Populismo y autoritarismo: Ernesto Laclau y Carlos (Nacho) Álvarez

Ernesto Laclau: "El autoritarismo ha provenido del neoliberalismo, no del populismo"


© Clarín

El politólogo Ernesto Laclau, con el ex vicepresidente Carlos "Chacho" Alvarez, se presentaron en la Feria en una charla auspiciada por la Revista Ñ y Clarín. Ambos coincidieron en que un nuevo horizonte se está gestando en América latina. Vea un fragmento de sus intervenciones en el blog Diario de la Feria.

Un llamativo y contagioso optimismo ante la actual coyuntura política de América latina marcó el encuentro entre el filósofo político Ernesto Laclau y el actual presidente de la Comisión de Representantes Permanentes del Mercosur, Carlos "Chacho" Alvarez, que se realizó el sábado en la Feria del Libro, como parte del ciclo "Argentina y América latina. Un continente frente al bicentenario", organizado por la Revista Ñ y Clarín.

Laclau, autor de Emancipación y diferencia (1996), expuso algunas categorías que ha desarrollado para analizar el nuevo escenario planteado desde principios de siglo en América latina. "El populismo no es un concepto peyorativo: es la construcción de un pueblo a partir de una pluralidad de demandas sociales", insistió Laclau, quien desarrolló este tema en su libro La razón populista (2005).

Si el populismo se caracteriza por la movilización popular, su contracara es el polo institucional, donde las demandas son absorbidas una a una mediante la administración de los conflictos. "En un régimen político volcado exclusivamente hacia este polo, los conflictos y las negociaciones entre los grupos son reemplazadas por el gobierno de los expertos", dijo Laclau, quien dirige el Centro de Estudios del Discurso y las Identidades Sociopolíticas de la Universidad de San Martín. Y explicó que "ambos extremos son perjudiciales. El problema de toda sociedad democrática y popular es cómo llegar a cierto equilibrio".

Su diagnóstico es que América latina hoy puede llegar a combinaciones satisfactorias. Para que esto suceda, llamó a la militancia, "porque la responsabilidad no es sólo del gobierno sino de la sociedad en su conjunto. Tiene que movilizarse para apoyar el proceso de cambio. La movilización en apoyo a las retenciones, por ejemplo, fue mínima y muchos sectores que se consideran progresistas actuaron con una pasividad enorme, cuando redistribuir el ingreso tiene que ser un proyecto político conjunto, no puede ser una decisión técnica".

Laclau remató recordando, frente a los fantasmas del autoritarismo, que en las últimas décadas éste "ha provenido del neoliberalismo y no del populismo".

Por su parte, Alvarez señaló que "en Sudamérica se encuentran las principales novedades políticas a nivel internacional". En principio, porque "los pueblos han reaccionado de manera muy homogénea. En los países donde la crisis económica arrastró al sistema de partidos, como Bolivia, Venezuela y Paraguay, surgieron líderes que apuntan a establecer una nueva relación entre las
sociedades y el Estado, a reinstalar la política por sobre la economía". Luego destacó la "mayor autonomía respecto de los centros de poder", fundamentalmente del FMI y de los Estados Unidos, "lo cual es muy bueno, porque nunca estuvimos como socios para el desarrollo
sino como parte trasera de un juego geopolítico". Y marcó que asistimos a un cambio gradual "hacia un mundo multipolar, políticamente más plural".

Laclau acordó con Alvarez y advirtió que "el Mercosur y la integración continental es el destino de las democracias latinoamericanas". A la vez recordó que "en 2005, en Mar del Plata, el proyecto del ALCA fue derrotado" y lo consideró una muestra de que "la unidad continental comenzaba a ser una alternativa de la que depende el futuro de la democracia en el continente".

Finalmente, agregó que "democracia y populismo van a avanzar paralelamente en la imagen política del continente".
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...