Pensamiento crítico dentro del proceso bolivariano en Venezuela: Posición del ex Ministro de Defensa Raúl Isaaías Baduel

En Venezuela, el general Raúl Isaaías Baduel, ex Ministro de Defensa de las FFAA, no está de acuerdo con la ampliación de los poderes al Presidente en algunas áreas, como son lo de las definiciones de territorio.

Las posiciones críticas, dentro del mismo proceso Bolivariano, ayudan a la profundidad, y a contrarrestar un exceso de consenso, que puede no ayudar a rectificar rumbos. En esta entrevista Baduel, luce como parte del pueblo, sincero, prudente...Seguiremos observando a Baduel. Acá un pensamiento crítico, el cual el Movimiento Bolivariano tiene que tomar en cuenta, aún lo descarte, advierte, está alerta; el pensamiento crítico si es a favor del pueblo ayuda.

Acá lo que dice:

_____

TAL CUAL DIGITAL.COM Venezuela,
Miércoles 21 de Noviembre de 2007


La reforma es una oferta insincera


El ex ministro de Defensa, Raúl Isaías Baduel, pide un debate más profundo sobre el proyecto de modificación constitucional y advierte que se le pretende quitar
poder al pueblo

Patricia Clarembaux


Cuando el general en jefe (r) Raúl Isaías Baduel apareció en las pantallas de televisión, los venezolanos quedaron sorprendidos.

No podían creer que el recién salido ministro de la Defensa, mano derecha del presidente Hugo Chávez estuviera allí, sentado y exponiendo argumentos
en detrimento del proyecto de reforma constitucional. Más sorprendida aún quedó su familia, pues desconocía que el padre, esposo y abuelo tomaría esta postura. Pero él asumió el reto del silencio, como buen militar.

Terminaron todos en casa por manifestarle su apoyo, pese a los reclamos de aquel secreto. Él sólo pensó que en el mundo del soldado, aquello se justificó para "preservar el secreto de las operaciones".

- ¿En qué consistió esa reflexión en la que estuvo desde el 18 de julio cuando entregó Ministerio de la Defensa?

-Nos trasladamos a Maracay con la familia y estuvimos en un proceso de reflexión. Se presenta este tema de la reforma y pienso 'caramba, no podemos ser indiferentes ante esto'. Buena parte de esa reflexión se centró en lo
individual, pero también con algunos amigos que nos visitaron para conversar. Ahí fui tomando un conocimiento más exhaustivo de lo que se estaba planteando.

- ¿Cómo quedó su relación con el Presidente luego del discurso de entrega de cargo el 18 de julio? ¿Hubo regaños, llamados de atención?

-El señor Presidente ordenó publicar mis palabras, pero hay una versión a la que le hicieron algunos retoques al texto original, incluyendo el "patria, socialismo y muerte" al final. Yo había escrito de mi puño y letra "Que Yahvé, Elohim de los ejércitos bendiga y resguarde por siempre la República Bolivariana de Venezuela. Señoras, señores, infinitas gracias". Ese fue uno
de los retoques, más otras alusiones al Presidente, pero siempre me referí a él como señor Presidente, comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas. Nunca de otra manera.

- ¿Usted ya venía distanciándose del proyecto político del presidente Chávez una vez que dio su discurso de entrega de cargo?

-No hablaría de distanciamiento. Tengo el honor de haber sido uno de los fundadores del movimiento que concretó todo este proyecto y llevó al cargo al señor presidente Hugo Chávez. Democracia plena y verdadera. Eso es lo que
nos planteamos y fuimos construyendo en la Constitución Nacional de 1999. Pero ahí es donde comienzan mis interrogantes. ¿Por qué imprimirle un cambio?

-Usted planteó que en socialismo había que enseñarle a la gente a generar la riqueza...

-No podemos repartir lo que no podemos producir, ni podemos acostumbrar a la gente a que esté aceptando las cosas como dádivas. Un Estado dadivoso y un pueblo acostumbrado. Ya tuvimos una experiencia en la Cuarta República, con aquellos destellos de la gran Venezuela. Comenzamos teniendo los más altos ingresos petroleros, pero el país terminó en quiebra. Ahora también tenemos
una circunstancia de una renta petrolera elevadísima. ¿Vamos a repetir los mismos errores del pasado? No estoy en desacuerdo con las misiones, pero debemos revisar muy bien cómo se instrumentan. No podemos tirar recursos
valiosísimos para el país en sacos rotos.

- ¿Cómo evalúa usted el camino hacia el socialismo del siglo XXI en este momento?

-No tenemos un elemento objetivo para valorarlo. En aquella tribuna alerté sobre el destino de nuestro país. ¿Hacia dónde queremos que vaya? ¿A copiar modelos que han sido desastrosos y han causado profundas heridas en las
sociedades donde se instrumentó?

- ¿Cuáles han sido los errores del socialismo venezolano?

-Precisamente ahí está la incertidumbre. Hasta ahora nos hemos quedado en lemas, en consignas. Debemos señalar los principios generales. Yo, Raúl Baduel, pienso que tiene que ser profundamente democrático, con el acento en
lo social, en los venezolanos y venezolanas, que sea la persona humana el objeto y motivación de todas las acciones. Bien la Constitución da el marco para desarrollar ese modelo socialista, pero definámoslo. Cuando ahora planteamos la nueva geometría del poder se indica que el primer mandatario va a tener la potestad única de designar territorios federales, comunas, nombrar quienes van a estar frente a ellas, darles los recursos. Pregunto yo ¿va eso en sentido progresivo con nuestra Constitución? Si así seguimos revisando la propuesta, no niego que haya beneficios laborales, que apoyo, pero no puede ser un dulce amargo como para decir que te damos esto, pero te quitamos aquello.

- ¿Apoya este tipo de beneficios dentro del proyecto de reforma?

-No los niego. Tienen un sentido progresivo, pero hay otra cosa. Eso se podría lograr inmediatamente tomando como base esta Constitución y mediante leyes orgánicas u ordinarias que el Poder Ejecutivo y Legislativo podrían
empeñarse en instrumentar. Hay una oferta insincera. No podría estar en desacuerdo con los beneficios para la masa laboral del país porque tienen un sentido progresivo. Pero ahora viene la pregunta de ¿por qué no los hemos instrumentado? Estamos en deuda con esta Constitución.

El camino de las armas

-Volviendo al momento en que terminó sus labores en el ministerio, ¿lo dejó menos o más politizado de lo que está ahora?


-El balance tendrían que hacerlo los integrantes de la Fuerza Armada. Se le ha pretendido atribuir a la FAN un rol que no le está dado. Siempre hice esfuerzos sostenidos por predicar y practicar en el seno de la institución que el mandato que nos dio el pueblo venezolano está en la Constitución Nacional vigente. El 328 señala que estamos al servicio de la nación y en
ningún caso al servicio de parcialidad política alguna. Debemos evitar en grado sumo eso, que se generen los mecanismos que puedan crear tendencias a pensar que la institución está al servicio de una parcialidad porque estamos al servicio de los supremos intereses de la nación. El pueblo venezolano delegó en la FAN la custodia de las armas de la República y el patrimonio de la administración de la violencia legal y legítima del Estado. Por lo tanto, como administradores que somos debemos asumirlo con un sentido profesional.

-En la rueda de prensa del lunes pasado pareció que usted hacía un llamado de atención a la Fuerza Armada a no tomar un rumbo equivocado en el uso de las armas...

-Como soldado que alcanzó la más alta jerarquía en la estructura de la FAN, que tuvo el honor de servir en los más altos puestos de su estructura de mando no puedo menos que hacer votos porque prive la sensatez y la cordura. Alerto al pueblo para ser cuidadoso y no pretender darle un papel que no le corresponde y que sería riesgoso para la estabilidad de la nación.

- ¿Hay movimientos subversivos de parte de militares retirados? Se dice incluso que luego de su aparición en rechazo a la reforma le habrían propuesto que liderara esta agrupación...

-No he tenido contactos más que amistosos con compañeros. Ya casi no podemos sorprendernos de cuántas cosas se nos atribuyen.

-Usted dijo que de aprobarse la reforma constitucional se estaría aprobando un golpe de Estado. La propia Constitución que usted exigió respetar en abril de 2002 establece que los militares tienen la función de defender la seguridad de la nación y mantener el hilo constitucional. ¿Cuál debe ser el rol de la FAN si el 2 de diciembre se aprueba esta reforma?

-Mi aspiración es que la FAN esté atenida al contenido del artículo 328. Constituye una institución esencialmente profesional, sin militancia política, organizada por el Estado para garantizar la independencia y soberanía de la nación y asegurar el espacio geográfico. Preservar el hilo constitucional es un deber de todos los ciudadanos. A veces caemos en la trampa. Anteriormente, en la cuarta república, casi como una frase rimbombante, se decía que la FAN debía garantizar la institucionalidad democrática. Ése no es su rol porque de ser así la estás poniendo como árbitro, como la última instancia porque es la que tiene el garrote en la
mano. La FAN está al servicio de la nación venezolana, en ningún caso al de persona y parcialidad política alguna. Sus pilares son la disciplina, la obediencia y la subordinación. Pero esa disciplina, obediencia y
subordinación no son sumisión ni obediencia ciega a parcialidad o persona. Es una obediencia a los supremos intereses de la nación venezolana toda. Estoy seguro de que un amplísimo sector de nuestra FAN está consustanciado con ese mandato.

- ¿Cuál es su balance de la Fuerza Armada actual?

-Si vamos a la estructura, puede haber individualidades que hagan manifestaciones de inclinarse más que por los principios del deber, hacia un parcialidad. También procuré de una manera mesurada contener esto dentro de
la FAN y el ejemplo más típico es el de los lemas que se instrumentaron. Nadie puede decir que Raúl Baduel se plegó a estar repitiendo lemas ajenos al espíritu de la FAN.

Poder o no poder

- ¿Cómo le explicaría concretamente al pueblo que se le están restando facultades con esta Constitución?


-El pueblo debe estar claro que este evento comicial, cualquiera sea el resultado, no afecta la permanencia del Presidente en su cargo. Tienen derecho de apoyarlo, pero la honestidad debe privar en todos los sentidos. Si una porción significativa del pueblo ha puesto su confianza en el señor Presidente, no es honesto que le queramos hacer ver que con el evento del 2 de diciembre se le está ratificando en la primera magistratura.

-En la marcha del domingo 4 de noviembre, los afectos al Presidente decían que ellos tienen el poder y que no se lo iban a dejar quitar. ¿Cómo les explicaría que el pueblo sí perderá poderes con la reforma?

-Cuando la propuesta le da al Presidente la autoridad de elegir autoridades que, en el marco de esta Constitución, las elige el pueblo, mediante voto popular, mediante la consulta al pueblo. Esa es una manera de despojarlo del
poder. El propio Libertador hizo alertas al respecto en aquel momento. Les dijo que desconfiaran de aquella persona que quisiera asumir un poder amplísimo. Si nos remitios a una familia, es como si un solo miembro de la
familia pudiera disponer de decisiones trascendentales y no diga: 'Vamos a reunirnos en familia para discutir, para ver qué vamos a hacer con los ahorros que tenemos, con los bienes que tenemos'. Quizás de esta manera tan
coloquial se pueda entender lo que quiero transmitir al pueblo venezolano.

- En la oposición, mucha gente sigue creyendo en un CNE amañado, en que el voto no vale y que la forma de protesta debe ser la abstención. Por eso se plantean: ¿para qué voy a votar si ahora aparece Baduel reafirmando la idea de que la reforma en sí misma es un acto inconstitucional?

-No es una mentira que la mayoría de los miembros de la directiva del CNE se identifican con la tendencia política del Gobierno. Eso es un hecho objetivo. Pero también en las elecciones del 2006, los factores que
objetaron al presidente y tuvieron acceso a las auditorías reconocieron que el sistema era confiable y que los resultados les eran adversos. Estamos en una confrontación asimétrica, pero es la única opción que tenemos, salir a votar masivamente por el no. La indiferencia y la abstención favorecen al sí.

Baduel renovado

- ¿Qué hay detrás de la aparición de Baduel?


-Luego de que fijé mi posición, el asunto se ha remitido a descalificarme. Para algunos obedezco a factores foráneos; para otros a factores de poder dentro del país, como para cazar incautos. No perdamos el tiempo en eso.
Centrémonos en que las consecuencias de lo que podría pasar si se aprueba esta reforma el 2 de diciembre. Por eso llamo a la gente a informarse sin prejuicio y a considerar mis planteamientos.

- ¿Quiénes conforman su equipo de trabajo?

-Primero Dios supremo, hacedor de todas las cosas y algunos de mis amigos que lo hacen de colaboración de motu propio porque yo les dije que no quería
perturbarles sus actividades económicas o de trabajo.

- ¿Quién financia los viajes y actividades de Raúl Isaías Baduel?

- Aquí nos hemos financiado nosotros mismos...

- ¿Qué siente usted cuando le cierran las puertas de hoteles?

-Las cosas se banalizan, se centran en la persona y no en el mensaje. Yo aspiraría que se centraran en abrir un amplio debate pues no me considero dueño de la verdad.

- ¿Qué opina usted del movimiento estudiantil?

-Reconozco el espíritu combativo, pero también he tenido encuentros muy casuales con ellos. En la Universidad de Oriente les pedí me permitieran hacerles unas consideraciones. Les dije que eran válidas las protestas, pero les dije que pensaran en un cómo, en una manera de protestar que los exponga menos a la violencia.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...