EEUU y República Dominicana: Seguro Familiar de Salud

PUBLICADO EN LA SECCION FIRMAS DE CLAVE DIGITAL EL DIA martes, 14 de agosto de 2007

COLUMNA VERBAL


Impulsemos el Seguro Familiar de Salud

Julio R. Cordero - Graduado en Administración de Empresas. fue Subsecretario de Educación

Acabo de leer en uno de los tantos periódicos norteamericanos que están disponibles por la Internet, que la Organización Mundial de la Salud (WHO) informa que 41 países están por encima de los Estados Unidos en el ranking de esperanza de vida, no obstante ser éste el país más rico y poderoso del planeta.

Entre esas 41 naciones que superan a la que en estos momentos domina políticamente al mundo, figuran Japón, Canadá y casi toda Europa, así como Guan y hasta las Islas Caimán.

Un norteamericano recién nacido vivirá, en promedio, 77.9 años; en cambio, uno del pequeño principado de Andorra; de Francia o de España, va a durar un promedio de 83.5 años de vida.

Todo esto, a pesar de que los Estados Unidos es el país que más gasta en investigación y en tecnología médica y se mantiene, por tanto, a la cabeza de nuevos descubrimientos en el área de la salud.

¿Dónde radica, entonces, el problema que provoca esta incongruencia? Sencillamente en un sistema de salud obsoleto, costoso e ineficiente, que deja sin cobertura a más de 45 millones de norteamericanos y que, de acuerdo con la prestigiosa revista Time, será, junto con el de la guerra de Irak, el verdadero tema de debate de la campaña electoral que se avecina.

Son las grandes corporaciones norteamericanas, aun cuando antes se habían opuesto al plan de reforma del sector salud que trató de impulsar el Presidente Clinton, las que ahora presionan por un nuevo régimen de seguridad social que contemple la cobertura universal,

como hace años implantaron los canadienses.

En la República Dominicana, la Ley 87-01 que crea la Seguridad Social, aprobada hace casi 7 años pero cuya entrada en vigencia ha sido pospuesta en 9 oportunidades, finalmente, según se anuncia, se hará efectiva el 1 de septiembre.

Hace falta mucha voluntad política para que entre todos: sector oficial y oposición, impulsemos esta conquista que mejorará las condiciones de vida de los dominicanos y que, sin lugar a ninguna duda, hará más eficiente y más seguro al trabajador de este país.

Pero también hace falta la voluntad del sector empresarial que, igual que la sociedad civil, tiene el compromiso de presionar hasta convertir esta ley en realidad para colocarse en el camino hacia la estabilidad social y la modernidad que impone el siglo 21.

Con esto, estaremos dando el primer paso para empezar a institucionalizar el país y de paso combatir el clientelismo.

http://www.clavedigital.com/Firmas/Articulo.asp?Id_Articulo=9332
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...