Las medicinas genéricas son las que convienen al Seguro Familiar de Salud, no posposición del Seguro Familiar de Salud: Pedro Luis Castellanos

Ante los nuevos obstáculos para aprobar el Seguro Familiar de Salud: Comunicación del especialista en Salud

Pedro Luis Castellanos

Amigos(as),

Se acerca el 1 de septiembre, fecha establecida (después de 12 posposiciones de fechas establecidas por "consensos") para el inicio del régimen contributivo del seguro familiar de salud. Como es costumbre, cuando a base de concesiones a intereses particulares se logra "resolver" las observaciones de quienes se han opuesto a dicho inicio, aparecen nuevas observaciones de los mismos o diferentes sectores.

Ahora aparecen grupos ligados al negocio de los medicamentos planteando dificultades y solicitando la posposición. Utilizan las mismas tácticas de otros, mienten o exageran para justificar la defensa de sus intereses particulares, en algunos casos inconfesables, a fin de negociar las mejores ventajas posibles antes del inicio del régimen contributivo.

Los problemas a resolver son: a) Elevado gasto de bolsillo de los presupuestos familiares por medicamentos (alrededor del 60% del gasto privado en salud) y b) Alta fragilidad y desregulación del sector de producción, importación y comercialización, lo que se traduce en abusivas manipulaciones del mercado, lo que conlleva a precios diferenciales de venta de los mismos medicamentos muy elevados en diferentes farmacias, y a manipulación de la opinión pública y de la prescripción en favor de determinadas marcas de productos.

Para que el SFS produzca los resultados esperados es absolutamente necesario que se cumplan dos aspectos esenciales:

a) Establecer y respetar precios de referencia para los medicamentos básicos, cubiertos por el SFS. Si esto no se hace las manipulaciones del mercado conllevarán a que la cobertura para medicamentos en el SFS se agotará rápoidamente y las familias tendrán que cubrir los medicamentos con su presupuesto. Los precios de referencia deben tomar como base los precios de PROMESE (genéricos con controles de calidad asegurada) e incrementarles (pare el régimen contributivo) los márgenes razonables de ganancia que correspondan a los productores y a los distribuiodres y expendedores al detalle. Estos márgenes podrían ser negociados sobre una base razonable, pero eliminar la obligatoriedad de los mismos sería contrario al interés público.

b) La obligatoriedad de que los médicos prescriban con el nombre del principio activo (aunque no es lo mismo, es mas o menos prescribir con los nombres genéricos de los medicamentos y no con marcas comerciales. De esta forma, el farmacéutico con actituid decente podrá y deberá afertar al usuario la variedad de productos disponibles para ese principio activo o genérico, incluyendo los de marcas comerciales. la decisión sería del usuario, pero poco a poco aprenderá cuales decisiones el ofrecen ventajas financieras y terapéuticas, sobre todo en aquellos medicamentos de uso habitual y en enfermedades crónicas.

Debo decir que esto no es novedad. Es la práctica en muchos países, incluyendo USA. Es más, en muchos países es prohibido que los médicos prescriban marcas comerciales, sobre todo debido a que la mayoría de las marcas comerciales de cada medicamento en realidad son variaciones o agregados de otros sustancias que no tienen o no mejoran la eficacia terapéutica pero si aumentan los precios de venta.

Si el gobierno cede en estos dos puntos, se introducirán serios riesgos en la estabilidad del sistema, pero además se perdería otra oportunidad de avanzar hacia un sistema de salud mas racional, mas orientado a las necesidades de la población y con mas base en los conocimientos y experiencias técnicas.

No es cierto que se pretenda establecer un monopolio de PROMESE". Es curioso que las acusaciones a PROMESE hace pocos años se referían a que sus medicamentos eran supuestamente basura de mala calidad, hoy las acusaciones se refieren a que su espacio en el mercado va creciendo, ya que no se puede acusar de mala calidad.

Este argumento "todas las farmacias deben dispensar medicamentos para el SFS" dispara a una sombra. Por el contrario, lo que están es anteponiendose, con un disparo de salva, para alarmar a la población y negociar por debajo la eliminación de los dos puntos esenciales que ya mencioné. No nos dejemos agarrar nuevamente por tontos.

Todos y todas esperamos que por fin se de inicio al régimen contributivo del SFS. Que no se posponga un día mas, y que se ponga un paro a las concesiones a intereses particulares que afectan los intereses de la ciudadanía.

De lo que se trata es de cambiar un sistema de salud que es abusivo y que no responde a nuestras necesidades y realidades, que se organiza en función de las máximas ganancias de los interesados y no de la máxima efectividad sobre nuestros problemas. Lo que aspiran los diferentes sectores interesados es precisamente que "todo cambie para que todo siga igual", es decir que nada cambie en realidad mas allá de algunos cambios cosméticos.


Dr. Pedro L. Castellanos
"Un mundo mejor es posible"
IDESARROLLO. República Dominicana



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...