Joanne Kathleen Rowling y Anthony de Mello: Cómo no desear el suicidio, Meditación No. 29 sobre las pérdidas.

Joanne Kathleen Rowling, la autora de la serie de libros de Harry Potter, quería morir, eso pensó y lo deseó cuando era una veintiañera, ante la pérdida de la primera relación de pareja conyugal que tuvo. Pero tenía una hija, y el amor por ella, y además, el entrar en terapia la salvó. Esta historia la cuenta ella, y la reproduce la BBC de Londres en el siguiente link:

http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/misc/newsid_7310000/7310882.stm

Para acercarme más a ella, a partir de la emoción de vulnerabilidad y la ternura que me conmueve ante esta idea del suicidio que ella tuvo, y también para aprender a través de sus experiencias, quise buscarle más cercanamente y saber que quiere decir JK en su nombre. Me fuí a Wikipedia, allá leí que la J quiere decir Joanne, y K, Katthleen, en honor a su abuela.

Tratando de que amemos con más suavidad la vida, me propongo tratar este tema a partir de lo que pasó a JK Rowling, presentar un resumen de la meditación número 29 del libro Una llamada al amor (Consciencia, libertad y felicidad) de Antohny de Mello.

Lo primero es vivir por vivir, amar la vida toda, y a las personas todas: sin aferrarnos a una idea, a las personas, a un deseo, a una ilusión, a un apego, a un temor, a una creencia; porque eso nos hace ciegos, embotados a la realidad. Joanne Kathleen Rowling tenía una niña a su lado y no podía verla, porque toda su atención, el sentido de su vida, dependía de poseer a su antigua pareja.

Nos dice Anthony de Mello en la meditación número 29:

"¿Has pensado alguna vez que quienes más miedo tienen a morir son los que tienen más miedo a vivir?" Página 120. En este caso, JK Rowling tenía miedo porque había terminado una relación. Entonces, cuando nos aferramos a una idea "...estamos huyendo de la vida". Si no podemos atrevernos a ver una partida, nos aferramos a esa nimiedad, perdemos la perspectiva (meditación número 9).

¿Qué es perder una relación?: "...una pérdida, una desaparición, un marcharse, un decir adiós, te resistes a perder...Y te resistes también a la vida." Páginas 120 y 121.

Porque cuando nos aferramos a algo es porque estamos ignorando que la vida es movimiento, y el apego nos fija, nos estanca, nos vuelve rígidos ; y perdemos flexibilidad, perdemos libertad, el sentido de la dialéctica,...porque la realidad se puede llevar todo, y sin embargo, queremos imponerle "...estabilidad y permanencia". Página 121. En tal sentido recalca Anthony de Mello:

"Si no te aferras a nada, si no temieras perder nada, entonces serías libre para fluir como el torrente de la montaña, siempre fresco, vivo y cambiante". Ididem.

¿Cómo podemos darnos cuenta que estamos apegados a una creencia, a un ser querido, a una ideología, ciegos a toda la vida, y entonces, nos quedamos sin sentido para vivir sin esa persona o esa cosa, o esa idea?: Por el dolor y la aflicción, por no habernos detenido a pensar antes en serio que las cosas pueden cambian, pasar o morir. "Por eso, cuando la vida hace añicos violentamente tu ilusión, experimentas tanto dolor". Ibidem.

"Para vivir debes mirar de frente a la realidad; sólo así te liberarás del temor a perder a las personas y adquirirás el gusto por la novedad, el cambio, la incertidumbre; sólo así se desvanecerá tu miedo a perder lo ya familiar conocido y esperarás y acogerás ilusionado lo nuevo y lo desconocido". Página 122. Hay que afrontar imaginarse la pérdida de las personas, la separación de ellas y de las cosas queridas , y poder: "Darle las gracias, y dile adiós a cada una de ellas". Ibidem.

"Vas a sentir dolor, y vas a sentir también cómo dejas de aferrarte a ello; a continuación brotará en tu conciencia algo distinto: una soledad que crece cada vez más, hasta convertirte en la infinita inmensidad del cielo. Pues bien, en esa soledad está la libertad. En esa soledad está la vida. En ese no-aferrarse está la decisión de fluir libremente, de disfrutar, gustar y saborear cada nuevo instante de la vida; una vida que ahora es más dulce, porque ha quedado libre de la inquietud, la tensión y la inseguridad; libre del temor a la pérdida y a la muerte que siempre acompaña al deseo de permanecer y de aferrarse. Ibid.

Podemos aprender a vivir de las experiencias ajenas, podemos aprender de la experiencia de Joanne Kathleen Rowling, de la sabiduría de Anthony de Mello, del inmenso amor que siento por la vida y las personas, por lo que escribo ésto, y de nuestro deseo de mejorar, que es seguro que tenemos porque estamos compartiendo, leyendo y reflexionando con estas ideas y viviencias.

Hasta ahorita.

Bibliografía:

Antohiny de Mello. Una llamada al amor. Editorial Sal Terrae, 20 ava. España.

Wikipedia. JK Rowling.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...