Desconsuelo

Yo y nada
es lo mismo
¡la misma mierda!

Y no hay remedio, ni secreto
que borre este desconsuelo
que limpie el smog de los cementos
que humedezca la sequedad de los desiertos.

No me alcanza el consuelo de los aviadores
y se me oye tanto como el trajinar de las hormigas
la dureza de este vendabal de soledad
me toca
me encuentra
tensa.

Quiero componer todas las cosas
y saltar, saltar, saltar, sobre las cordilleras
y luego,…

¡Nada importa!
y si importa
me entrego a mis caricias mientras restaño mis heridas
de soslayo…
recibo cualquier caricia
embebida siempre
tras las huellas de los pasos
tras cualquier vestigio de todo ser.

8.VI.06
Santiago, RD.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...