Las implicaciones de poner en la Constitución que la concepción es inviolable

viernes, septiembre 18, 2009

Triunfó la Inquisición

Luis González Ruisánchez

Esta mañana del 18 de septiembre, una niña síndrome de Down está hospitalizada en la Maternidad Nuestra Señora de la Altagracia, en la ciudad de Santo Domingo, embarazada de su hermano, menor que ella.

Pero no hay nada qué hacer. El Congreso dominicano ha votado ayer a favor de una ley que, aunque no es tema que le incumba a los poderes legislativos en el resto del mundo, prohíbe las interrupciones de embarazos hasta por urgencias terapéuticas, eligiendo legalmente la muerte de la madre que la del feto.
“El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse, en ningún caso la pena de muerte”, dice textualmente el artículo. No importan las razones en un país inundado de incestos y violaciones.

La nueva legislación ahora sólo existe en dos naciones del hemisferio occidental, El Salvador y República Dominicana, un dudoso “honor” medieval que reitera el atraso cultural y la imposición de la peor doctrina católica, aquella que reitera los crímenes del Inquisición y las masacres en nombre de Dios.

La fiesta de los retrógrados es evidente al amanecer de este viernes en Santo Domingo. Los legisladores prefirieron la irresponsable votación a cambio de mantener los favores en las próximas elecciones; matutinos como el Listín Diario subrayaron en titular rojo y enorme de portada “Triunfó la vida”, cuando en realidad es la muerte la que alcanzó la victoria; mientras el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, una de las más obtusas personalidades de la iglesia católica hispanoamericana, brindará con vino bautismal en una de sus copas de oro por el triunfo del conservadurismo peor.



Luis González Ruisánchez
lgruisanchez2000@yahoo.es
lgr1952@gmail.com
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...