Políticas ante la crisis de los alimentos: Pavel Isa Contreras

Pavel Isa Contreras (hijo de Narciso Isa Conde y de Lourdes Contreras, feminista), en su papel de Representante para República Dominicana del Programa Mundial de Alimentos (PMA) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) habla sobre las políticas para la autosuficiencia alimentaria y para que el país pueda exportar.

Advierte que los subsidios generalizados para disminuir los precios de los alimentos son un desperdicio de recursos, pues se subsidia al 60% de la población, que no necesita de ese subsidio; en cambio propone subsidios focalizados en las personas más pobres. Dice que hay que apoyar la agropecuaria de manera sistemática, facilitar que el crédito privado llegue en condiciones amigables...Habla de cuidarse de que un exceso de exportaciones no presione el mercado interno con alzas y de tu tema, la presión migratoria. Pero como puedes observar no aparece tu temor de un plan externo de organismos.

La noticia completa:

PÁVEL ISSA"Los subsidios generalizados son un enorme desperdicio"


Javier Valdivia - 5/12/2008 - Listín Diario

PÁVEL ISA, DEL PMA, HABLA DE LA CRISIS ALIMENTARIA Y DE SU IMPACTO EN RD

Pável Isa, oficial nacional a cargo del PMA, responde a las preguntas de LISTÍN DIARIO.

SANTO DOMINGO.- La crisis alimentaria que afecta al mundo ha movilizado a los organismos internacionales y los líderes discuten cómo evitar una catástrofe. Pável Isa, oficial nacional a cargo del Programa Mundial de Alimentos (PMA), conversó con LISTÍN DIARIO sobre la repercusión de esta crisis en República Dominicana y sobre las políticas que se aplican para enfrentarla.

El FMI y otros organismos han llamado al subsidio para enfrentar la situación. ¿A la larga no es una trampa, sobre todo en países como RD donde el subsidio es muchas veces un arma política?

Se está hablando de asistencia humanitaria básicamente en países con una tasa elevada de pobreza y una elevada incidencia de inseguridad alimentaria. Es algo que no tiene escapatoria.

Una crisis alimentaria de este tipo, donde sencillamente contingentes de poblaciones enormes están atrapados en una situación de insuficiencia alimentaria y podría desencadenar una serie de consecuencias de salud, con consecuencias irreversibles para la población, sobre todo menor de 3 años. En esta situación no hay más alternativa que responder en el corto plazo y la única respuesta
posible es la asistencia alimentaria.

El gobierno ha gastado 401 millones de pesos para subsidiar los alimentos y se acaba el presupuesto... ¿Cuál es la solución a largo plazo?

Primero hay que graduar la respuesta alimentaria, no se puede estar otorgando subsidios generalizados; son insostenibles fiscalmente y además son un gran desperdicio. Estamos hablando de que se está subsidiando el consumo de un 60 por ciento de la población que no
está en una situación de riesgo de insuficiencia alimentaria. O sea que hay que focalizar la asistencia alimentaria.

¿A largo plazo…?

Estrategias contra la pobreza y la desigualdad. Esto puede sonar muy aéreo, pero es irremediable porque la situación de inseguridad alimentaria está muy asociada a la situación de insuficiencia de ingresos, entonces necesitas políticas más globales, y luego se necesita impulsar la agricultura.

Yo creo que hay un consenso en torno a la necesidad de fortalecer la producción agropecuaria, pero fortalecer no significa producir volúmenes solamente, se trata de producir volúmenes a un costo relativamente razonable y con un nivel de eficiencia relativamente bueno.

Es decir, se trata de fortalecer la capacidad de autoabastecimiento, no necesariamente el autoabastecimiento total, sino la capacidad, por ejemplo, de responder efectivamente en situaciones como ésta.

El Canciller habló de convertir a RD en el "granero del Caribe", cuando el año pasado el sector agropecuario apenas creció 1.2%, ¿No es un tanto pretencioso?

La agricultura ha sido la "cenicienta" de los sectores productivos. O sea, la política de desarrollo productivo ha sido la "cenicienta" de la política de desarrollo en República Dominicana, y la política de desarrollo productivo del sector agropecuario ha sido la "cenicienta" del desarrollo productivo, por lo tanto estamos hablando de la "cenicienta" de la "cenicienta": ha sido totalmente relegada.

Durante la sustitución de importaciones qué fue lo que se hizo: se estranguló la agricultura para apoyar la industrialización y se ha continuado este proceso a lo largo del de servicios de zonas francas y turismo.

Entonces, se trata de entender el rol que puede jugar el sector agropecuario en la cadena de desarrollo, en particular, por su impacto en el empleo, por sus implicaciones para el desarrollo rural y para establecer cadenas agroalimentarias. El país sí tiene las condiciones para convertirse en una potencia agrícola en la región por sus condiciones agropecuarias.

El tema de los biocombustibles es capital en la crisis…
La posición del PMA es que efectivamente hay un problema, pero hay que ver cuáles son los biocombustibles que están causándolos y por ahí hay que atacar, pero no se puede hacer una crítica universal a todos los biocombustibles. Obviamente lo primero es la alimentación.

Haití es una "bomba de tiempo". ¿Cuáles serán las repercusiones en RD?

Allí la urgencia es nuevamente aumentar la asistencia; es la única forma en el corto plazo. En el mediano y largo plazo creo que también se está planteando en Haití la necesidad de recuperar la producción agropecuaria, un país que se abrió de manera indiscriminada a las
importaciones.

El impacto en República Dominicana es que puede haber un posible aumento en la demanda de alimentos; es una amenaza y una oportunidad, una amenaza porque puede presionar los precios si las compras son masivas, y una oportunidad porque habría una demanda que se puede
aprovechar para aumentar. Una amenaza se da también por el lado de la migración, podría haber una presión migratoria mucho más fuerte.

Se ha advertido también que la crisis amenaza los Objetivos del Milenio. El aumento de los precios de los alimentos, la recesión en EEUU, va a implicar un desaceleramiento de la economía dominicana. Ya está proyectado un crecimiento de cerca de la mitad de la del año pasado, por lo tanto, yo no diría que sólo el tema de los alimentos, sino en general el contexto va a dar un crecimiento bastante menor de la economía dominicana este año, y por lo tanto, un alejamiento del cumplimiento de la meta número uno que parecía posible en algún momento: reducir a la mitad el porcentaje de las personas que viven con un dólar al día.

El contexto de los precios de los alimentos hace que el cumplimiento de las Metas del Milenio sea más lejano.

El Presidente ha anunciado que creará después de las elecciones un Consejo de Seguridad Alimentaria. Lo importante es la respuesta inmediata que se dé, que puede o no contar con el aval institucional de un consejo como éste.

La respuesta de asistencia alimentaria de emergencia no tiene que esperar por el consejo, eso es lo primero. Lo segundo, sobre si el consejo es efectivo o no, la verdad es que no importa tanto, hemos visto consejos efectivos y consejos inefectivos. ¿Le va a dar rango de política de Estado al tema de la crisis alimentaria o no? Esa es la pregunta.

Entonces, ¿Los pasos que ha dado hasta ahora el gobierno han sido correctos?

Creo que ha mostrado una genuina preocupación, aunque muy influenciada quizá por el contexto electoral, espero que esa preocupación que ha mostrado en el contexto pre-electoral continúe.

Pero en términos de política la respuesta que ha dado son los subsidios generalizados y esos subsidios no van a ser sostenibles. Puede ser un mecanismo de respuesta rápida, la vía más fácil que tratar de focalizar, focalizar toma tiempo.

Entonces, podría ser un primer paso, pero eso no se puede sostener, no es una respuesta que no puede durar más de tres meses a costa de estresar las finanzas públicas de una manera que es difícil de sostener y que por lo tanto atenta contra uno de los logros que ellos plantean y que es la estabilidad macroeconómica.

El punto es que los subsidios no son sostenibles. Hay que empoderar a la Secretaría de Agricultura, transformarla en una Secretaría que pueda fortalecer las capacidades productivas y no sencillamente salir en auxilio de productores cuando están en problemas solamente.

PRODUCCIÓN

¿Cómo se puede garantizar la producción de alimentos en cantidad, calidad y precios razonables para satisfacer la demanda nacional?


El oficial nacional del PMA señala algunos puntos fundamentales: "Política efectiva de acceso a la tierra, acceso al crédito, y eso implica no sólo al Banco Agrícola, sino también hacer que el sistema financiero sea un sistema amigable con la agropecuaria (en este momento es un sistema hostil a la agropecuaria).

Tercero, política de desarrollo productivo, es decir, una política de mejoramiento de la productividad y los rendimientos, que en la agropecuaria significa programas de extensión, mejoramiento de semilla, riego, fortalecimiento de la capacidad de aprendizaje y de
innovación en la agricultura, esos tres elementos al menos".

Isa destaca la necesidad de que en el tema del acceso a tierra y crédito las mujeres estén entre las más favorecidas. También se refiere a la necesidad de aplicar una política de desarrollo tecnológico.

"El problema de la agricultura dominicana es que es una agricultura de muy baja productividad, porque no tiene apoyo... es una actividad que no es muy rentable", dice.

En cuanto a la Reunión de Roma, convocada por la ONU para principios de junio y en la que se dará seguimiento a la crisis alimentaria, Issa cree que se debe esperar un compromiso de los líderes para ofrecer asistencia alimentaria sostenida y gradual, por el tiempo que sea necesario, a los países y poblaciones en profunda situación de insuficiencia alimentaria.

También confía en que surja un fuerte consenso en el sentido de que hay que transformar las políticas económicas a nivel global, de tal manera que dé un espaldarazo a las políticas de desarrollo productivo.

"Creo que la Reunión de Roma tiene que dar una estocada final a la idea de que la apertura de mercados y el sector privado, por sus propios medios, van a lograr el desarrollo de la producción, en este caso de alimentos, que todos deseamos, y una adecuada distribución", señala.

Según Isa, hay que cambiar esa idea por objetivos explícitos de políticas alimentarias: mejorar la producción, mejorar la productividad y combatir la pobreza.

"Ninguna se logra dejando las cosas al libre mercado, el mercado sólo es un instrumento", concluye.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...