Alternativas ante el abuso a niñas, a niños y a adolescentes

En mi trabajo como Feminista organizada, desde el Núcleo de Apoyo a la Mujer (NAM) y como Trabajadora Social de la Unidad de Atención a la Violencia Intrafamiliar, de género y sexual, de la Fiscalía de Santiago, República Dominicana, me he encontrado con frecuencia con la explotación, el abandono, y el abuso con niñas, niños, adolescentes en situaciones de:

1. Ser el objeto del deseo de descarga sexual de una parte de la sociedad pedófila, que les enamora, o seduce, viola, sin pensar en las consecuencias de un posible embarazo, infecciones, y de que estas/os, luego, se prostituyan, y pierdan el interés por estudiar y/o trabajar.

El seducir, o violar a menores impide, o dificulta, que un día, éstas/os, puedan para tener en un futuro: de autonomía, e independencia económica, seguridad educativa, capacitación, ciudadanía activa y creativa, a plenitud.

2. La inconsciencia de padres y madres, de buscar satisfacer necesidades de conseguir dinero, negociando con hombres pedófilos, y por ignorancia de los supuestos seductores, le ofrecen retirar querellas, o denuncias, no sabiendo que esos procesos pueden seguir por parte del sistema de justicia.

3. Gente negociando desde la trata, vendiendo a menores a prostíbulos.

4. Gente ejerciendo de roles de autoridad, o liderazgo, de diferentes títulos, que abusan de menores, y padres/madres que desisten de los caso, por negligencia, o inconsciencia.

5. Y algunos padres, que es lo que más ocurre, que por el machismo exagerado,  usan a las menores para hacer sentir mal a ex parejas madres, restándole a las relaciones de las hijas/os con las madres.
¿Qué hacer para superar esto?

  • Necesitamos un tejido social que esté alerta con las menores, desde vecinas/os, escuelas, colegios, maestras/os conscientes, juntas de vecinas/os, grupos de mujeres, líderes de la comunidad, de los partidos políticos, ayuntamientos, instituciones de salud,…que detecten, denuncien, y se apoyen en la comunidad, en sus organizaciones, y exijan a las autoridades más programas de apoyo para menores pobres, madres pobres, y que las/os menores no queden en el abandono.  
  • Hay que poner salas de tareas para fortalecer a las/os menores que no les va bien en la escuela, para que no deserten, y mantengan la motivación  para estudiar.
  • Necesitamos promover organizaciones comunitarias de niñas, niños, jóvenes para enrolarlos y contribuir a desarrollar su carácter, sus habilidades lúdicas, artísticas, y capacitaciones técnicas. Son importantes grupos como los scouts, los cabildos juveniles, los clubes deportivos, grupos artísticos, grupos de rescate, pastoral juvenil, clubes de servicios, entre otros.
  • Necesitamos de espacios públicos (hogares, centros de acogida, aún sean temporales) para acoger menores desprotegidos/as, abusados, maltratados, hasta por su entorno familiar, espacios que apoyen la socialización sana en estas edades, menores a los que toda la sociedad debe dar protección. Por ejemplo, los ayuntamientos tienen estas atribuciones según la ley 176-07, y un 4% de sus recursos, especializados, para educación, salud y género. Los ayuntamientos son un espacio de poder local para empezar para iniciar procesos, aún con pocos recursos, y dar el apoyo, aplicando competencias compartidas, por ejemplos, con ONGs y grupos de la comunidad.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...