La vida de las mujeres que requieren de la interrupción de un embarazo no puede depender de la opinión pública: Foro Feminista de la República Dominicana


En República Dominicana, a una joven de 16 años, de nombre Esperanza, que sufre de leucemia (cáncer en la sangre) y tiene 9 semanas de embarazo, se le venía retardando la aplicación del tratamiento de la quimioterapia.
Cristóbal Rodríguez, abogado Constitucionalista, expresa, que  la Constitución y la Convención de Belén do Pará establecen derechos fundamentales para la madre, de: autonomía, libertad, y dignidad si su vida y su salud peligra, por encima del nasciturus, o embrión-feto-cigoto. Así lo expone en su libro "La interrupción del embarazo: Análisis Constitucional para el debate, PROFAMILIA, 2012.
Se intuye que existían y existen temores a las consecuencias legales de la penalización total del aborto establecido en el Código Penal desde 1948, y por la interpretación que se viene dando al artículo 37 de la Constitución del 2010 que dice que la vida de la concepción o nasciturus es intocable.

Finalmente los sectores médicos y el Comité de Ética que viene interviniendo en el asunto decidieron aplicar la quimio a la jovencita llamada Esperanza.

 La sociedad, los grupos de mujeres están en alerta roja,  por el tratamiento que se le viene dando en el sector salud al problema luego de aprobado el artículo 37, se informa que no es el primer caso donde la vida de las mujeres se ha puesto en peligro después del artículo 37 aprobado en el 2010. En este caso la acción de aplicar la quimioterapia puede afectar al feto, y se vacilaba por lo que dicen estos dos instrumentos jurídicos: el Código Penal y la Constitución.
Lourdes Contreras, activista feminista del Centro de Estudios del Género del INTEC, Santo Domingo


El Foro Feminista, la Colectiva Mujer y Salud, PROFAMILIA, el Nücleo de Apoyo a la Mujer (NAM), el constitucionalista Cristóbal Rodríguez Gómez, CE-MUJER, el Centro de Estudio del Género (CEG) del INTEC, la Sociedad de médicos ginecólogos y obstetras, la doctora ginecóloga  feminista Lilliam Fondeur, Susi Pola, activista feminista y abogada, son parte de las instituciones y del liderazgo nacional que vienen demandando la despenalización del aborto por causales de protección de la vida y de la salud de la madre.
Magaly Caram directora ejecutiva de PROFAMILIA


Aquí se ha venido presionando con la posición del Vaticano de que el feto tiene más dignidad o la misma dignidad o derechos que la mujer, o que Dios es que debe decidir este asunto, pretendiendo dejar a las mujeres sin atención adecuada, pues se plantea que ambas vidas deben salvarse, y dejar eso al azar.

Mujeres teólogas y otras católicas como son las integrantes de la organización "Por el derecho a decidir de las mujeres", son tendencias cuestionadoras dentro de la Iglesia Católica, que cuestionan el estatus quo oficial del Vaticano y que se hizo eco en RD, en alguna/os de sus representantes conservadores sobre derechos de las mujeres, y que no militan en la participación propia de una democracia plena para las mujeres.

En un Estado laico, determindas creencias religiosas no deben dirigir el Estado, el cual debe preservar la vida de las mujeres según dice la misma Constitución en diferentes articulados.

Sergia Galván activista social de los derechos de las mujeres en la República Dominicana

Desde el Movimiento de mujeres organizadas se ha venido exigiendo sea eliminado ese artículo 37 de la Constitución, pues el mismo se presta a interpretaciones que pone la vida de las mujeres que tiene que interrumpir un embarazo en peligro. Así lo expresó la dirigente de la Colectiva Mujer y Salud, Sergia Galván, quien dejo que la vida de las mujeres no puede estar dependiendo de la opinión pública. La Constitución modificada en el 2010 en su artículo 37 dice que la vida desde la concepción es intocable, y se estuvo entendiendo que si un tratamiento afecta a la vida potencial esto no es permitido.

Este concepto de vida intocable del feto o del nasciturus fue defendida en el pasado por sectores religiosos, principalmente de la Iglesia Católica. Pero ante este hecho los señores Luis Rosario y Nicolás de Jesús  López Rodríguez, vocerosde la jerarquía de este sector religioso dijeron que la vida de la joven está primero.

Sacerdote Católico Luis Rosario

 Lo cual ha ido aclarando al sector médico, y se espera que sean más seguros y prestos a salvar la vida de las mujeres. El debate ya casi generalizado en toda la sociedad dominicana, viene obligando a dilucidar el asunto por quienes impulsaron el mismo con imágenes extorsionadoras, a decir de un expositor en el Congreso en ese entonces, señor Cándido Simón. Pues se ponían fotos de los procedimientos médicos de cómo se tiene que hacer un aborto, imágenes no deseadas por nadie.

Cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, República Dominicana

"No obstante, en la República Dominicana, estamos en época de Reforma del Código Penal, y en la propuesta del liderazgo conservador dominicano que hace causa con la parte de las religiones anti derechos sexuales y reproductivos, yace en el Congreso de la República Dominicanay en la propuesta se insiste en la penalización a todas las causales de interrupción del embarazo.

Las causales que el Movimiento de Mujeres ha venido defendiendo, dentro de los tres meses del embarazo porque afectan la vida, la salud mental y la dignidad de la mujer, son:

1) -Vida de la madre. Esta causal  las mujeres ganaron en el derecho a que su vida es prioritaria con respecto al feto, pues estos sectores religiosos conservadores dieron un reculón que dieron con el caso de la joven Esperanza.

En los casos de embarazos que violentan la integridad de la mujer, y es sólo ella quien debe decidir si ese acto no la daña emocionalemnte, y no atenta contra su dignidad y la esencia de su personalidad como ser libre, están:

 2) Violación.

3) -Incesto.

 4) -Inseminación o cualquier embarazo no consentido.

En el documento de Cristóbal Rodríguez Gómez, él agregó:

 -Mal formación del feto (sugerencia del Constitucionalista Cristóbal Rodríguez Gómez en el libro de PROFAMILA La interrupción del embarazo: Análisis Constitucional para el debate, publicado en julio del 2012 lo planteó como sugerencia en su documento que escribió para PROFAMILIA).


La lucha es larga expresó el Constitucionalista Cristóbal Rodríguez Gómez, pues se trata de conquistar la definición de la Constitución, de tratados, de derechos humanos, sobre la libertad de de creencias, propia de un Estado Laico.

Veamos la noticia de la BBC

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2012/07/120726_dominicana_quimioterapia_embarazada_jgc.shtml?print=1

El dilema de aplicar quimio a una paciente embarazada

Redacción


BBC Mundo

 Jueves, 26 de julio de 2012

Tratamiento de quimioterapia

Según los médicos, los tratamientos de quimioterapia a mujeres embarazadas siempre afectan al feto.

En República Dominicana, una adolescente de 16 años con 10 semanas de embarazo fue objeto de una polémica en torno a la quimioterapia que requería y las consecuencias del tratamiento para su hijo.

La joven, identificada como Esperanza, lleva varias semanas internada en un hospital, el Centro Médico para Maestros.
Persona recibiendo el tratamientod e la quimioterapia


Por tratarse de una menor de edad, no se saben muchos detalles sobre Esperanza, pero su caso levantó controversias en el país, debido lo que algunos interpretan como una prohibición constitucional del aborto.

El artículo 37 de la misma dice: "El derecho a la vida es inviolable desde la concepción hasta la muerte. No podrá establecerse, pronunciarse ni aplicarse, en ningún caso, la pena de muerte".

Por esa razón, la joven estuvo varias semanas sin recibir el tratamiento de quimioterapia para no provocar un aborto, lo cual fue criticado por grupos feministas, en medio de un debate nacional que incluyó a la Iglesia Católica, tradicionalmente opuesta al aborto.
Una consecuencia no deseada

El médico Jaime Escobar, director del Doctorado en Bioética de la Universidad del Bosque de Bogotá, Colombia, dijo a BBC Mundo que "si ella necesita la quimioterapia, se la tienen que hacer. Como consecuencia, seguramente va a haber un aborto espontáneo".

"La quimioterapia va a afectar de todas maneras al producto de la concepción, pero es una consecuencia secundaria", agregó Escobar. "Si están haciendo un bien a la mamá tratando de protegerla, habría una secuela negativa y casi siempre termina en el aborto que tendrían que realizar".

La Iglesia Católica en República Dominicana indicó "que se haga todo lo posible para salvar a la muchacha, sin la necesidad de practicar un aborto directo", como sugirió el cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez.

El cardenal reafirmó que la Iglesia se opone al aborto, pero en caso de que Esperanza pierda al bebé como consecuencia de la quimioterapia, no sería considerado un aborto.

Cuando la adolescenste fue hospitalizada, los médicos se encontraron ante un dilema no sólo ético, sino constitucional, de comenzar el tratamiento o no.

El doctor Pedro Sing, uno de los médicos que atienden a Esperanza, confirmó a los medios locales que ya está siendo tratada con quimioterapia desde el viernes pasado. El tratamiento incluye uso de esteroides, antibióticos y transfusiones.

El caso de Esperanza no es el primero ni será el último, pero no es tan común.
La madre primero

El doctor Escobar expresó que la quimioterapia "usualmente tiene todos los grandes riesgos" para el feto y, aunque "no son tan usuales sí suceden estos casos en que se producen los embarazos y aparece también la enfermedad en la madre y se da preferencia al tratamiento de la madre".

"Eso es lo que básicamente se ha hecho y sigue siendo válido desde mi punto de vista. La secuela que pueda tener sobre el producto de la concepción es un efecto secundario que no es el deseado, pero que sucede porque estamos tratando a la madre. Esa es la situación casi siempre", precisó.

De todos modos, organizaciones como Colectiva Mujer y Salud insisten en la vida de una mujer no puede depender de la opinión pública.

Sergia Galván, representante de dicha agrupación, denunció que los médicos se sintieran intimidados por las consecuencias legales y las presiones religiosas de iniciar un tratamiento, incluso cuando ya había sido autorizado por el Ministerio de Salud Pública.

La mayor crítica fue al hecho de que se desperdiciaran días cruciales antes de empezar el tratamiento.

En una entrevista publicada por el sitio oficial de Colectiva Mujer y Salud, Galván afirma que "detrás de todo esto están el Articulo 37 y el Código Penal" y exige una modificación inmediata.


BBC

BBC © 2012
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...