de la ADP, vive en la Yagüita de Pastor, aquí, en esta misma zona. –, concluyó Martínez.

Quienes ya la conocían, asintieron con la cabeza y varios dijeron a coro, — siiii hay que asegurar su participación y Leandro debe encargarse de ello. —

Concluido el receso, regresamos a la formalidad de la reunión, de inmediato se ratificó, para fines de acta, la decisión ya consensuada. El compañero Antonio Peña, propuso que Doña Yolanda, tuviera un turno de motivación en el evento, igual se aprobó sin dilación.

En efecto, seis días después se celebró la concentración con la participación de cientos de vecinos de Bella Vista y el Reparto Peralta. Todo aconteció como estaba previsto, la emoción de la concurrencia era incontenible.

La actividad la vigilaban Nelson Peralta y Pedro Paulino, señalados como ocupantes del área verde. Soñaban con testificar un imaginado fracaso, de ahí el espionaje. Los aplausos estremecían el ambiente, Doña Yolanda exponía con precisión. Los sabuesos “cuchichiaban” entre ellos.

— ¡M….. Nelson!, los muchachos trajeron refuerzos, dónde consiguieron a ésta. –, expreso Pedro compungido, refiriéndose a Yolanda.

En efecto, Yolanda pronunció un emotivo discurso. Sus palabras calaron en los presentes, incluso yo. La concurrencia quedó hechizada, sorprendida con la magia de su arenga. La comunidad, debe exigir unida, concentrada en un mismo objetivo, los derechos individuales y colectivos, decía Santana.

— Las áreas verdes son el pulmón de una comunidad. Y de ninguna manera, puede ser usurpada por particulares, así sean del PRD o el mismo Presidente de la República, como es el caso. –, sentenció Santana en medio de las ovaciones.

Oriunda de Loma de Cabrera, Yolanda Santana, recaló en la Yagüita de Pastor, Santiago, desde aquí vertió el néctar de la sabiduría y ofrendó su vida al magisterio. El aula, nunca limitó su vocación sociopolítica. Por ejemplo, era dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores y es un símbolo de lucha. Las banderas políticas e ideológicas no obstaculizaban su activismo social. La solidaridad, el respeto, la colaboración y el amor a los espacios compartidos orientaron su militancia de izquierda.

En esa ardua tarea Yolanda, fundó la Coordinadora de Mujeres del Cibao,  y fue parte del Movimiento Vida sin Violencia. Sin duda, desarrolló un liderazgo histórico en el movimiento de mujeres de la región del Cibao y el país. La lista de agrupaciones barriales, campesinas y gremiales que ella acompañó en procesos de lucha organizada es infinita.

Doña Yolanda se fue este enero, a los 67 años. El vacío que deja su partida, solo se repara con mujeres y hombres  construyéndose día a día, como entes políticos y revolucionarios.

La noticia llegó fuera de época, el cortejo fúnebre se hizo sin mí. Creo, que no me habría gustado estar presente. Yolanda Santana es ejemplo de vida, de mujer, de lucha sin descanso, así quiero recordarla.

Como dice Silvio Rodríguez, “Eternamente Yolanda”

http://acento.com.do/2017/opinion/8423830-eternamente-yolanda/

Defensa del "Aborto en Condiciones Especiales". Por José L. Tavárez

Acá coloco la posición de José L Tavárez sobre la Despenalización del Aborto, en un artículo, de manera ampliada.
José L Tavárez H.

José L. Tavárez  es psicólogo, católico, defensor de los derechos de las mujeres, profesor de la UASD y trabaja en el Ministerio de Salud Pública DPS II, Santiago, República Dominicana.  Leamos.

Mildred Dolores Mata
---

EL ABORTO EN CONDICIONES ESPECIALES

Por José L. Tavárez H.

“El hombre es malo por naturaleza”, es el supuesto fundamental de que partieron los    ideólogos del Estado Moderno, particularmente John Locke y Thomas Hobbes.  A este último se le atribuye la expresión: “El hombre es un lobo para el hombre”. La necesidad de un ente regulador del comportamiento del individuo en sociedad, en lo que ha sido llamado "contrato social", se fundamenta en esta concepción de que en el "estado de naturaleza" el más poderoso se impone, dicho en lenguaje popular, “el pez grande se come al chiquito”.

El otro eje importante que justifica la necesidad del Estado Moderno es la constatación de que las personas son iguales, y que por esa razón pueden aspirar a la misma cosa, lo que se constituye en fuente de conflicto, dando origen a una especie de “guerra de todos contra todos”. Así nacen las leyes, las constituciones, el derecho doméstico e internacional y los organismos internacionales. Con esto se intenta conciliar intereses diversos entre individuos, grupos y naciones.

A la luz de esta referencia histórica podemos entender el punto de vista de ciertos sectores, especialmente religiosos, sobre el tema del aborto. Muchos de ellos podrían aceptar que se permita la interrupción del embarazo cuando peligre la vida de la madre o si el feto padeciera malformaciones incompatibles con la vida. La mayor reticencia es se produce frente a los casos de incestos o violaciones.
El problema mayor de estos grupos parte del supuesto de que si se permite la interrupción de embarazos en las condicionantes ya mencionadas, eso abriría las puertas a otras modalidades de aborto. Como se ve, se da por sentada la mala fe del legislador que tendría la intervención oculta de permitir ir más allá de lo consignado en la norma. Otro argumento esgrimido por los autoproclamados "pro vidas" es que las excepcionalidades se presentan con poca frecuencia.

Los más radicales en el rechazo a todo tipo de aborto caen en una aparente contradicción: dan prioridad a la vida por nacer en detrimento de la vida nacida. No toman en cuenta que algunas mujeres podrían ser madres nuevamente en mejores condiciones si se les preserva la vida e integridad personal. La vida de una madre, vida nacida y en posibilidad de generar otras vidas, debe ser prioridad de la norma. Por igual su salud física y mental, así como su derecho a la intimidad.

Habría que ponerse en los zapatos de una mujer violada para comprender que ésta pueda negarse a seguir adelante con el embarazo que resulte de esa acción violenta. Tómese en cuenta que, con mucha frecuencia, son mujeres jóvenes en capacidad de embarazarse en condiciones más propicias para su salud y la de la criatura.

Nuestros legisladores deben acoger las observaciones del Poder Ejecutivo rechazando de paso las presiones de quienes, en nombre de una fe mal entendida, intentan imponer un criterio que ni siquiera el Vaticano tiene. No permitan que sigan muriendo mujeres por el temor de los médicos a actuar de forma oportuna cuando un embarazo de alto riesgo lo amerite. Evitemos la proliferación de abortos inseguros que cada  año causan la muerte a decenas de mujeres, casi siempre las más pobres y vulnerables.

Señores legisladores, no es una licencia indiscriminada para abortar lo que les pide el presidente Danilo Medina, se trata de casos excepcionales: cuando la vida de la madre peligre, existan malformaciones en el feto incompatibles con la vida y cuando el embarazo sea producto de incesto o violaciones. Reconozcan que en estos casos extremos la opinión de la mujer debe tomarse en cuenta.

Por su vida, su integridad personal y su salud mental escuchen a la mujer.

[1] El autor es psicólogo, filósofo y profesor universitario. Trabaja para la UASD y la DPS II Santiago.

La vida y la salud de las mujeres y el Episcopado de la Iglesia Católica. Por José L Tavárez

El Episcopado de la Iglesia Católica ha hecho un documento atacando las Observaciones al Código Penal hechas por Danilo Medina al Código Penal que despenalizan el aborto en 3 eximentes.

La crítica es en contra de la posición de oponerse el Episcopado a la Despenalización del Aborto por las tres eximentes: vida de la mujer en peligro, incesto o violación y mal formación genética del embrión-feto.
José Lucía Tavárez, psicólogo, profesor de la UASD, defensor  derechos sexuales y reproductivos de las mujeres
José Lucía Tavárez es amigo,  Católico, creo que feminista, pues defiende con coherencia los derechos humanos de las mujeres, y su tema más radical, el derecho a decidir de las mujeres con la respectiva despenalización del aborto en el Código Penal, es psicólogo, profesor de la UASD, escribió críticamente sobre este documento Veamos.

Mildred Dolores Mata
--
Crítica a la Posición del Episcopado sobre el Derecho a Decidir de las mujeres

Por José Lucía Tavárez

"Los jerarcas eclesiásticos caen en lo mismo que le critican a los que, según ellos maltratan a las mujeres. Estos señores no se avergüenzan de, en pleno siglo XXI, mantener proscritas a las mujeres de las funciones directivas de esa organización. ¿No va siendo hora de que las mujeres puedan ser ministras sacerdotales, episcopales, y por qué no, papas. Por otro lado, con cuál derecho quieren ellos, que no paren, obligar a una mujer violada a que si lo haga. Estamos reviviendo la época afrentosa de la Inquisición donde se trataba a la mujer como paria sin derechos y sometida a las más aberrantes humillaciones. Ellos prefieren que se deje morir a una embarazada cuya gestación ponga en grave riesgo su propia vida, solo porque ellos dicen que si se permiten excepciones eso abriría las puertas para otro tipo de aborto. Qué forma de razonar y cuánto irrespeto para los profesionales de la salud. Con esa actitud irracional solo muestran que la misoginia tradicional de la jerarquía católica sigue tan campante como en la nefasta Edad Media, como persona de fe siento vergüenza ajena."

José Lucía TavárezT
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...