Comentario sobre la novela La breve y maravillosa vida de Oscar Wao de Junot Díaz: Mildred D Mata

En los foros de Clave Digital dos personas han criticado acremente la novela de Junot Díaz, dos "nacionalistas" super políticamente no correctos (un poco violentos, irrespetuosos, racistas, etcétera), y uno de ellos puso el comentario de Diómedes Mercedes, y dice que éste da oxígeno, y otro dijo que va a tirar la novela a la basura, la ven como antidominicana, como que ridiculiza el ethos dominicano.

Y quiero decir algunas ideas sobre estas reacciones y la novela.

Lo primero es que toda persona que pueda que escriba, aunque no le guste a determinados grupos, personas; hay mucha gente dispersa, que se siente un poco desacompañada que se encuentra y se alegra que en mundos lejanos hay sentires similares, y luchas.

Me conmovió mucho en una entrevista que Junot Díaz dijo que sus padres se esmeraron por mantener su vínculo con la realidad dominicana, con el fukú, la crítica a la dictadura...etcétera. Es decir con la parte contestaria a la historia oficial, y la identidad oficial (estatus quo dominante, autoritario, despreciador de los esclavos, de lo negro, del trabajo físico, de los barrios, de las mujeres, de los pobres, de los viejos, viejas, etcétera, que son llamados "perdedores" y demás yerbas clasificatorias abusivas y descaradas de las desigualdades).

Resulta que no tuve padres ni madres, ni familiares, ni relaciones, ni profesores, ni bibliotecas contestarias, ni viajé, ni nada...contestario: pueblos pequeños, mujer, marginal, novelas de Corín Tellado, no deportes, no cine, no ná.

Entro a la izquierda a los 15 años, y ahí, sigo rural, trabajo popular, lecturas muy ideologizadas, mucho idealismo, mucho anti Trujillo, mucho a favor de los pobres, los esclavos, trabajadores, etcétera. Con una mezcla de poca profundidad pues estudié en un mundo de UCMM, por suerte cuando el Trabajo Social tradicional estaba en cuestionamiento.

Pero no pude tener acceso a una visión más amplia, menos sectárea, como las visiones a las que tengo acceso en redes, gente que habla a favor de Juan Bosch, por ejemplo; o gente como Pedro Luis Castellanos, humanista, religioso, marxista, un con tó bien saludable.

Entro a los foros de Clave Digital, la gente en las organizaciones, los estudiantes,...creen en matar delincuentes, hay racismo, antihaitianismo, ...y voy descubriendo el inmenso poder de líderes tradicionales, matanza de haitianos, negación del jus soli, el neoliberalismo, desorden en las ARS, poca seguridad, ...entonces, hay mucho que hacer, estamos un poco crudos.

Cuando leo una novela como la de Junot Díaz, mi alma se regocija. Veo ¡¡¡por fin!!!, un hombre joven, "bien papiao", de universidades famosas, doctor,...zambullío buscando en los cañaverales, desnudando el autoritarismo de las madres contra las hijas adolescentes-jóvenes (Inca versus Beli, Beli versus Lola), denunciando a Balaguer, a Trujillo, reivindicando a Anacaona como madre de América, desnudando nuestro antihaitinismo, el narrador Yunior, un machista mentiroso, se desnuda el machismo, el poder de sectores militares abusivos, la arbitrariedad, el desorden , la pobreza, la pobreza, la pobreza, etcétera.

Dice Diómedes Mercedes, que Junot Díaz no deja valores alternativos, no trasciende...Pienso que el regalo que deja Junot no es para todo público, quizás, escribe para gente joven, nos muestra un mundo no accesible para gente que no ha estado en mundos alienados y transculturales....

Y aunque no se habla, creo que no debe agradar mucho el lenguaje abierto para nombrar la sexualidad popular: r..par, cu..a, gü..o, el acercamiento sexual a través de la horizontalidad de una trabajadora sexual afectuosa,...: son mundos no deseados. Ahora me viene a la memoria la reacción de algunos pprofesores de la UASD en SFM que no querían que estudiantes de literatura leyesen la novela de Pedro Antonio Valdez, Carnaval de Sodoma, porque nombra las formas corrientes para hablar de la sexualidad.

Me atrevo a pensar...que Junot sabía muy bien cuál era su legado, su trascendencia,...ayudarnos a romper con nuestras disociaciones esquizoides, y acercar los mundos no nombrados con el talento, lo cual álguienes se lo echan en cara, de una manera que sentí con poca humildad. Es como si los mundos dominicanos alienados, desarmados, tristes,...que Junot revela, como no gustan a algunos/as, no son mundos dominicanos...y sin embargo, yo: ¡tan satisfecha de que por allá, en EEUU, haya gente que no haya vendido su alma a la frivolidad y a las perlinas que se han usado para tapar los mundos excluídos, y para develar los mundos callados de las inconductas autoritarias y violentas de la RD que tira muertos en cañaverales y tan poco correctas políticamente! Es difícil complacer el mundo, ¡¡¡¡a escribir!!!!, que cada quien tiene su enlace con almas perdidas que se mueven, donde menos se espera.

mildresilla d
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...