Estadísticas sobre mujeres y familia en Brasil: Dilma Rousseff y Pablo Mckinney

El bulevar de la vida

Pablo McKinney

Doña Dilma

“Te procuro como un náufrago, te requiero como un niño, como el mendigo de tus besos que soy. Vuelve ya, que me duele tu ausencia como si me muriera. Y te amo.” D. Joaquín Umbrales. Cádiz, 1953.

Se llama Dilma, nació en Belo Horizonte, Brasil, y es candidata presidencial del PT de Lula, en cuyo gobierno ha sido la jefa de gabinete, la número 2, como Danilo en 96-2000 pero con faldas, y un cuerpo de respeto a pesar de sus cincuenta, pero es brasileña, ¿comprende?

Entrevistada en el diario El País, la señora ha pronunciado unas palabras que quiero repetir para que, -moraitos de envidia-, nuestra clase política, sus señoras y señores, tomen nota y sobre todo coraje de para qué c…. se debe aspirar a gobernar una patria que hasta tiene nombre de mujer.

Esto dijo la muy señora

“Voy a continuar el modelo de Lula pero con corazón y alma de mujer. (…) Para mí la mujer tiene una gran capacidad de cuidar y, al mismo tiempo, de estimular. (…) El programa de asistencia Bolsa Familia (…) por ejemplo, lo gestiona la madre. En primer lugar, porque ella tiene un papel clave en la cohesión de la familia. Y en segundo porque... ¿Acaso usted conoce a una madre que si le dan dinero no lo destine al bienestar de sus hijos? Difícil ¿No? En Brasil, una de las mayores tareas pendientes es la recomposición de los lazos. Con mejorar la situación económica no basta, también hay que reconstruir la familia porque es clave para mejorar la educación, para combatir la delincuencia... (…) En Brasil, privilegiar a la mujer no es una política de género, es una política social. El 30% de las familias están encabezadas por mujeres. El 52% de la población somos mujeres, y el 48% restante son nuestros hijos. (…)

Sabemos cómo construir las condiciones para el crecimiento sostenible. Crecemos al mismo tiempo que distribuimos la riqueza. En Brasil hoy hay movilidad social, la gente sabe que mañana estará mejor. 24 millones de brasileños han dejado atrás la pobreza y otros 31 millones han escalado socialmente. Pero queda mucho por hacer, aún hay 50 millones de personas que cobran por debajo del salario mínimo. Tenemos que invertir mucho en la educación de calidad, porque eso nos permitirá estimular el empleo formal. Este año serán creados dos millones de empleos de este tipo.”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...