La educación de la consciencia

Estoy construyendo un trabajo sobre cómo educar la consciencia. Luego mejoraré este texto. Lo coloca acá de manera embrionaria porque lo estimo muy útil en estos momentos para la sociedad dominicana, para mejorarnos, para que consigamos más seriedad, más entereza, para cumplir con las demás personas  en el bien común y en la solidaridad, con las reglas que nos inspiren confianza.

Mildred Dolores Mata
----


I.   DEFINICIONES DE CONSCIENCIA*

“La conciencia es el acto psíquico mediante el cual una se percibe a sí misma en el mundo. Por otra parte, la conciencia es una propiedad del espíritu humano que permite reconocerse en los atributos esenciales.”
 Se trata del conocimiento reflexivo de las cosas y de la actividad mental que sólo es accesible para el propio sujeto." (...)
“…las cosas inconscientes son las que aparecen en otro nivel psíquico y que son involuntarias o incontrolables para el individuo.
“…la conciencia es un estado cognitivo no-abstracto que permite que una persona interactúe e interprete con los estímulos externos que forman lo que conocemos como la realidad. Si una persona no tiene conciencia, se encuentra desconectada de la realidad y no percibe lo actuado.”

La psicología distingue entre los niveles consciente (establece las prioridades), preconsciente (depende del objetivo a cumplir) e inconsciente (no se racionaliza). La estructura de la conciencia está dada por la relación que establecen estos tres niveles.

“La filosofía considera que la conciencia es la facultad humana para decidir acciones y hacerse responsable de las consecuencias de acuerdo a la concepción del bien y del mal. De esta manera, la conciencia sería un concepto moral que pertenece al ámbito de la  ética."

* http://definicion.de/conciencia/


II. EDUCACIÓN DE LA CONCIENCIA **

¿Cómo educar la consciencia?
Una conciencia bien formada irá acompañada siempre de tres actitudes esenciales:

   sinceridad,
   autoconvicción,
   responsabilidad.

Dos Reglas Importantes:

1)      No hacer un mal para obtener un bien. Es decir “el fin no justifica los medios”.
2)      No hagas a los demás que no quieras te hagan a ti.

 Tener objetivos, principios y valores:

 . Educar la conciencia para que sea capaz de abrirse a los valores objetivos asimilándolos como propios, percibiendo el bien y el mal.

· Fortalecer la voluntad, llevando a la persona a hacer el bien y evitar el mal.

· Formar la conciencia para emitir juicios rectos sobre la bondad o maldad de los actos y ponerlos en práctica.

Cómo formar una recta conciencia.
  •     Animar a la lectura, al conocimiento de libros reflexivos con valores de bondad, cooperación.
  •     Guiarnos por convicciones, reflexionar sobre las consecuencias, no ser impulsivos.
  •     Guiarnos por principios.
  •     Ser autocrítica/o, reconocer los errores con humildad.
  •      Buscar apoyo, consejería, terapia, hacer balances diarios de hechos, actitudes.
  •     No buscar justificaciones para hacer lo mal hecho. Ser sincera/o.
  •     Hacer programaciones, afirmaciones, u oraciones (según tus creencias espirituales si eres de una religión) repitiendo las cualidades, virtudes que se quieren conseguir o fortalecer.
  •     Levantarnos ante los fallos, dificultades, volver a comenzar en la conducta positiva.
  •      Trabajar en la planificación al detalle, programar el tiempo, anotar lo que se desea hacer. Ser responsable.
  •   No envidiar a las demás personas, no actuar por modas, por imitación de los bienes incorrectamente.
  •     Que se valore el trabajo, y se abstenga de hacer o conseguir lo incorrecto.

 Etapas en la formación de la conciencia.

1. Precede a la acción, y es la  percepción sobre el bien como algo que debe hacerse y el mal como algo que debe ser evitado. Tener claro los principios, normas.

2. La segunda fase es la fuerza que lleva a la acción: “Hago el bien” o “no, esto no lo hago”. La persona se va habituando a la coherencia. Actuar con constancia, con volunta, para que se sea eficaz para que se logre lo que se desea.

3. Tercera etapa. Se reflexiona y se emiten juicios sobre la bondad o maldad de lo hecho. Reconocer que hemos actuado bien, o si hemos actuado mal.  Se pide perdón, se reconoce, y se evita repetir lo incorrecto.

**Mayra Novelo, del Centro de Asesoría Pedagógica
http://es.catholic.net/educadorescatolicos/751/2408/articulo.php?id=21321

Bibliografía


* http://definicion.de/conciencia/

**Mayra Novelo, del Centro de Asesoría Pedagógica

http://es.catholic.net/educadorescatolicos/751/2408/articulo.php?id=21321
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...