Aprendamos de la educación en Finlandia

Hay una política de Estado de animar la lectura. Hay un proyecto de nación colectivo que prioriza la educación.

____

Marzo 7 de 2008

¿Por qué los estudiantes finlandeses son tan listos?

A pesar de tener menos tarea y presión, obtienen los puntajes más altos según una prueba internacional

Por Ellen Gamerman Helsinki, Finlandia.

Los estudiantes de secundaria en esta ciudad rara vez reciben más de media hora de tarea para llevarse a casa. No usan uniformes, no tienen cuadros de honor, el día escolar no inicia con un timbre y no hay cla ses para alumnos avanzados. Hay pocos exámenes estandarizados, pocos padres se preocupan por la universidad de sus hijos y los niños no entran a la escuela sino hasta los 7 años. Sin embargo, según una medida internacional, los adolescentes finlandeses están entre los más inteligentes del mundo. Han obtenido algunos de los puntajes más altos entre estudiantes de 15 años de 57 países que presentaron una prueba de conocimientos. Los jóvenes de Estados Unidos tuvieron un desempeño regular, pese a que los educadores de ese país elevaron sus asignaciones, estándares y reglas. La juventud finlandesa, al igual que sus contrapartes estadounidenses también desperdician horas en Internet, se pintan el pelo y escuchan rap. Pero para el noveno grado tienen un rendimiento avanzado en matemáticas, ciencia y lectura, lo que prepara a los finlandeses a ser los trabajadores más productivos del mundo.

Los finlandeses llamaron la atención con su desempeño en las pruebas trienales aplicadas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, un grupo fundado por 30 países que supervisa tendencias sociales y económicas. En la prueba más reciente, que se concentró en ciencias, los estudiantes finlandeses terminaron en primer lugar en ciencia y segundos en matemáticas y lectura entre 400.000 adolescentes.

En comparación, Chile se ubicó en el puesto 40 en ciencias, México en el 48 y Brasil y Argentina en el 50. En matemáticas Chile ocupó el puesto 44, México el 46, Colombia el 52 y Brasil el 53.

Si se suman los tres puntajes de Finlandia, el país queda en primer lugar, dice Andreas Schleicher, quien dirige el Programa de Evaluación para Estudiantes Internacionales, (PISA por sus siglas en inglés). En los últimos años, la destreza académica de los estudiantes finlandeses ha atraído a educadores de más de 50 países que buscan descubrir el secreto del país. Lo que han encontrado es simple pero no sencillo: maestros bien entrenados y niños responsables. Desde temprana edad, los menores hacen mucho sin supervisión de los adultos. Además, los profesores crean lecciones ajustadas a los estudiantes. "No tenemos petróleo u otras riquezas. El conocimiento es lo que los finlandeses tenemos", dice Hannele Frantsi, directora de una escuela.

Los visitantes y los maestros en entrenamiento pueden ver el sistema en acción desde un balcón que domina una clase en el colegio Norssi, en Jyväskylä, una ciudad en el centro de Finlandia. Lo que ven es un modelo relajado, básico. La escuela, que es un campus modelo, no tiene equipos deportivos, bandas musicales o fiesta de graduación. Fanny Salo, una joven de 15 años que estudia en Norssi, ofrece una imagen de este currículo sin adornos. Fanny es una efervescente alumna de noveno grado a la que le encantan los libros de la serie Gossip Girl, el programa de TV Amas de Casa Desesperadas y mirar ropa en los estantes de las tiendas con sus amigas.

Fanny saca las mejores calificaciones y como no hay clases para estudiantes avanzados, a veces garabatea en su diario mientras espera que los demás la alcancen. A menudo ayuda a sus compañeros de clase que se retrasan. Los educadores finlandeses creen que obtienen mejores resultados si se concentran en los estudiantes más débiles en vez de impulsar a los más dotados. La idea es que los estudiantes brillantes pueden ayudar a los alumnos promedio sin afectar su propio progreso.

Los profesores finlandeses tienen libertad para escoger libros y ajustar las lecciones a medida que moldean a sus estudiantes según los estándares nacionales. Una explicación del éxito de los finlandeses es su amor por la lectura. Los padres de los recién nacidos reciben un paquete de regalo pagado por el gobierno que incluye un libro con ilustraciones. Algunas bibliotecas están pegadas a centros comerciales y un bus con libros viaja a los barrios más remotos, como un camión de helados.




http://www.portafolio.com.co/proy_porta_online/finsemana_porta/porta_wsj_online/2008-03-08/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_PORTA-3801291.html
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...