¿Qué maldita coherencia?

Atravieso el cacao, el petróleo, la fuente subterránea, la pasividad, la leche, el maíz, el trigo,
el arroz, las plumas
el alma rota rota
sin nadie saber el porqué
de este mundo sin lógica.
Me estrenaría un largo edredón de buen gusto,
de grandeza, ¿qué maldita coherencia es ésta?
No quiero la pobreza, ni ninguna rutina que aburra; ni la riqueza, ni los mundos arreglados,
ni los mundos desarreglados.

No quiero un mundo de los fuertes
no quiero las quejas ni resabios de los débiles
¿qué quiero?
¡Dios! si comer se pudiese del aire
si morar se pudiese en alfombras de hojas
si la lluvia solo mojase cuando una quiera
me fajaría a ser rebelde
y solo haría sonrisa, los movimientos sin dueños
y soñara, soñara,…
en la grama fresca me acostara
dormiría sobre las piedras del mar
y respirara en un volcán
después de destruido cualquier apego que amargue o vuelva ingrata la vida
y lloraría sin tiempo, por todas las tristezas que han pasado.
Solo quisiera eso por ahora
llorar,
llorar por ahora
ahora, sin importarme lo que nadie quiera
ahora
sólo la anarquía quiero ser.


Santiago, RD
28.01.06
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...