Entrevista a la ginecóloga y obstetra Lilliam Fondeur trata sobre Esperancita, (Rosalba Almonte Hernández) y el artículo 37 de la Constitución Dominicana




La doctora Lilliam Fondeur explica las repercusiones de muerte y el amarre de las manos que tienen los médicos en República Dominicana con el artículo 37 de la Constitución en caso de que embarazadas a las que hay que practicarles abortos según la medicina científica.

Se parte de la muerte de la adolescente dominicana llama Esperancita, Rosalba Almonte Hernández, el 17 de agosto, viernes, quien por no practicársele un aborto que ponía en riesgo su vida, murió de hemorragia cuando expulsó el feto, se le aplazó la quimioterapia por priorizar el feto por conceptos  que están en la Constitución de que se debe dejar al azar la suerte dee feto y madre, con el mismo nivel de prioridad.

Hay un ebate mundial sobre las repercusiones de este artículo que sectores religiosos quieren imponer en algunos países.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...