¿Por qué el no permitir el aborto terapéutico no es un tema de poner en una Constitución? Denisse Paiewonsky y el diputado Pelegrín Castillo Semán.

Excelente debate, felicitaciones a Denisse Paeiwonsky por su nivel de profundaidad en los conocimientos y en las actitudes de defender la dignidad humana de las mujeres dominicanas y del mundo.

mildred d

____
Respuestas de D. Paiewonsky a la:

“Guía para la acción del diputado Pelegrin Castillo Semán sobre el aborto” (Publicada el 30 Abril 2009 en el Hoy Digital)


Pelegrín Castillo:
1-No hay una forma de exclusión social más ominosa, dramática, terrible, definitiva….. que el aborto. Paradójicamente, muchos de los que han articulado un hermoso discurso sobre la exclusión, no lo ven así.

Denisse Paiewnsky:
Este planteamiento, como casi todos los demás, se basa en un dogma religioso asumido como axioma sin que medie demostración alguna –a saber, que el huevo fecundado es persona humana, con igual dignidad y derechos que la mujer adulta. Si por el contrario asumimos las posiciones científicas y jurídicas dominantes, entonces no se puede hablar de exclusión, porque sólo se puede excluir a los seres humanos reales, no a los potenciales.

Paradójicamente, quienes sostienen estas posiciones ultraconservadoras frente al aborto terapéutico también las suelen tener frente a los ‘intercambios de disparos’, el derecho de los niños dominico-haitianos a la educación, etc., lo que induce a pensar que para este sector los derechos de los seres humanos potenciales son más importantes que los derechos de los seres humanos actuales.


Pelegrín Castillo:
2-¿Por qué cuando se protegen ciertas especies animales –la tortuga o los bubíes- se protegen sus huevos?: Un huevo de tortuga no es una tortuga, un huevo de bubíes no es un bubi, y sin embargo se cuidan por igual. La respuesta es evidente, el bien jurídico a preservar es la vida como proceso, como ciclo, como especie….Que siempre asume en sus inicios formas microscópicas, invisibles, pero no por eso menos maravillosas.. ¿Por qué para algunos es tan difícil apreciar el milagro de la vida humana?


Denisse Paiewonsky:
1) Argumento de sentido común: No hay que confundir la gimnasia con la magnesia. Una cosa son las estrategias de conservación/propagación de especies animales amenazadas y otra muy diferente el derecho de las ciudadanas a no ser privadas de derechos (y aún condenadas a muerte) por dogmas religiosos que no alcanzan a distinguir diferencias éticas o jurídicas entre una célula fecundada y una persona adulta.

2) Argumento teológico:
“Según la ley, el acto (del aborto) no se considera homicidio, porque aún no se puede decir que haya un alma viva en un cuerpo que carece de sensación, ya que todavía no se ha formado la carne y no está dotada de sentidos”.
San Agustín

En cuanto a la vigencia actual de la posición de Agustín, recuérdese que la Iglesia no le realiza ritos religiosos a fetos abortados o prematuros natimuertos, ni permite su enterramiento en tierra consagrada.



Pelegrín Castillo:
3- Recuerdo con frecuencia un pensamiento de Raymond Aarón que decía: “Ciertamente, el hombre hace la historia, pero pocas veces sabe la historia que hace”. Aludía al hecho, tantas veces comprobado, de actores políticos que actúan conforme a sus planes, ambiciones, intereses, pero al interactuar con otros actores, pierden sus rumbos iniciales, así como el control de los acontecimientos.


Denisse Paiewomsky:
Justo lo que ha estado pasando con esta Asamblea Revisora, narigoneada por la jerarquía católica, por extremistas religiosos enquistados en las cúpulas partidarias y por simples oportunistas políticos, a fin de que adopten posiciones retrógadas y violadoras de los derechos humanos.

Pelegrín Castillo:
4-Pretender que la vida no tenga dolor, ni riesgos, ni dificultades, ni esfuerzos es pretender que no sea humana…


Denisse Paiewonsky:
…siempre y cuando esos dolores, riesgos y dificultades los asuman las mujeres, particularmente las más pobres, ¿verdad?

Conminamos al honorable diputado (así como a los distinguidos asambleístas que apoyaron el artículo 30) a que compartan con nosotros siquiera una dificultad o riesgo de muerte que ellos estén dispuestos a asumir, en aras de una existencia más humana…


Pelegrín Castillo:
5-El día que se busque un santo patrono para los científicos, se me ocurre pensar en el Apóstol Tomas…… Que con su celebre….. “Tengo que ver para creer”…..”meter mis manos en su costado”,…. manifestó la típica actitud del científico: Afirmó su fe después de observar y comprobar, en la primera manifestación de conciliación de la razón y la fe dentro de la cristiandad.

Denisse Paiewonsky:
Parece un poco ingenuo confundir la incredulidad religiosa de Santo Tomás con el imperativo científico de la verificación empírica –criterio éste que NUNCA ha caracterizado a las religiones, que por definición se basan justamente en la fe, no en la razón…

Hay sin embargo que admirar la temeridad del autor de estas líneas, por atreverse a incursionar en un territorio que ultra-católicos más timoratos evitarían a toda costa (digo yo, por lo de Galileo y Giordano Bruno, por Darwin y los demás científicos listados por siglos en el Código de Libros Prohibidos, etc., etc.)


Pelegrín Castillo:
"6-La libertad humana es un valor que hay que preservar y desarrollar con un marco constitucional adecuado. Pero nunca colocarla en el mismo plano de la vida humana. La libertad existe para la realización plena, superior de la vida humana, no para negarla ni menoscabarla."

Denisse Paiewonsky:
Totalmente de acuerdo. Es por ello que resulta tan moralmente repugnante negarle a una mujer el derecho a interrumpir un embarazo cuando éste amenaza su vida…

Pelegrín Castillo:
7- "La libertad de la mujer sobre su propio cuerpo nunca será un valor superior ni equivalente a la vida del no nacido ….. que es un ser distinto, único, irrepetible…"

Denisse Paiewonsy:
De nuevo, se confunde el dogma religioso con la verdad absoluta… Es un absurdo ético, científico y jurídico plantear que el óvulo fecundado constituye vida humana plena y no vida humana potencial, y que los derechos de este óvulo son equiparables a los de la mujer adulta.

Claro que en una sociedad democrática, la libertad de cultos garantiza a los creyentes religiosos el derecho a asumir como válido este supuesto y a ponerlo en práctica de manera voluntaria en sus vidas privadas. Lo que no está permitido en una sociedad democrática es que un grupo cualquiera pretenda utilizar al Estado para imponerles a los demás sus creencias religiosas mediante la fuerza de la ley.

Y no olvidemos que lo que ha estado y sigue estando en debate en nuestro país no es la libre determinación de la mujer sobre su cuerpo, sino el aborto terapéutico y por violación/incesto. Más nada. ¿Por qué no decir las cosas como son?


Pelegrín Castillo:
8-"La inviolabilidad de la vida desde la concepción hasta la muerte natural no es incompatible con la legítima defensa y el estado de necesidad, que más bien son principios de derecho natural inherente a la vida misma y su defensa. Por eso faltan a la verdad, con profunda mala fe –o quizás por crasa ignorancia- los que alegan que el artículo 30 impedirá salvar la vida de las madres en los embarazos de altos riesgos. ¿Es que no conocen acaso la guía de las principales urgencias obstétricas?..."

Denisse Paiewonsky:
La mala fe y la ignorancia sin duda campean en este debate. De ahí la importancia de señalar lo siguiente:

1) Fue justamente en atención a ‘los principios del derecho natural inherente a la vida misma’ y a las normativas de atención obstétrica vigentes que diversas organizaciones propusieron modificar el Art. 30, manteniendo la defensa de la vida pero retirando la cláusula ‘desde la concepción’.

2) Lo contrario obliga a las mujeres, a las parejas y a los médicos a agotar complicados e innecesarios procedimientos legales y burocráticos, a los que difícilmente tengan acceso los sectores más pobres y excluidos.

3) Claro está que no habría necesidad de apelar a recursos extremos -como tener que invocar la legítima defensa o el estado de necesidad- si no se estuviera constitucionalizando un dogma religioso difícilmente justificable en términos jurídicos y científicos. Ese es, obviamente, el punto fundamental de este debate, y por eso justamente es que se pretende ignorar.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...