Maritza quiere sexo y amor

Maritza está enamorada de Heury. De él tiene un hijo de un año y dos meses. Pero no lleva su apellido, -él no lo reonoce como su hijo -dice Maritza, mientras acaricia su pelo ensortijado. Ella tiene su propio salón de belleza, pero aún así sueña con irse a Puerto Rico con Heury.

Tiene 24 años, mide 5.2 pulgadas, color negro claro en la piel, negro son sus ojos, y transparentes son las lágrimas que corren por sus mejillas. Delgada, pero un poco amasadita, -una niña linda -dice el tío que la acompaña en la Corte.

Maritza quiere que Heury la quiera y quiera a su hijo. Ella no lo entiende, pues una dos veces por semana él quiere sexo, y lo tienen! Ella pelea con las otras mujeres, y con las personas que le ayudan a conseguirlas. Heury tiene 19 años, de piel negra clara también, mide igual que ella, quiere tener novias, quiere tener sexo con Maritza, y no quiere que ella pelee por él. Heury tiene miedo, pues su familia no quiere a Maritza

Cuentan que tanto llora Maritza que se pudo ir en yola desde su casa, para Puerto Rico, que las aguas de su tanto llanto fueron y vinieron, dejándola de nuevo en la urbanización Las Américas en Santiago. mientras su amor va y viene.

En Puerto Rico Heury quiso sexo, la rechazó luego, y Maritza llora aún sin saber si él la quiere o no la quiere. Maritza sí sabe que Heuri quiere sexo.

mildred d
Santiago, RD. 1-VI-06
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...