PARTIDOS POLÍTICOS Y CUOTA FEMENINA : Por José Lucía Tavárez Henríquez*

José Lucía Tavarez es el responsable de campaña de la Diputada Magda Rodríguez, Magda es diputada del PLD de la circunscripción No.3 en Santiago, y quien preside la Comisión de Género de ese en ese espacio. Votó contra el artículo 30 que condena a la mujer a morir cuando el embarazo hace peligrar su vida y su salud mental. También José Lucía Tavarez es el cónyuge de Magda Alina, animador popular y destaco su trabajo en bateyes durante añoos, es profesor de la UASD en Santiago, es medio feministo (ja ja)

mildred.d

____

Por José Lucía Tavárez Henríquez

Al igual que en otras muchas cosas, la mujer parece haber llegado tarde a la política, y como era de esperarse, los mejores asientos ya estaban ocupados por hombres, muchos de los cuales han sido poco caballerosos a la hora de ceder locaciones a las recién llegadas. Con variados argumentos la cultura machista le escamotea los espacios políticos que las mujeres han venido reclamando en las últimas décadas.

En algún momento se apeló a supuestas desventajas que, por naturaleza, tenía la mujer frente al hombre. Derrotada esta concepción por una visión antropológica más objetiva y equilibrada, se han apoyado en el enfoque sociológico, según el cual, lo femenino se asocia con el hogar, mientras al hombre le es reservado lo público, que incluye naturalmente el liderazgo político.

Con una creciente integración femenina al mundo laboral, académico e intelectual ha resultado difícil no reconocer los derechos políticos de las mujeres. A regañadientes algunos hombres han comenzado a ceder asientos a favor de las damas en los parlamentos, la municipalidad e incluso de primeras magistraturas.

¡Ahí vienen las mujeres! Es un grito de guerra que ha obligado a introducir reformas en el aparato estatal que garanticen más participación de la mujer en el quehacer político de las naciones, incluyendo a nuestro país. Es en este contexto que se promulga la Ley Electoral 275-97, donde se establece la cuota femenina de 25%. Más tarde esta ley es modificada con la 12-2000 y la13-2000, que obligan a los partidos políticos a incluir un mínimo de 33% en las candidaturas congresuales y 50% en las municipales.

Recientemente ha trascendido el rumor de que las cúpulas de los partidos mayoritarios discuten la posibilidad de reinterpretar la ley electoral, asignando la cuota femenina, no según la división política y electoral del país sino de manera global. A primera vista esto parece cuestión de simple matemática, pero en realidad es una treta para reducir la presencia de mujeres en la boleta de los partidos.

Lo que estamos diciendo se explica mejor con un ejemplo: En Valverde Mao las congresistas más votadas en las primarias del PLD fueron dos mujeres, por lo que allí, donde solo hay 3 representantes, no sería necesario incluir otra mujer. Si Sánchez Ramírez, ninguna mujer queda entre los tres primeros puestos, podría ponerse sólo hombres. Al sumar ambas demarcaciones parecería que se está respetando la cuota femenina, pues 2 de 6 equivale al 33%.

En la práctica, siguiendo el ejemplo anterior, habría una mujer menos en la boleta de ese partido, con lo cual se contraviene el objetivo de incentivar la participación política de la mujer dominicana, hasta alcanzar mayores niveles de equidad de género en las funciones públicas.

Soy de opinión de que, con más razón debieran incluirse mujeres en demarcaciones donde pocas al logrado descollar, esto potenciaría los incipientes liderazgos femeninos en esos lugares. Y para quienes piensan que se le está regalando algo que la mujer no se ha ganado, debemos recordarles que ellas han sido víctimas de una antigua discriminación basada en el género.

Se trata de reparar el daño inflingido a la mujer por una cultura patriarcal, inequitativa, excluyente y violenta. Un mundo mejor solo es posible con actitudes de tolerancia, respeto por los demás y fomentando la inclusión de todos y todas en la tarea constante de mejorarlo.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...