Amor es accionar para cuidarnos y cuidar, aún estando solas/os o acompañados

Hablando de amor, de cualquier amor, no sólo de pareja.

Primero, hay que hablar de amor a una misma, a uno mismo. Tener autoestima. Que es reconocerse, aceptarse como una/o es, cuidarse, conocerse, controlar nuestras emociones, cuidar nuestra salud, trabajar, saber hacer de todo (que nos respetamos y luchemos siempre haciendo de todo; así, si nos quedamos solos/as, no se nos viene el mundo abajo). Autoestima es superarnos, es aprender, es hacer cursos, ejercicios físicos, disfrutar de la naturaleza, poder estar solo/a, aprender a estar sola o solo,y autoestima es quererse, haciendo las actividades despacio, para poder pensar, reflexionar…

Segundo, amar es sentir, tener acciones de amor hacia los demás. El amor es una actividad que significa dar y recibir. Presupone que vamos haciendo, y produciendo. Y producir es superar la dependencia, es dejar un exceso de amor egoísta hacia uno mismo, porque con el egoísmo tendemos a querer usar y manipular a los demás.

Entonces, el amor es a) cuidar, b) tener responsabilidad, c) tener conocimiento de las demás personas y d) respeto.

(Erich Fromm, El arte de amar. Paidós, 1959-2005, España).

¡No! a la dependencia! no, a que los demás nos resuelvan la alegría, apegados, sin dejar a la otra persona libre.

Amar dice Erich Fromm es dejar atrás la omnipotencia narcisista: que es sólo escucharnos a nosotros y nuestros intereses. Amar es ir dejando atrás el deseo de usar a los demás, sin tomar en cuenta sus necesidades. Por tanto: Ama quien puede dar. Puede dar la persona que confía y usa sus poderes humanos, tiene coraje y fe para lograr fines.

Tercero, el amor a la familia, aunque esta pueda estar lejos o cerca, no tiene que estar bajo un mismo techo. Amar a la familia es desear lo mejor a la que ha sido nuestra pareja. Es que aunque no vivamos con nuestros hijos e hijas, debemos seguir cuidándolos, responsabilizándonos, conociendo, y respetando a nuestros hijos e hijas.

Cuarto, amor es saber comunicarnos. Es escuchar, es respirar hondo cuando nos sentimos heridas, heridos. Se trata de una buena comunicación cuando no respondemos, ni hablamos cuando tenemos rabia, ira, “pique”. Comunicación constructiva, de amor, es no gritar, es no hablar alto, es no vocear, no hablar descompuesto, ni usar palabras ofensivas.

Hay que saber comunicarse oportunamente, buscando el momento apropiado. Es tratar de hablar a solas con la persona, en espacios donde pueda haber intimidad, y una buena comunicación es estar preparados/as para aceptar que no siempre van a estar de acuerdo con nosotras y nosotros. Si hay explosión de ira, malestar es recomendable no continuar la conversación. Si la otra pwersona tiene una actitud de disposición de mejoría y acción, debemos ir reconociendo y perdonando.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...