Margarita Cedeño

El pasado miércoles 2 de noviembre de este año 2011, en el Partido de la Liberación Dominicana (PLD), fue proclamada la señora Margarita Cedeño como candidata a la vicepresidencia de la República Dominicana.

El candidato a la presidencia, señor Danilo Medina, anunció su elección al país, en una Asamblea de ese partido, realizada en un hotel de la ciudad capital.

La elección de una mujer para este cargo es una decisión, que a nuestro entender, significa un avance en la política de Acciones Afirmativas o de cuotas en el desempeño de los partidos políticos dominicanos, tal y como significó en el pasado, la elección de la doctora Milagros Ortiz Bosch como vicepresidenta del país, por el gobierno del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), en el año 2000.

Percibimos la aceptación de acompañar a Danilo Medina, como un gesto de humildad, que contribuye a la unidad de ese partido, luego de que ésta concursara para la candidatura presidencial, habiendo competido con el señor Danilo Medina para ese cargo. La cual es una conducta, que a nuestro juicio, testimonia y ayuda a ejemplos que fortalecen una cultura de cohesión, muy necesaria en la sociedad dominicana, y sobretodo en la esfera política partidaria.

La señora Margarita Cedeño, militante del PLD, es abogada de profesión, madre, compañera del actual Presidente del país, señor doctor Leonel Fernández, y se le reconoce como una profesional sagaz y eficiente.


Se ha destacado por desarrollar una amplia labor social desde el Despacho de la Primera Dama (DEPRIDAM), la cual la ha evidenciado con capacidades de buen desempeño gerencial. También como una persona laboriosa que se caracteriza en sus decisiones administrativas por hacer prevalecer el uso de criterios de racionalidad en la selección de personal por credenciales técnicas y de laboriosidad, y parte del personal de ese Despacho han sido colegas meritorias del área de trabajado social profesional, de la Maestría de Género y Desarrollo del CEG-INTEC, y de otros sectores que aportan atributos de capacidad, y credibilidad.


Tiene un buen aval en la coordinación interinstitucional la cual se acostumbra hacer desde ese Despacho en el desarrollo de proyectos, con ONG del Área de la Mujer, y otras instituciones de servicio, y con el resto del gobierno.

Fruto de su labor se constatan la existencia en toda la geografía nacional de centros tecnológicos comunitarios, fruto de acuerdos con INDOTEL. Estos centros tienen un funcionamiento con servicios de calidad, se destacan, su funcionalidad, y el acceso para sus usuarias/os, al margen del clientelismo político.

Así como también en otras áreas programáticas, actúan innumerables promotores/as que coordinar actividades de capacitación en las comunidades dominicanas. Quien escribe este artículo, como trabajadora social profesional, ha sido partícipe de eventos educativos coordinados por promotores de esta entidad, de manera sumamente descentralizada, en comunidades muy pobres, y sin clientelismo político.

Se reconoce también el desempeño gerencial, de la doctora Margarita Cedeño, para palanquear recursos, y generar una dinámica institucional de ejecución y rendición de cuentas que garantiza el flujo dinámico, de relaciones, de fondos, y de programas.

En caso de que ese partido sea elegido en las elecciones de mayo del 2012, es deseable que la vicepresidencia sea un accionar que fortalezca el marco institucional del Estado Dominicano, que haya una mayor identificación con las definiciones programáticas del Plan Nacional de Igualdad y Equidad de de Género 2007-2017 (PLANEG II), cuya misión, la de hacerlo transversal, es de todo el gobierno, y cuya dinamización es parte del papel del Ministerio de la Mujer (MM).

A pesar de que la Constitución Dominicana de enero del 2010 en su artículo 37 arrebata el derecho fundamental a la mujer a la vida y a decidir como ciudadana, en caso de que se tenga que interrumpir un embarazo; sin embargo, está el acierto, en la misma Constitución, en el artículo 39, en el que se obliga al equilibrio de género entre mujeres y hombres en los cargos públicos del Estado, en las políticas públicas, y se exige el compromiso de hacer real la igualdad en la participación de la mujer dominicana.

Y en esta parte creemos que aporta coherencia a la aplicación de este último artículo 39, la candidatura de una mujer a la vicepresidencia, cuando ya el otro candidato, es un hombre, y ayuda mucho más si se empeñase en aplicar una agenda de trabajo con una política de paridad democrática de género en todo el accionar.

La candidatura de la doctora Margarita Cedeño es un reconocimiento a la mujer dominicana. Lo que contribuye, un poco, a una cultura política democrática de paridad de género en los partidos políticos, en los movimientos locales independientes, en todo el Estado (nivel local municipal, en el Estado: Congreso, Justicia, JCE, gobierno), y en la sociedad civil dominicana.

Las políticas de paridad de género, de manera holística, están pendientes de aplicar con las definiciones programáticas ya contenidas en el PLANEG II, 2007-2017 y en la ley 176-07 para los cargos, actividades, programas, y en la asignación de presupuestos para que todas las instituciones trabajen para superar la discriminación de la mujer, la violencia, los feminicidios, la mayor pobreza, para que se logren los derechos sexuales y reproductivos, el empoderamiento económico, y mayores niveles de ciudadanía de las mujeres.

La elección de la doctora Margarita Cedeño como candidata a la Vicepresidencia de la República Dominicana en el PLD es un avance en la integración de la mujer dominicana en la política partidaria

¡Avancemos mujeres dominicanas en el ejercicio del poder con una perspectiva democrática, con equidad e igualdad de género y de ciudadanía plena!

La autora es Trabajadora Social y ciudadana.


Ver, también, en el link:

http://www.elmunicipio.com.do/contentsreflex.aspx?key=609
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...