Paz de género en la Provincia de Santiago (parte 2 de 2)

La ciudad de Santiago de los caballeros tiene una población de un millón de habitantes (1,000,055), el municipio completo tiene 1 millón 200 mil habitantes (1,270,263) y toda la provincia tiene un 1,855,364 habitantes, estos datos son del año 2010.

No obstante, los servicios para la atención y la prevención de la violencia de género intrafamiliar, y contra la mujer, de manera especializada, se mantienen reducidos básicamente a la Procuraduría Fiscal, para toda la provincia de Santiago.

Unidad de atención de violencia contra la mujer, intrafamiliar y sexual. Santiago, RD.


En la Fiscalía de Santiago está la Unidad de Atención a la Violencia de Género, Intrafamiliar y Sexual, (UVGIS), la que atiende el fenómeno con más personal interdisciplinario.

Otras instancias tienen personal de asesoría legal, psicológica, como es la Oficina Provincial de la Mujer (OPM), el Programa de asesoría legal gratuita del Consejo del Plan Estratégico, CONALBA, una oficina de asesoría legal, social, que es la Casa Comunitaria de Justicia de Cienfuegos, con la integración de Fiscalía, y participación Ciudadana.

En el ayuntamiento hay una psicóloga y un psicólogo especializados en género, pendientes de aumento de sueldo. Y en algunas ONG hay algunas/os profesionales, y en general, suelen tener actividades educativas de prevención.

A la Unidad de Atención UVGIS, de la Fiscalía, casi diariamente se presentan de 70 a más de cien usuarias/os, de las cuales unas 14,000 personas, un 84 % mujeres, y un 16 % hombres. Así fue en el 2010.

Estas denuncias son atendidas por un personal de siete fiscales y/o abogadas/fiscalizadoras, dos psicólogas, un psicólogo, una trabajadora social, un solo vehículo, dos médicas, y 13 personas del personal administrativo, personas que de enero a agosto del 2011, ejecutaron unas 30,000 acciones.

Las 14,000 denuncias presentadas tienen dificultades para dársele un seguimiento para que no vuelva a caerse de nuevo en el ciclo de la violencia, porque se necesita un apoyo integral a las víctimas, y a las personas que agreden, que en un 84% son hombres.

Para ambos el seguimiento y la terapia son importantes. Para las víctimas hay que constituir una Red social de apoyo, apoyos diversos, y todo esto envuelve recursos humanos diversos,…El seguimiento debe ser por lo menos de seis meses a un año.

A todas luces la evaluación es que estos recursos son absolutamente insuficientes. Así se recoge en todos los diagnósticos sobre la Ruta Crítica que viven las sobrevivientes en Santiago. Las personas tienen que esperar en las distintas etapas del proceso, y las víctimas suelen estar vulnerables emocionalmente, económica y socialmente. Muchas abandonan los procesos, el tiempo suele ser largo para sus niveles de precariedad, y para lo delicado de la situación. En general las personas tienen muy poco recursos que le den soporte mientas esperan (problemas para el cuidado de las niñas/os, problemas de permisos en los trabajos, vigilancia y control que se alerta mientras más tiempo no son localizables, falta de dinero para comer, para el transporte,…).



Decíamos la semana pasada que desde agosto del 2011 representativos de la sociedad civil del municipio de Santiago se han declarado en alerta ante los feminicidios y ante la violencia de género.

En el año 2011 la ocurrencia de feminicidios bajó en Santiago. Pero los feminicidios íntimos se mantienen casi en la misma proporción: doce (12) en el 2010, y once (11) en el 2011.

El 10 de septiembre del 2011, el Presidente de la República Dominicana, doctor Leonel Fernández, convocó a un Encuentro en el teatro de la PUCMM, a distintos sectores de la ciudad de Santiago para tratar el tema de la criminalidad, y a dicho encuentro fue invitada la compañera feminista, abogada, Susi Pola, quien asumió la vocería de este colectivo de la Coalición.

Documento en el cual sostenemos que la violencia de la cultura patriarcal de género es una de las causas fundamentales de la criminalidad, y que hay que integrar más: la aceptación, la comprensión y la voluntad de trabajar este tipo de criminalidad doméstica, y de integrar este enfoque en la visión y planes para enfrentar la criminalidad de otro tipo.

Este documento fue refrendado por veinticuatro organizaciones e instituciones civiles de la Provincia de Santiago. En el anterior artículo mencioné unas 16, y para este documento participaron, además: el Grupo Arca, Participación Ciudadana, Fundación Satcha, Junta de Vecinas/os Hermanas Mirabal, Equipo de Prevención de Uso de Drogas, Colegio San Sebastián, Grupo de Rescate de Alto Riesgo León Rojo, Santiago Atento (Movimiento Cívico Ciudadano), y el Centro Integral para el Desarrollo Local (CIDEL).

Esta declaración de alerta no es un hecho improvisado. Parte de la sociedad de Santiago de los Caballeros solemos tener habilidades de diagnosticar el problema, pero queremos que esto se extienda a toda la sociedad de Santiago.

En Santiago rechazamos de manera visceral el problema, y en algunos espacios hemos sabido definir lo que queremos, en visión, y en misión, pero necesitamos de más capacidades y acciones, para que nuestros objetivos se hagan políticas y acciones públicas, o que se cumplan las políticas que ya hay, para que todo esto repercuta en prevención permanente, en redes de apoyo, en atención oportuna, integral, continua, ágil, y generalizada.

De eso seguiremos tratando en la semana próxima

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...