Día de la No violencia a la Mujer, de Susi Pola: Patria, Minerva y Teresa, con Magaly, Ángela y Gladys

A casi 30 años de la primera conmemoración del Día de la No Violencia contra las Mujeres, las dominicanas organizadas e independientes que componemos un colectivo en camino constante hacia el reconocimiento de nuestros derechos, nos unimos hoy al país entero para recordar a las tres Muchachas.
Por Susi Pola el 25/11/2010
interference
Susi Pola


Cincuenta años después del fatídico 25 de noviembre en que fueron asesinadas las Hermanas Mirabal, el mundo entero las conoce y recuerda en este día, instituido internacionalmente como el de la No Violencia Contra las Mujeres. Sin embargo, no toda la R. Dominicana sabe la historia del reconocimiento internacional dado a la fecha, por lo que la compartimos como un tributo especial a todas las dominicanas.
 
En el año 1981, en ocasión del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y de El Caribe, celebrado en Bogotá Colombia, las compañeras Magaly Pineda y Ángela Hernández, reconocidas activistas feministas y con trabajo permanente por el reconocimiento de los derechos de las dominicanas, ante el acuerdo de crear una conmemoración que visibilizara las violencias contra las mujeres en la región, contaron al cónclave del encuentro, la historia de Patria, Minerva y Teresa, proponiendo el 25 de noviembre como la fecha para recordar.
 
Y las feministas latinoamericanas allí presentes, conmovidas por el triple asesinato, vieron la forma como sucedieron los hechos, los acontecimientos que los desencadenaron y la trayectoria de estas dominicanas que rompieron el esquema femenino y conservador y consideraron que todo esto, las elevaba al grado de mártires.
 
Desde que Magaly y Ángela volvieron de aquel encuentro, las feministas dominicanas cada año nos congregamos a recordar a las Mirabal queridas, en un homenaje de inicio temeroso, porque mucha gente no quería hablar de violencia contra la mujer y entonces, convocadas por el Centro para la Investigación y Acción Femenina, CIPAF, que aún dirige Magaly Pineda, se hizo una semana de denuncia, incorporando las violencias sociales, dedicando un día a la violencia sexual y otro a la violencia doméstica, una acción que rompió el hielo para siempre.
Para las que somos mayores, nos es grato recordar aquellos días en que, aquí en Santiago, marchábamos hasta el Puente Hermanos Patiño y con un derroche de flores despertábamos el Yaque dormilón, para rendir homenaje a Patria, Minerva y Teresa. Siempre coordinando con las compañeras de la capital las acciones, en tiempo y acción, recordamos ese día, a las dominicanas asesinadas por ser mujeres.
 
Luego, cuando Gladys Gutiérrez era diputada, junto al movimiento de mujeres dominicanas, presentó la propuesta de un día de la No Violencia para el 25 de noviembre y la Cámara Baja unánimemente así lo declaró. Hasta que, en 1999, la República Dominicana, con el apoyo de 60 países más, sometió la fecha a la Asamblea de las Naciones Unidas, en 1999, quienes la aprobaron para todo el mundo.
 
A casi 30 años de la primera conmemoración del Día de la No Violencia contra las Mujeres, las dominicanas organizadas e independientes que componemos un colectivo en camino constante hacia el reconocimiento de nuestros derechos, nos unimos hoy al país entero para recordar a las tres Muchachas de Salcedo y su sacrificio.
 
susipola@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...