Sí a la cesantía de las y los trabajadores. Por Jefrey Lizardo

El economista Jefrey Lizardo, partidario de la equidad social, de que haya seguridad plena para la vida de trabajadores, explica el porqué no se puede aceptar el pedido del empresariado de que se suspenda en el Código Laboral dominicano la Cesantía.

mildred dolores mata

----
20 Enero 2012,

 Inaceptable

                                                                               Jefrey Lizardo


La gran crisis financiera se ha llevado por delante en Europa al estado de bienestar que postuló hace más de ochenta años el economista John M. Keynes, al que se llegaría mediante la intervención del  Gobierno en la aplicación de políticas públicas que eleven la calidad de vida de los ciudadanos. En República Dominicana se pretende cercenar ese anhelo mediante el corte de la cuerda por lo más delgado. Así debería interpretarse  el reclamo de asociaciones empresariales para que  se  suprima del Código Laboral el beneficio de la Cesantía que el empleador  está obligado a entregar al trabajador objeto de despido,  cuyo valor pecuniario está determinado por el tiempo que tuvo en vigencia el contrato de trabajo y el monto salarial devengado.

Se alega que el régimen de la Seguridad Social  suple las necesidades básicas que confrontaría un  empleado al quedar cesanteado por decisión unilateral del empleador, lo que resulta  todavía un eufemismo,  como lo demuestra el hecho de que miles de ex  trabajadores de  antiguos ingenios  azucareros  todavía reclaman su derecho a prestaciones  laborales.


El criterio de que  las provisiones para el pago de cesantía laboral constituye una carga presupuestal para las empresas es impropio para una sociedad que aspire a un  auténtico estado de bienestar basado en la equidad, pues la plusvalía o rentabilidad que genera la fuerza de trabajo debería alcanzar para indemnizar al trabajador cuando haya agotado su capacidad de generar riquezas.

¿Por qué cortar  la cuerda por el lado del trabajador  en una sociedad donde el Estado renuncia a favor del  empleador a acreencias  tributarias por más de  cien mil millones de pesos  anuales? ¿Por qué considerar  el pago de cesantía laboral  cómo una carga, si  el empresariado tiene acceso pleno y directo a los Fondos de Pensiones de los trabajadores para poder generar más riquezas?


Imposible comparar la situación laboral dominicana con la de países desarrollados o economías emergentes donde se aplican con todo vigor  figuras como  seguro de desempleo,  estrictas normas de higiene y seguridad en las empresas y un efectivo régimen de Seguridad Social, Pensiones y Jubilaciones. La  competitividad no se  alcanza con la eliminación del Código de Trabajo de la figura de la Cesantía ni con la congelación salarial, sino con  el uso intensivo de tecnología, seguridad jurídica y disminución de costos  colaterales causados por  negligencia estatal o por mala administración de las unidades productivas. El reclamo patronal de que se suprima  el derecho de los trabajadores al beneficio de la cesantía laboral es  absolutamente inaceptable porque atenta contra el sueño ciudadano de alcanzar un auténtico estado de bienestar, basado  en la justa distribución del ingreso público y de la plusvalía privada.

Por Jefrey Lizardo

http://tinyurl.com/875f4jq
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...