San Agustín y Santo Tomás de Aquino no consideraban la concepción temprana como una persona

 Uruguay y la lucha por la despenalización del aborto.

En Uruguay parece que la población y los partidos son más progresistas, más abiertos, y que aman más  a sus mujeres que en la sociedad dominicana. Aunque acá según las encuestas Gallup,  un 80% está de acuerdo con el aborto terapéutico, pero el Congreso anterior, que terminó en el 2010, actuó de espaldas al pueblo, y no tomó en cuenta esta conciencia.


El Congreso uruguayo y la mayoría está alineada con que se despenalice el aborto hasta las doce semana de embarazo. Pero el  Presidente Tabaré Vásquez, en el 2007,  violentó a la sociedad, y al Frente Amplio, del cual forma parte su partido, y violentó al Congreso, pues este organismo decidió que se despenalice el aborto;  y él, como Llanero solitario,  vetó el proyecto. ¡Y de nuevo el debate!, esto viene votándose desde el 2004. El actual Presidente Pepe Mujica prometió que esto lo someterá a la consideración de toda la sociedad mediante voto directo.

Un parto largo para un conflicto triste: salud y vida de la mujer por encima de la concepción antes de 12 semanas (tres meses).

En esto no hay unidad de criterios. En la feligresía, en las jerarquías religiosas, entre los  santos,... : Han diferido de esa posición San Agustín y Santo Tomás de Aquino, los cuales, en su época, no estuvieron de acuerdo con elevar el feto a persona, y que por esa apreciación, muera la madre físicacamente o sea dañada emocionalmente.

El debate es: ¿somos la mujeres personas? ¿Somos sociedades dirigidas por segmentos fundamentalistas de las religiones?

Las mujeres dominicanas tenemos que tener mucha sabiduría y parsimonia para no desfallecer en conquistar el derechos a vivir, por encima del feto, embrión o cigoto, cuando haya conflicto, entre estas vidas potenciales, y la mujer, ya desarrollada como persona. Y para ilustrar de lo que estamos pasando y seguiremos pasando en la República Dominicana,  hago un resumen de la lucha en Uruguay, para que un día pueda despenalizarse el aborto en todas las circunstancias.

mildred d
_____

Resumen sobre la lucha por la despenalización del aborto en  Uruguay.

L
a periodista Constanza Moreira escribía en el 2007: "Aborto: el debate sigue en pie." Y hablaba así cuando el Presidente de Uruguay, en ese entonces, Tabaré Vásquez, vetó la decisión del Congreso de la República de aprobar la despenalización del aborto. En ese artículo Moreira nos relató que el debate comenzó en el año 2004. La Cámara de Diputados lo votó favorablemente, por una diferencia ajustada: ganó por 47 votos contra 43. En el Senado, sin embargo, el proyecto fracasó.

La lucha continuó en el 2007, y en ese sentido relata la periodista:

"En 2007, y luego de una ardua discusión en la Comisión de Salud de esta Cámara, el proyecto fue elevado al plenario, pero no con la unanimidad de los que allí estaban, sino con dos posiciones: una en mayoría y otra en minoría. Curiosamente, la posición en mayoría no fue la del Frente Amplio (FA) (que tiene mayoría en el Senado), sino la que sumó a senadores blancos y nacionalistas, con senadores del FA", y esta suma de sectores era favorable al proyecto." (Moreira, 2008).

Como vemos, preparémonos para una lucha zigzagueante, de cálculos, y a veces, agentes en los partidos, que han priorizacido el poder, no importa que esté en juego la vida de las mujeres. Continúa la comunicadora describiendo:
"El informe en minoría estaba firmado sólo por los legisladores frenteamplistas, y era favorable al proyecto. Lo que estaba en discusión era el capítulo más importante y decisivo: el que habilitaba a la mujer a interrumpir voluntariamente su embarazo hasta las doce semanas luego de la concepción. Quienes se opusieron a la votación de este artículo fueron dos senadores de Asamblea Uruguay. Uno de ellos, el senador Alberto Cid, había estado involucrado en la comisión que elevó el proyecto en 2004 y había trabajado codo a codo con los principales impulsores del mismo. Su posición hoy representaba un cambio con respecto a la posición de 2004." (Ibid).


 Para el 2007 varió la posición del Senado: "El proyecto (y el capítulo decisivo) no contó con la aprobación del Senado. Hubo empate: 15 a 15, algo que descolocó a las barras, poco familiarizadas con las sofisticaciones del reglamento de las Cámaras, y sobre todo a los integrantes de los movimientos más contrarios al aborto, que no sabían si festejar o no. ¿Qué representaba el empate? Que no se había conseguido la mayoría necesaria. Un voto más hubiera sido necesario."

Las razones que explicaron  la "disidencia" de los legisladores del Frente Amplio, según explicaron ellos, era la prevalencia de la oposición  del Presidente de la República, Tabaré Vásquez, pues conocían que éste vetaría la  propuesta. Decían que no querían "...generar un conflicto de poderes entre el Parlamento y el Ejecutivo (en este caso, el Presidente) por lo que estos senadores no votaron el capítulo sobre el aborto. Sin embargo, estas razones no parecieron haber sido capaces de modificar la posición del resto de los legisladores frenteamplistas. Y al parecer, tampoco modificarían la posición de los diputados que estarían a favor de despenalizar el aborto, y que podrían, ahora que el proyecto pasa a esta Cámara, volver a incluirlo en la discusión. Así, queda planteado porqué el "veto presidencial" afecta a unos y no a otros. Para quienes defienden el proyecto, enfrentarse al veto presidencial es una lucha que vale la pena dar, cuando están en juego los derechos de las mujeres. Para otros, no es éste el momento. ¿Lo votarían si la amenaza de veto presidencial no hubiera estado esgrimida, si fuera otro el Presidente? Hay dudas, sobre todo cuando uno de los legisladores de Asamblea Uruguay (Baráibar) ha invocado "razones de conciencia"." (Moreira, 2008, negritas de MDM)


Tomo de ese debate el tema de las razones de conciencia. que Moreira aborda con el texto de "...las  militantes por los derechos sexuales y reproductivos, Lilián Abracinskas y Alejandra López, hacen una historia sobre cómo en América Latina, y a partir de las conferencias mundiales sobre Población y Desarrollo (Cairo, 1994 y Beijing, 1995), el tema de la despenalización del aborto fue incorporado en las agendas públicas. 

Se recreó en ese debate como  durante el gobierno de George Bush las fuerzas conservadoras representadas por este gobierno "incluyeron cláusulas de condicionalidad sobre los recursos de cooperación manejados por la Agencia Estadounidense para el Desarrollo (USAID), para impedir el apoyo de la misma a cualquier institución que estuviera involucrada en los temas de aborto. 

También en el  1984, pasó igual, durante la administración de Reagan, contra el Fondo de Población de las Naciones Unidas, dada la renuencia de las autoridades de este Fondo a incluir una mención explícita de rechazo al aborto. Se indicó "la  combinación "fatal" que representa, para todos los temas de salud sexual y reproductiva, la alianza entre la Iglesia Católica y la política internacional estadounidense."(Ibid)

La alianza entre el Vaticano, y las jerarquías católicas, sólo integradas por hombres machistas, ayudó en el pasado a que en cuatro países se mantenga la penalización del aborto en todas las circunstancias, lo cual se logró en nuestro país, República dominicana, en enero del 2010, y así se stablece en la Constitución en  artículo 37.


Así lo señala en Montevideo, Sonia Correa, "sostiene que "la agenda del conservadurismo moral es hoy tan importante para los halcones de Washington como lo es el petróleo y el unilateralismo". Se destaca asimismo la intervención de la Iglesia y Estados Unidos en países como Perú, República Dominicana y Argentina, para incorporar la definición de persona desde el momento de la concepción en las cartas constitucionales. Y como veremos más adelante, esto de que el "embrión" es una "persona humana" y el aborto entonces es un "asesinato", es una construcción de sentido que forma parte del corazón de las ideologías conservadoras. Así que lo que llaman "razones de conciencia" debería cambiar de nombre: debería llamársele simplemente "ideología"." (Ibid).


Y en Uruguay se relata la manera contradicotria como se maneja estos temas en las jerarquías sólo integradas por hombres en el catolicismo. Veamos que no sigue relatando Moreira: "... la propia Iglesia, en nombre del "derecho a la vida", ha sido bastante contradictoria a lo largo de su desarrollo como institución. El libro de Abracinskas y López hace una historia sobre estas concepciones. Ni San Agustín ni Santo Tomás de Aquino consideraban homicidio el aborto en una fase temprana. De hecho, la idea de que el embrión era ya "un humano" apareció en la Iglesia Católica, recién....¡en 1869! Así, pareciera que un argumento "de principios", como el vinculado al "derecho a la vida", demoró unos cuantos siglos en el seno de la Iglesia para ser formulado. No era, al parecer, ni una verdad revelada, ni un principio evidente en sí mismo. Antes bien, fue una construcción tardía." (Ibid, negritas de MDM).


Uruguay está consignado que el Estado es laico, que no está monopolizado por orientaciones religiosas, se establece la libertad de cultos. En ese sentido se sostiene: "... quienes quieran aferrarse a esas concepciones, están en todo su derecho de hacerlo: pero no se la pueden imponer a los demás. Al concebir el aborto voluntario como un delito, estamos sometiendo a toda la sociedad a una ideología conservadora, con base en una concepción religiosa sobre la persona, que es lo último que podríamos esperar de un Estado "laico" como el nuestro. (Ibid).

Hoy el gobierno de Pepe Mujica, ha dicho que someterá este tema a una votación de toda la sociedad. Y en general ha prometido que nunca vetaría algo que haya decidido el Congreso y el Senado,  pues no debilitará la democracia. Veamos que sigue pasando en Uruguay, pero allá, está permitido el aborto terapeutico, sobretodo cuando la vida de la mujer está en peligro.

Bibliografía:

1 Aborto en debate: dilemas y desafíos del Uruguay democrático. Proceso político y social 2001-2004. Coordinadoras: Lilián Abracinskas y Alejandra López Gómez. MYSU. Montevideo, 2004

2. Presidente uruguayo vetó ley de despenalización del aborto. Periódico Emol Mundo. Jueves 13 de Noviembre de 2008.http://www.emol.com/noticias/internacional/detalle/detallenoticias.asp?idnoticia=330703


3. Discurso de Pepe Mujica ante estudiantes de Venezuela. 2011.

4. Moreira, Constanza. 2008. El debate sigue en pie. La República, Lunes, 22 de octubre, 2007 - AÑO 12 - Nro.2706, . Uruguay.
http://www.larepublica.com.uy/comunidad/280590-aborto-el-debate-sigue-en-pie
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...