Los seres humanos no son tortugas: respuesta ante artículo 30 en Reforma Constitución República Dominicana

"...alegan que el artículo 30 impedirá salvar la vida de las madres en los embarazos de altos riesgos. ¿Es que no conocen acaso la guía de las principales urgencias obstétricas?" Pelegrín Castillo.

También él dice que hay que salvar la vida del feto y no la de la madre cuando exista ese conflicto, pues así lo hacen las tortugas.

Es una frase de un artículo del Diputado Pelegrín Castillo, donde como ya señalé, compara a la especie humana con las tortugas.

El arículo 30 que se quiere insertar donde se plantea la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte, impediría acciones cuando el embrión-cigoto-feto no es factible y la vida o la salud de la madre está en peligro, o hay mal formación del feto.

Precisamente, el artículo 30 no permitiría actuar en estas situaciones, y otras decisiones esenciales a derechos fundamentales.

Por lo menos el Opus Dei además de tener sus representantes y saber negociar, ahora están siendo más claros, y teniendo que teorizar más allá de llamar a los médicos y a las mujeres asesinas y tienen matederos.

Y cuando formemos comisiones, desde el inicio, hay que tomar en cuenta proporcionalidad ideológica, intereses, etcétera.

Si se hace una Constitución así, ¿ le van a poner los 8 incisos aclaratorios de Pelegrín.?

Si nos vamos al reino animal no racional para legislar sobre los conflictos humanos hagamos como hacen las hembras harañas que matan al macho cuando terminan de copular.

____

El artículo completo sobre declaraciones de Pelegrín Castillo

Redacción de Clave Digital
jueves, 30 de abril de 2009

Pelegrín Castillo.
Archivo/Clave Digital.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Pelegrín Castillo, diputado de la Fuerza Nacional Progresista, señalado como el autor intelectual del artículo 30, aprobado recientemente en la Asamblea Revisora de la Constitución, ha salido al frente a las críticas que se le formulan y aclaró su guía para la acción en relación con el tema del aborto, terapéutico o no.

En ocho incisos aclaratorios, Castillo pone los puntos sobre las íes y dice que así como las tortugas protegen sus huevos, sin que sean tortuguitas, es necesario proteger la vida humana desde la concepción, porque de lo que se trata es “del milagro de la vida”.

Pelegrín Castillo afirma que la libertad de la mujer sobre su propio cuerpo “nunca será superior o equivalente a la vida del no nacido”.

A continuación el texto de la declaración de Pelegrín Castillo:

GUIA PARA LA ACCION

Por Pelegrín Castillo Semán

No hay una forma de exclusión social más ominosa, dramática, terrible, definitiva….. que el aborto. Paradójicamente, muchos de los que han articulado un hermoso discurso sobre la exclusión, no lo ven así.

¿Por qué cuando se protegen ciertas especies animales –la tortuga o los bubíes- se protegen sus huevos?: Un huevo de tortuga no es una tortuga, un huevo de bubíes no es un bubí, y sin embargo se cuidan por igual. La respuesta es evidente, el bien jurídico a preservar es la vida como proceso, como ciclo, como especie….Que siempre asume en sus inicios formas microscópicas, invisibles, pero no por eso menos
maravillosas.. ¿Por qué para algunos es tan difícil apreciar el milagro de la vida humana?.

Recuerdo con frecuencia un pensamiento de Raymond Aarón que decía:
“Ciertamente, el hombre hace la historia, pero pocas veces sabe la historia que hace”. Aludía al hecho, tantas veces comprobado, de actores políticos que actúan conforme a sus planes, ambiciones, intereses, pero al interactuar con otros actores, pierden sus rumbos iniciales, así como el control de los acontecimientos.

Pretender que la vida no tenga dolor, ni riesgos, ni dificultades, ni esfuerzos es pretender que no sea humana…

El día que se busque un santo patrono para los científicos, se me ocurre pensar en el Apóstol Tomás…… Que con su celebre….. “Tengo que ver para creer”…. “meter mis manos en su costado”,…. manifestó la típica actitud del científico: Afirmó su fe después de observar y comprobar, en la primera manifestación de conciliación de la razón y la fe dentro de la cristiandad.

La libertad humana es un valor que hay que preservar y desarrollar con un marco constitucional adecuado. Pero nunca colocarla en el mismo plano de la vida humana. La libertad existe para la realización plena, superior de la vida humana, no para negarla ni menoscabarla.

La libertad de la mujer sobre su propio cuerpo nunca será un valor superior ni equivalente a la vida del no nacido ….. que es un ser distinto, único, irrepetible…

La inviolabilidad de la vida desde la concepción hasta la muerte natural no es incompatible con la legítima defensa y el estado de necesidad, que más bien son principios de derecho natural inherente a la vida misma y su defensa. Por eso faltan a la verdad, con profunda mala fe –o quizás por crasa ignorancia- los que alegan que el artículo 30 impedirá salvar la vida de las madres en los embarazos de altos riesgos. ¿Es que no conocen acaso la guía de las principales urgencias obstétricas?

pelegrincastillofnp@hotmail.com

29 de abril del 2009



mildred d
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...