¿El Estado Laico en peligro en Turquía?

Turquía: presidente islamista

El Parlamento de Turquía elegió a Abduullah Gül como su primer jefe de Estado islamista en la historia de la república laica, pese a los temores de que su elección amenaza al sistema secular del país.

El hasta ahora ministro de Relaciones Exteriores ganó por mayoría la tercera votación del Parlamento.

Poco después de su victoria, Gül tomó posesión de la jefatura de Estado y juró lealtad a la democracia y a la República secular.

La Unión Europea (UE) expresó su beneplácito ante la elección del ex islamista, a la que calificó de paso positivo en la campaña de Turquía para entrar en el bloque comunitario.

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, indicó que Gül podía dar nuevo ímpetu a las negociaciones con la UE mediante el "progreso en varias áreas clave".

Sin embargo, el europarlamentario Joost Lagendijk, que encabeza la delegación del Parlamento Europeo para Turquía, pidió que Gül garantice a sus críticos que no se convertirá en una amenaza al orden secular del país.

Un camino difícil

El ahora presidente de Turquía ha tenido que avanzar un camino nada sencillo en los últimos meses.

El jefe de las fuerzas armadas de Turquía advirtió el lunes que "fuerzas del mal" tratan de socavar el estado laico.

El general Yasar Buyukanit, sin embargo, no dio a conocer los nombres de quienes estaban "tratando de corroer la naturaleza laica de la República Turca".

La candidatura de Gül a la jefatura de Estado fue muy polémica.

El ejército, que se considera el guardián del laicismo turco, ha derrocado cuatro gobiernos en los pasados 60 años.

Ésta fue la segunda advertencia de los militares en los últimos meses.

Preocupación

En abril las fuerzas armadas expresaron su preocupación aunque Gül, -el candidato del gobernante partido AK, de raíces islamistas-, no logró obtener por un mínimo margen el apoyo suficiente de los parlamentarios para convertirse en presidente en la primera vuelta de votaciones.

Por su parte, Gül había prometido respetar las instituciones turcas, tal como lo juró este martes al tomar posesión de la presidencia.

El consiguiente distanciamiento entre el partido AK y las agrupaciones laicas en el parlamento desató una crisis política que obligó a celebrar elecciones anticipadas en julio.

El AK ganó las elecciones de manera convincente y nuevamente presentó la candidatura de Gül, actual canciller, para el cargo de que ahora ocupa.

Representantes de los sectores militar y laico de Turquía habían expresado su oposición a Gül, un musulmán devoto, pues creen que tiene una agenda islamista oculta.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...