Costo de la educación básica y media en República Dominicana

http://www.clavedigital.com/Perspectiva/Articulo.asp?Id_Articulo=5771


PUBLICADO EN LA SECCION Perspectiva DE CLAVE DIGITAL EL DIA jueves, 09 de agosto de 2007

EDUCACIÓN E INVERSION

Mil dólares por estudiante
Tenemos colegios que desde hace décadas están formando triunfadores en la vida: por su éxito en la familia, en estudios posteriores, en el trabajo y en la comunidad.

Juan Tomás Tavares

SANTO DOMINGO, DN (República Dominicana).-Con honrosas excepciones, hoy en República Dominicana la educación de calidad se obtiene en una institución privada.

Tenemos colegios que desde hace décadas están formando triunfadores en la vida: por su éxito en la familia, en estudios posteriores, en el trabajo y en la comunidad.

Un subconjunto de estas instituciones tiene además la característica de estar integrado por entidades sin fines de lucro.

¿Qué cuesta producir los servicios educativos en las instituciones sin fines de lucro preferidas por generaciones de familias dominicanas por considerarlas proveedoras de una educación de calidad aceptable en nuestro país? En su presupuesto no figura el costo real del usufructo de los inmuebles, pues éstos fueron adquiridos en condiciones muy ventajosas en el pasado.

Otra característica es la eficiencia y la continuidad de la gestión, así como la activa participación de la familia en apoyo del aprendizaje de sus hijos. Además, el relativamente alto capital sociocultural del alumnado facilita el aprendizaje y reduce el costo de intervenciones compensatorias.

Evidentemente, para lograr un aprendizaje de similar calidad en toda la población, con sus diversas necesidades especiales y desventajas socioculturales, es preciso dedicar recursos de un valor por lo menos equivalente a los requeridos por los colegios sin fines de lucro. Esta es la clave para estimar, grosso modo, la inversión mínima requerida para proveer una educación de calidad para todos en nuestro país.

Para formarnos una idea del costo de la educación básica en la ciudad de Santo Domingo, identificamos tres niveles de inversión por estudiante en colegios sin fines de lucro:

DE US$1,000.00 ANUALES. Entre colegios de larga tradición en esta categoría: Don Bosco, San Juan Bautista, Nuestra Señora de La Paz, Quisqueya, Apec Minetta Roques, Serafín de Asís.

DE US$1,500 A 1,750.00. Loyola, La Salle, Apostolado, Consa, Calasanz, Santo Domingo.

DE US$2,250.00 O MAS. San Judas Tadeo, Colegio Babeque, Instituto Cultural Dominico-Americano.

El nivel de inversión del Estado dominicano históricamente no supera US$400 por estudiante de primaria y en años recientes promedia unos US$300.

Esto significa que el presupuesto no llega a un 40% del mínimo necesario para producir una educación de calidad aceptable en el primer nivel de nuestros colegios sin fines de lucro, que cuentan con las ventajas de una buena gestión, el apoyo familiar y una población estudiantil de capital sociocultural superior a la media.


Evidentemente, no podemos esperar en su conjunto un producto educativo de calidad con el bajo nivel de inversión en la educación básica dominicana y el tradicional estilo de "gestión pasiva” de los centros escolares estatales. La calidad en los planteles públicos es la excepción, y se produce por circunstancias especiales que se dan en algunas comunidades y bajo la inspiración de liderazgos fuertes. Con el nivel de inversión actual, jamás se impondrá la calidad en el sistema en su conjunto.

Con base en el anterior análisis, en una primera etapa proponemos elevar la inversión anual del Estado a unos US$1,000 por estudiante de educación básica, excluyendo el monto requerido para la construcción y equipamiento de escuelas, así como los programas de alimentación, libros de texto y ropero escolar para atender a la población más necesitada.

Pretender producir una educación de calidad aceptable con base en una inversión de 300, 400 ó 500 dólares anuales sencillamente es ilusorio, aun contando con el sacrificio de los educadores, que actualmente perciben salarios muy bajos.

Con el actual nivel de financiamiento, el sistema educativo seguirá siendo muy ineficiente, porque lo que produce es una escuela pobre para los pobres, con el consiguiente círculo vicioso de repitencia, sobreedad y eventual abandono del aula. Los estudiantes dominicanos en el sector público pasan en promedio 1.3 años por grado alcanzado y muchos no terminan la primaria, elevando el costo actual para completar un año de escolaridad a más de US$500. Si en verdad queremos un sistema educativo eficiente y una educación de calidad adecuada para todos, elevemos nuestro nivel de inversión a US$1,000 anual por estudiante al tiempo que mejoramos la calidad de la gestión.



WWW.CLAVEDIGITAL.COM






SANTO DOMINGO, DN (República Dominicana).-Con honrosas excepciones, hoy en República Dominicana la educación de calidad se obtiene en una institución privada.

Tenemos colegios que desde hace décadas están formando triunfadores en la vida: por su éxito en la familia, en estudios posteriores, en el trabajo y en la comunidad.

Un subconjunto de estas instituciones tiene además la característica de estar integrado por entidades sin fines de lucro.

¿Qué cuesta producir los servicios educativos en las instituciones sin fines de lucro preferidas por generaciones de familias dominicanas por considerarlas proveedoras de una educación de calidad aceptable en nuestro país? En su presupuesto no figura el costo real del usufructo de los inmuebles, pues éstos fueron adquiridos en condiciones muy ventajosas en el pasado.

Otra característica es la eficiencia y la continuidad de la gestión, así como la activa participación de la familia en apoyo del aprendizaje de sus hijos. Además, el relativamente alto capital sociocultural del alumnado facilita el aprendizaje y reduce el costo de intervenciones compensatorias.

Evidentemente, para lograr un aprendizaje de similar calidad en toda la población, con sus diversas necesidades especiales y desventajas socioculturales, es preciso dedicar recursos de un valor por lo menos equivalente a los requeridos por los colegios sin fines de lucro. Esta es la clave para estimar, grosso modo, la inversión mínima requerida para proveer una educación de calidad para todos en nuestro país.

Para formarnos una idea del costo de la educación básica en la ciudad de Santo Domingo, identificamos tres niveles de inversión por estudiante en colegios sin fines de lucro:

DE US$1,000.00 ANUALES. Entre colegios de larga tradición en esta categoría: Don Bosco, San Juan Bautista, Nuestra Señora de La Paz, Quisqueya, Apec Minetta Roques, Serafín de Asís.

DE US$1,500 A 1,750.00. Loyola, La Salle, Apostolado, Consa, Calasanz, Santo Domingo.

DE US$2,250.00 O MAS. San Judas Tadeo, Colegio Babeque, Instituto Cultural Dominico-Americano.

El nivel de inversión del Estado dominicano históricamente no supera US$400 por estudiante de primaria y en años recientes promedia unos US$300.

Esto significa que el presupuesto no llega a un 40% del mínimo necesario para producir una educación de calidad aceptable en el primer nivel de nuestros colegios sin fines de lucro, que cuentan con las ventajas de una buena gestión, el apoyo familiar y una población estudiantil de capital sociocultural superior a la media.

Evidentemente, no podemos esperar en su conjunto un producto educativo de calidad con el bajo nivel de inversión en la educación básica dominicana y el tradicional estilo de "gestión pasiva” de los centros escolares estatales. La calidad en los planteles públicos es la excepción, y se produce por circunstancias especiales que se dan en algunas comunidades y bajo la inspiración de liderazgos fuertes. Con el nivel de inversión actual, jamás se impondrá la calidad en el sistema en su conjunto.

Con base en el anterior análisis, en una primera etapa proponemos elevar la inversión anual del Estado a unos US$1,000 por estudiante de educación básica, excluyendo el monto requerido para la construcción y equipamiento de escuelas, así como los programas de alimentación, libros de texto y ropero escolar para atender a la población más necesitada.

Pretender producir una educación de calidad aceptable con base en una inversión de 300, 400 ó 500 dólares anuales sencillamente es ilusorio, aun contando con el sacrificio de los educadores, que actualmente perciben salarios muy bajos.

Con el actual nivel de financiamiento, el sistema educativo seguirá siendo muy ineficiente, porque lo que produce es una escuela pobre para los pobres, con el consiguiente círculo vicioso de repitencia, sobreedad y eventual abandono del aula. Los estudiantes dominicanos en el sector público pasan en promedio 1.3 años por grado alcanzado y muchos no terminan la primaria, elevando el costo actual para completar un año de escolaridad a más de US$500. Si en verdad queremos un sistema educativo eficiente y una educación de calidad adecuada para todos, elevemos nuestro nivel de inversión a US$1,000 anual por estudiante al tiempo que mejoramos la calidad de la gestión.


WWW.CLAVEDIGITAL.COM
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...