¿Qué pasó en Haití en el período 1990-2004? Una visión del ex militar golpista Guy Philippe

Como un servicio de Steven Gehy esta primera parte de la entrevista tarducida.

Peter Hallward hace esta entrevista a Guy Philippe. Como dice el entrevistador, está muy interesado en develar los años 1990-2004 en Haití (Mwen men bagay-lo mismo yo). En estos días está circulando la información en Haití que la DEA ha detenido a G Philippe, relacionan esto con el libro que piensa publicar, son decires. Pero acá podemos ir siguiendo recogiendo percepciones para algún día sacar conclusiones fundamentadas. Luego coloco la segunda parte traducida por el haitiano Steven Gehy y aparece en Foros Clave Migración.

Acá está el link de la entrevista de G. Philippe en inglés.

http://www.haitianalysis.com/2007/3/25/insurgency-and-betray al-an-interview-with-guy-philippe

Acá traducida una primera parte.

Insurrección y traición: Una entrevista con Guy Philippe

Guy Philippe era comandante de la policía nacional haitiana a partir de 1995 hasta el 2000, y en febrero de 2004 él condujo una insurrección armada que ayudó a derrocar el gobierno de Jean-Bertrand Aristide.

Peter Hallward es profesor de filosofía en la universidad de Middlesex en el Reino Unido, y el autor de un libro sobre la política haitiana reciente intitulado: “Damming the Flood: Haiti and the Politics of Containment”.

Peter Hallward: Cuando Aristide fue elegido presidente en 1990 él prometió liberar Haití de la herencia dictatorial de François y de Jean-Claude Duvalier y de su milicia de los “tonton macoute”; Cuando él estaba saliendo del país, el 29 de febrero 2004, los críticos de Aristide denunciaron que su régimen había llegado a ser justo como la dictadura que pretendió sustituir. Esto es muy polémico, y como muchos observadores extranjeros interesados en su país he estado intentando comprender lo que realmente sucedió entre 1990 y 2004. Usted desempeñó un papel decisivo en este período confuso de la historia haitiana - usted es la persona que condujo la campaña militar que preparó la tierra para la expulsión dramática de Aristide. Estoy agradecido para su ayuda en contestar a mis preguntas, especialmente puesto que usted sabe muy bien que no comparto su punto de vista político.

Guy Philippe: Gracias por escribir un libro acerca de mi país. Pienso que es esencial que la gente aprenda la verdad. Usted puede hacerme todas las preguntas que usted quiera pero usted debe prometer incluir todo lo que digo, y no dejar nada fuera. De nadie tomo órdenes; usted puede preguntarme cualquier cosa que usted desea y responderé con mi franqueza habitual. Estoy hoy orgulloso de saber que si no fuese por mí y algunos jóvenes estudiantes, Haití todavía estuviera sufriendo bajo una completa dictadura. Sé que he salvado el país. Si no fuese por la traición de nuestros políticos tradicionales, aquellos que firmaron un acuerdo antipatriótico con Francia y los Estados Unidos, entonces el país estaría hoy en una posición mucho mejor. Juzgarán a esta gente - Andy Apaid, Evans Paul, Paul Denis, Lesly Voltaire - un día ante el tribunal de la historia. En cuanto a mí, hice lo que tenia que hacer, y en lo que fuese necesario, lo haría otra vez.

PH: OK, le haré un montón de preguntas, y yo prometo no alterar o no acortar sus respuestas. Realizo, también, que para protegerse contra sus enemigos, hay ciertas cosas que usted no está todavía en la libertad a decir, y que usted ha tratado de muchas de estas cosas en un libro que usted ha escrito ya intitulado, “El tiempo de los perros”, que usted planea publicar en algunos años. Antes de ocuparse de los acontecimientos de 2004, quisiera ir de nuevo al principio, a 1990. ¿Cuándo Aristide fue elegido la primera vez, era usted ya parte del ejército? ¿Usted desempeñó un papel en el golpe que lo derrocó en 1991?

Gp: No, en 1990 todavía no me había integrado el ejército. Desafortunadamente algunos periodistas extranjeros que no toman su tiempo para comprobar sus fuentes, han dicho que estuve implicado en el golpe 1991. No es verdad: Seguía siendo un estudiante, en Puebla México. Integré las Fuerzas Armadas de Haití como cadete en Ecuador, en 1993.

PH: ¿Cuándo usted salió de Haití para México? ¿Por qué usted fue allí?

Gp: Seguí los pasos de mis dos hermanos mayores, que fueron allí a estudiar medicina. Fui allá en diciembre de 1990.

PH: ¿Por qué usted emprendió una eventual carrera militar?

Gp: He soñado siempre ser un soldado. Amo al ejército y espero que mis niños se hagan soldados también.

PH: ¿Cómo usted reaccionó cuando Michel François y Raoul Cédras condujeron al ejército haitiano a derrocar Aristide el 30 de septiembre de 1991?

Gp: Como dije no estaba en Haití en ese entonces sino que no pienso que Cédras estuviese correcto en lanzar un golpe de Estado. Él entonces gobernó Haití por tres años, y estos años fueron catastróficos para el país en todos los sentidos. Cédras y sus hombres no tenían ninguna meta específica. En 1992 incluso participé en una demostración organizada por Jesse Jackson, llamando para el regreso al orden constitucional, en Little Haití en Miami.

PH: Después de acabar sus estudios en México usted ganó una beca para estudiar en Quito, Ecuador. ¿Es allá que conoció a personas como Gilbert Dragon y Jacky Nau, que seguían siendo sus colaboradores más cercanos una década más adelante? ¿Qué usted hizo mientras que usted estaba allí? ¿Usted va para el entrenamiento militar, o para el entrenamiento de la policía?

Gp: Conocía Jacky Nau mucho antes de irnos a Ecuador, puesto que fuimos a las mismas escuelas primarias y secundarias (St. Louis de Gonzague); éramos más adelante vecinos. Somos muy viejos amigos. Todavía estaba en México cuando Jacky me dijo que solicitara una beca a la academia militar en Ecuador, y que él podría ayudar para recomendarme porque él estaba en buenos términos con el cónsul haitiano en Quito. Solicité y fui aceptado en la Escuela superior de la policía de Quito, y he estudiado allí de septiembre de 1992 hasta agosto de 1995.

PH: ¿Qué clase de cosas usted estudió alla?

Gp: Me especialicé en la preservación y la restauración del orden público en un Estado democrático.

PH: Mucha gente dice que los americanos utilizan Ecuador como base militar para entrenar al personal militar o paramilitar de los países que comparten sus intereses estratégicos, como un campus en el extranjero para su escuela de las Américas. Personas como Stan Goff ( un veterano especial de las operaciones de los E.E.U.U. que condujo un régimen de las fuerzas especiales en Haití en 1994) que la “7th US Special Forces Group” de los E.E.U.U. lleva un número de programas de entrenamiento en Ecuador. ¿Usted participó en cualquier programa? ¿Usted tuvo relación con personal militar de los E.E.U.U. durante estos años?

Gp: No había soldados de los E.E.U.U. en Ecuador. Usted tiene que entender la situación en algunos de estos países en America Latina. Son muy patrióticos, y es duro imaginar a cadetes militares americanos dando entrenamiento al personal en Ecuador. Ecuador no es como Haití: en Ecuador hay un sentido fuerte de patriotismo y de deber nacional. Desafortunadamente, en Haití no es así.

PH: Por lo que sé los E.E.U.U. tienen actualmente por lo menos 17 bases militares en América latina y el Caribe, incluyendo la base aérea de Eloy Alfaro en Manta, Ecuador (que el nuevo gobierno de Ecuador ahora esté intentando cerrar). ¿Pero a pesar de muchos informes que dicen lo contrario, usted no tenía ninguna relación real con los militares de los E.E.U.U. a partir de 1992-95?

Gp: Ninguna.

PH: Aristide volvió a Haití en octubre de 1994, en compañía de los infantes de marina de los E.E.U.U.. Él comenzó rápidamente a disolver al ejército que lo había derrocado, y lo reemplazó por la nueva Policía Nacional Haitiana (PNH). Primero le designaron como comandante de la policía en Ouanaminthe (en el otoño de 1995), después usted se trasladó a la vecindad de Delmas en Puerto-au-Pri'ncipe (1997-1999), antes de pasar un año en Cabo Haitiano (2000). Estos años en el desarrollo del PNH son muy polémicos. Alguna gente acusa a los americanos de interferir con el reclutamiento y de intentar minar la autoridad del gobierno; otros dicen que Aristide y otros políticos de Lavalas intentaron manipular la policía para sus propios propósitos. ¿Cuál era su propia experiencia?

Gp: No diría que los americanos intentaron controlar el país después de 1994; era mas bien, Aristide quien invitó a 23.000 Marines que vinieran a Haití para que él recupere el poder. Es normal que una fuerza de ocupación impondría ciertas condiciones. Usted no puede invitar a 23.000 soldados extranjeros a su país y esperar preservar su independencia, no es posible. En todo caso es Aristide que entonces entregó a los americanos el país en una bandeja - La Teleco, Lal Minotérie, La Policía nacional, el USP, USGPN, nuestro orgullo nacional como gente, nuestra soberanía, todo. Aristide dijo siempre que él amó a los pobres pero después de 14 años en el poder, las condiciones de la vida para el campesino y para la vida del pobre en los tugurios urbanos había empeorado. Él dio todo a la burguesía mafiosa de Puerto Principe y se dejó corromper por las embajadas extranjeras. ¿Usted sabía que Aristide ordenó el asesinato de la Sra. Durocher Bertin en Marzo de 1995, algunos días antes de la llegada de presidente Clinton?

PH: ¿Pensé que Aristide permitió que el FBI investigara su asesinato, y que no se pudo determinar quién la mató realmente?

Gp: Yo era policía en jefe en Delmas en 1997 y sé qué sucedió. ¿Usted sabía que Aristide también pidió el asesinato de Pasteur Leroy (un líder, con Hubert de Ronceray, del partido “Movilización para el desarrollo Nacional en agosto de 1996? Yo era el comandante de la policía en Delmas en 1997 y conduje la investigación; tengo los nombres de los asesinos, y trabajaron todos en el palacio nacional. Como resultado de la presión de la embajada de los E.E.U.U. fueron despedidos, pero en 2001 fueron traídos nuevamente dentro de la Policia nacional haitiana (PNH). Aristide intenta fingir que él tenía problemas con los americanos pero le digo que no es la verdad. Los americanos protegieron siempre Aristide, desde 1994. Su propia seguridad personal fue garantizada por los soldados americanos. Aristide privatizó a todas las compañías públicas grandes para satisfacer los gringos y el FMI. La compañía del cemento fue privatizada, por ejemplo, y tenemos que importar hoy el cemento cuando lo producíamos en Haití. La Minotérie (productora de harina) fue vendida escandalosamente a la burguesía y hoy la harina llega de las importaciones de los E.E.U.U., etc.

PH: Mucha gente conviene que estas privatizaciones no estaban en el interés nacional de Haití, pero pienso que era Préval y no Aristide quien acepto las demandas de los E.E.U.U. y del FMI para privatizar las compañías del cemento y de la harina. Y Aristide y Préval entonces resistieron la presión internacional adicional de privatizar otras utilidades públicas de Haití (la compañía del teléfono, compañía de la electricidad, autoridades portuarias, aeropuerto.... etcétera).

Gp: Aristide nunca ofreció una resistencia verdadera a la presión internacional. Todos sabemos que cuando Préval era presidente a partir de 1996 a 2001 era Aristide quien tomaba todas las decisiones. De mi parte, tengo que reírme cuando escucho la gente diciendo que fui ayudado o que tomé órdenes de extranjeros. Las únicas órdenes que sigo vienen de mi propia conciencia y ofrecí mi vida para que construyamos un Haití nuevo. Aristide tenía la ocasión de ser nuestro Thomas Sankara pero él permitió que fuera comprado por los enemigos de Haití.

PH: En el verano de 1996 algunos ex soldados, encolerizados por la desmovilización del ejército, intentaron derrocar el gobierno de René Préval (quién reemplazó a Aristide en febrero de 1996). ¿Usted desempeñó un papel en estos acontecimientos?

Gp: En 1996 oí que había planes, que se preparaba un golpe de Estado, y Leon Jeune y Pasteur Leroy estaban al frente de este movimiento. Estaba en Ouanaminthe en ese entonces y no desempeñé un papel importante en la operación de la policía contra ese golpe; por otra parte la policía arrestó a Jeune en 1998, cuando era jefe de la policía en Delmas.

PH: Lo transfirieron a Delmas en 1997. ¿Cuáles eran sus prioridades?

Gp: En Delmas mis prioridades eran restaurar una atmósfera de la paz, y asegurarme que las leyes del país fueron respetadas. Fuimos brillantemente acertados. El ejército Rojo (pandilleros) fue neutralizado en Cité Soleil, Delmas 32, 33 y 75 fueron pacificados, y la gente comenzó a tratar a los agentes policiales con más y más respeto.

PH: Algunos grupos de derechos humanos (por ejemplo Human Rights Watch) dijeron que usted debe tal éxito a una utilización de métodos violentos, y algunos policías bajo su comando fueron acusados de ejecuciones extrajudiciales. ¿Es esto la verdad?

Gp: Usted debe pedir que hacen un informe sobre operaciones de la policía en lugares como los E.E.U.U., Canadá, Francia y Rep. Dom. y después que comparen sus procedimientos con los míos. Respeté siempre las leyes de la República. Human Rights Watch también dijo que pertenecí a una escuadrilla de la muerte en el 1980, como oficial del Ejército haitiano, cuando en ese entonces, tenia 12 años de edad. Esto prueba que algunas de estas organizaciones no son creíbles.

PH: ¿Cómo usted describiría la situación en la PNH en 1998/99? En 1999 había mucha tensión entre Dany Toussaint, el comandante anterior del de la fuerza policial interina de Aristide, y el hombre de la seguridad de René Préval, Bob Manuel. ¿Usted tuvo que eligir un lado en un cierto punto?

Gp: No, nunca tuve que elegir entre Dany Toussaint y Bob Manuel, y serví siempre mi país sin pertenecer a este o a aquel grupo. Trabajé debajo de los oficiales superiores que desearon el profesionalismo de la PNH y lo serví leal al extremo. Si tuviera que hacer una opción en 1999 entonces diría que habría ido del de Bob Manuel, puesto que él es alguien para quién tengo mucha admiración y mucho respecto.

PH: En octubre de 2000, el gobierno de Préval acusa a Usted y a los demás provenientes de Ecuador de planear otro golpe de Estado. ¿Qué sucedió?

Gp: Usted tiene que recordar que había sido testigo de las irregularidades cometidas durante las elecciones fraudulentas en mayo de 2000, y Anthony Nazaire y otro comandante cuyo nombre no recuerdo había pedido que, a favor de Aristide, de hacer explotar la oficina electoral en el departamento norteño. Había visto cómo Aristide permitió que su seguidor Ronald Cadavre humillara a Jackie Nau, comandante de la policía y mi amigo, y había sido un testigo de a todas las maniobras antidemocráticas del tirano Aristide, incluyendo el asesinato de ese pobre hombre en Tabarre, que Aristide ordenó que mataran para que él pudiera apropiarse de sus tierras y construir su universidad. Fui testigo del asesinato de Marie Christine Jeune, y lloré cuando mataron a mi amigo Bazile Berthony. No hay duda que estaba listo entonces para apoyar la oposición a Aristide en todas sus formas.

PH: ¿Usted decidió entonces, junto con Nau y algunos otros, intentar derrocar el gobierno antes de que la situación siguiera empeorando?

Gp: No teníamos ningún plan para un golpe de Estado contra Préval. Después del choque con Ronald Cadavre decidimos que debíamos intentar parar que el país cayera nuevamente dentro de la dictadura.

PH: En octubre del 2000 la embajada de los E.E.U.U. advirtió a Préval contra usted. ¿Pero, cómo usted manejó salir del país, sino con la ayuda de la Embajada de los E.E.U.U. o de la Rep Dominicana?

Gp: Cualquiera que alertó Préval, debió haberlo dicho que no deseábamos eliminarlo, sino que deseábamos arrestar a Aristide el 7 de febrero de 2001. Advirtieron a Aristide, que puede ser que hayamos hablado con Préval o con su jefe de la policia, Pierre Denizé sobre sus propios planes con respecto a Préval. Salí del país en octubre del 2000 entonces para salvar a Préval. He explicado todo esto en mi libro.



FOTOS DE GUY PHILIPPE
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...