Actitudes de complicidad ante la violencia de género contra lamujer: Inés Aizpun

Mirando a otro lado

Diario Libre. Inés Aizpun. 18/11/2008

En este tema del maltrato intrafamiliar, de la violencia contra las mujeres, hay un mensaje, particularmente uno, que debemos desterrar: que la situación es en parte culpa de las mujeres porque no denuncian su situación, porque "aguantan".

Nada más falso, nada más perverso, nada más cómodo para los maltratadores, que desenfocar la atención sobre el verdugo, y echarle la culpa a la víctima.

Hace tiempo que los especialistas se dejaron de preguntar por qué una mujer golpeada retira la querella o por qué guarda silencio. Hay muchas respuestas, tantas como víctimas.

La violencia contra la mujer es democrática. Sus víctimas son de todos los colores, tamaños, religiones, nacionalidades y estatus social. Con una diferencia, explica una maltratada sin problemas económicos: "una mujer pobre golpeada da pena a todos. Una víctima de clase alta es objeto de mofa, se nos ve como una caricatura".

No hace falta enseñar un ojo morado para tener todo el derecho a la protección. Aumentan las denuncias por maltrato psicológico, verbal, violencia económica y patrimonial, sexual dentro del matrimonio, y falta un campo en el que las políticas públicas deben ser más firmes: seguridad jurídica. Hay víctimas de violencia que no encuentran abogado. No son casos que les gusten. Por el bagaje emocional que se arrastra, porque no se sabe dónde está el dinero o el acusado es un hombre poderoso más deseado como cliente que como contrincante... Queda mucho por conseguir.

IAizpun@diariolibre.com

2 comentarios:

  1. Todos alguna vez hemos sido cómplices ante la violencia de género. Todos alguna vez hemos visto a un hombre e incluso a una mujer abusar de otra mujer, y no hacemos ni decimos nada. Todos alguna vez hemos presenciado actos discriminatorios contra una mujer, y nos quedamos callados. El Estado es cómplice, las instituciones jurídicas son cómplices, los médicos son cómplices.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Sheila!

    He conocido casos de personas incluso organizadas en grupos de ciudadanía democrática que cuando les toca de cerca han perdido la integridad y sen han hecho cómplice de la persona que agredió.

    ¿Has estado en los foros de Clave Digital?

    Cariño.

    mildred dolores mata

    ResponderEliminar